DIPUTADO PIDE A MILITARES DE EEUU BASE MILITAR JUNTO A BOLIVIA

El presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados de Paraguay, el oviedista José López Chávez, reconoció haber negociado con generales de Estados Unidos, llegados a Asunción tras la destitución de Fernando Lugo, la instalación de una base militar de ese país cerca de la frontera con Bolivia, país al que acusó de una "carrera armamentista".

López Chávez, alineado con el ex general golpista y actual senador Lino Oviedo, justificó sus gestiones en que Bolivia constituye "una amenaza para Paraguay debido a su carrera armamentista", según cita la agencia estatal boliviana ABI.

La propuesta de instalar una base militar en el Chaco paraguayo salió a luz el viernes pasado, luego de un encuentro entre referentes de la Comisión de Defensa de Diputados y un grupo de generales de Estados Unidos, que llegó a Asunción para abordar eventuales acuerdos de cooperación con el nuevo gobierno del presidente Federico Franco, informó el diario asunceño ABC.

López Chávez, uno de los más firmes impulsores de la destitución por el Congreso del presidente Lugo, sostuvo que las conversaciones con los militares estadounidenses aún no definieron el tema, pero ése "ha sido puesto a consideración del Pentágono".

El legislador oviedista, pareció revivir los fantasmas de la guerra que entre 1932 y 1935 libraron Bolivia y Paraguay por la disputa del Chaco Boreal, recordó la agencia noticiosa boliviana.
Ochenta años después de aquella conflagración que costó la vida a 100.000 hombres de ambos ejércitos, López Chávez consideró necesario montar una instalación militar estadounidense en esa zona despoblada "para mejorar la propia seguridad nacional".

El titular de la comisión de Defensa de la Cámara de Diputados de Paraguay comentó que el eventual acuerdo con Washington incluiría, además, ayuda humanitaria de un contingente estadounidense a la población local.
"En 15 días o un mes se podría tener novedades sobre el diálogo entre las partes", estimó López Chávez.