El delantero italiano fue retratado en Saint Tropez en muy buena compañía, mientras fumaba y bebía alcohol.

Las vacaciones de Balotelli

“No me pidan que sea un modelo. Los padres deben ser modelos”. Lo había dicho el temperamental Charles Barkley en una propaganda de los 90, pero su frase se adecua perfectamente al estilo de vida de Mario Balotelli. El delantero del Manchester City y la selección de Italia sigue demostrando que no tiene ningún interés en tener una imagen pública acorde a la de un deportista profesional.

italia

Balotelli, reciente figura en la Italia subcampeona de la Euro, fue retratado ahora por el Daily Mirror durante sus vacaciones en Saint Tropez en un marco previsible: tomando alcohol y fumando, mientras una apetecible muchacha le realiza un masaje. Las imágenes recorrieron el mundo y las críticas volvieron a llover. A él, poco parece importarle todo esto, mientras sus goles sigan desparramándose por las canchas del mundo y, fuera de las canchas, pueda divertirse a su manera.