LA INVERSION SE MANTIENE FUERTE

Pese a los agoreros, Argentina crece

Pese a los agoreros, Argentina crece
Ministra de industria, Débora Giorgi

Según informó el Ministerio de Industria, la economía creció 5,2 por ciento en el primer trimestre del año y el nivel de inversión se ubicó apenas por debajo de la marca récord alcanzada en 2011, con una cifra equivalente al 24 por ciento del PBI.

Una cosa es decir que el crecimiento económico se desaceleró durante 2012 –lo cual es cierto y reconocido oficialmente– y otra muy distinta, que “la inversión cae y se acentúa el deterioro de la economía” como así lo expresa una nota del diario La Nación a la que la cartera que conduce Débora Giorgi salió a responder números en mano.

En Industria subrayan que entre 2003 y 2011, Argentina marcó un “crecimiento económico inédito, que si bien se desaceleró en 2012, marca un nuevo récord en valores absolutos”.

Entre 2003 y 2011, el crecimiento acumulado del período fue del 95 por ciento.

Entre enero y marzo pasado, el PBI argentino marcó un avance de 5,2 por ciento, mientras que el de EEUU subió 2 por ciento; Alemania, 1,2 por ciento; y Francia, 0,3 por ciento.

Por el contrario, en el primer trimestre de 2012 la economía italiana retrocedió 0,3 por ciento y la de España, 0,4 por ciento.

En el Ministerio de Industria sostienen que la “reindustrialización” fue uno de los pilares del crecimiento de la economía y que a pesar de los niveles récords con los que se cotejan, la evolución actual sigue siendo “positiva”.

EL PIB industrial marcó en los primeros cuatro meses de 2012 un avance de 1,6 por ciento respecto a igual período de 2011.

A nivel internacional, en EEUU la mejora de este indicador fue de 5,3 por ciento respecto al primer cuatrimestre del año pasado, seguido por México, con el 4,3 por ciento; y por Chile, 3,5 por ciento.

En tanto, el PIB industrial de Francia retrocedió 0,9 por ciento, en Italia, -6,6 por ciento; en España, -6,4 por ciento; y en Brasil, -2,8 por ciento.

“La inversión, por su parte, acompañó al modelo económico argentino y le dio sustentabilidad para un crecimiento de largo plazo, y sigue en 2012″, afirman en Industria.

A modo de ejemplo señalan que en 2011 la “inversión alcanzó niveles récords2 con el 24,5 por ciento del PBI, la mayor de los últimos treinta años.

En maquinarias y equipos, la inversión fue equivalente al 12,2 por ciento del PBI, con lo que marcó un nuevo máximo histórico.

En el primer trimestre de 2012, la inversión/PBI fue del 21,4 por ciento en Argentina, mientras que en EEUU fue del 13,5 por ciento; en Alemania del 16,2 por ciento y en Brasil del 19 por ciento.

En 2011 el comercio internacional también más que duplicó su participación en el PBI respecto a los números de la década del 90. En los 90 era del 17 por ciento del PBI, mientras que el año pasado trepó hasta el 35,5 por ciento.

Las exportaciones llegaron al récord de 84.269 millones de dólares, un valor cuatro veces mayor al promedio de los ‘90.

Las importaciones, por su parte, también fueron récord en 2011, con 73.922 millones de dólares.

En este ítem, en los cinco primeros meses de 2012, el saldo comercial de Argentina refleja una mejora de 33 por ciento respecto a igual período de 2011.

EEUU, por su parte, registra una baja de 8 por ciento en lo que respecta a su saldo comercial frente a enero-mayo del año pasado; Brasil retrocede 26,4 por ciento y Chile un 49 por ciento.

El nivel de empleo también es resaltado por las autoridades del Ministerio de Industria. Los colaboradores de Giorgi recuerdan que “Argentina finalizó el 2011 con la menor tasa de desempleo de las últimas dos décadas”.

A esto se suma la mejora del poder adquisitivo respecto a otros países de la región, a partir de aumentos acordados vía paritarias del 24 por ciento promedio.

A lo que se suma el fuerte incremento del salario mínimo vital y móvil del orden del 820 por ciento entre 2003 y 2011.

La política destinada a impulsar el consumo interno también mostró sus frutos, debido a que explicó dos tercios del crecimiento del PBI entre 2003 y 2011.

En ese período, las ventas en los shoppings creció por cuatro, mientras que en los supermercados fue tres veces mayor.

Otro sector multiplicador de mano de obra, el automotriz, también reflejó fuertes mejoras: se multiplicó por cinco la venta de autos 0 kilómetros entre 2003 y 2011, con una marca record de 857 mil unidades vendidas durante el último año.

Entre las medidas y políticas activas adoptadas entre diciembre pasado y junio de 2012, en el Ministerio de Industria señalan la modificación de la Carta Orgánica del Banco Central que permite a la entidad monetaria que “su accionar no quede limitado a la preservación del valor de la moneda sino que tender al desarrollo económico con equidad social.

También destacan la sanción y reglamentación de la Ley de Tierras Rurales, la declaración de Interés Público Nacional al logro del autoabastecimiento de hidrocarburos y Recuperación del Control de YPF y la creación del Programa Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Única Familiar (ProCreAr), entre otras cuestiones.










politica