Floppy Tesouro vuelve para revalidar sus título de mejor cola natural y abrirla a nuevos comentarios. “Hay mucha cola hecha en el ambiente, pero la mía es totalmente natural y por eso me encanta mostrarla”

Floppy es Adicta al sexo





explica mientras por las dudas ya va poniendo las manos contra la pared, “y no me incomodan para nada las cosas que me dicen por la calle, lo que pasa es que soy de las que no cuentan nada pero soy muy sexual, si fuera por mí lo haría todos los días.” Voluntarios sobran, pero taladrar ese ojete no es fácil. “No todos me pueden llevar el ritmo, soy mandona y me gusta cabalgar arriba y te dejo de cama!” amenaza Floppy, que además aclara que la entrada al parque de diversiones que tiene por ojete no es barata. “El nivel adquisitivo que tengas es importante, la plata está buena” reconoce Floppy, “todas en el medio quieren tipos con guita y yo no puedo estar con alguien que no tiene nada.” Pero poné la tarasca tranquilo que ese ojete no tiene precio y el servicio viene garantizado. “Nada de hacerlo rapidito, yo le pongo mucha actitud, besos por todos lados, me entrego por completo” dice vendiéndose Floppy, “me doy por completo para que la pases bien, soy muy buena amante porque soy muy fogosa, en la cama acepto todo.”



floppy


Explotan las tetas de Floppy! No, en serio, ya pasó. “Se me reventó un prótesis hace un tiempo” dice Floppy, “la pasé mal pero después sobraban voluntarios para el ablande!”

Acorralada contra la pared en tetas y portaligas, Floppy Tesouro se ve perdida y trata de pedirte clemencia, pero el tiro le salió por la culata. O mejor dicho, le entraste como tiro por la culata porque cuando te miró con carita de “date el gusto pero despacito porque yo vivo de mostrar el ojete y no puedo salir en las fotos con la escarapela de cuero a la miseria” en realidad te incentivó para hacerle un verdadero desastre en el nudo del globo, no sólo porque ese orto lo merece, sino para vengarte de los photoshopistas complicándole la tarea.


Culo


“Me fascina hacer estas producciones, me permiten sacar toda mi faceta de femme fatale” dice Floppy admitiendo su putez, “las primeras fotos sexy que hice fueron vestida de cowboy en una granja bien al estilo de Pasión de Gavilanes, en cada nueva toma la cowgirl se iba quedando sin ropa, me fascinó hacer esas fotos y sé que fueron muy comentadas en Internet.” Y así, de puro culo, Floppy saltó a la fama aunque ahora diga que quiere -adivinaste- ser actriz. “No me conformo con ser sólo una bomba sexual” explica la ex Cola Reef, “ahora también canto, bailo y actúo porque decidí tener una carrera más amplia.” Y vos con gusto le ampliarías los cantos a esta guacha de putez temprana. “Ya de chiquita sabía lo que quería ser y le pedía a mi familia que me filmaran” recuerda Florencia, “el físico me ayudó mucho, pero igual no quiero que vean sólo como una bomba sexual porque cambié, antes buscaba lo pasional pero hoy busco cariño, compañerismo y amor verdadero.” Y guarda porque si te creíste esa te pueden llegar a vender un buzón con una ranura tan grande y abierta como la de Floppy, que admite su inocencia es un personaje. “En “Qué Gauchita es mi Mucama” hago de una nena que frente al papá es una santa pero cuando él se va se desata una fiera” explica la ex Gran Hermano, “y en lo personal soy parecida, juego al amor pero puertas adentro en la intimidad soy lo más gauchita que hay.” Y guarda que esta gauchita sabe montarse al pingo como ninguna. “En el mete y ponga soy un diez, soy muy buena amante!” dice con orgullo guachesco, “sé que no vale que lo diga yo, pero te aseguro que en la cama le pongo mucha actitud, rindo al máximo y doy todo.” Y eso incluye esa cola que Floppy dice va a seguir entregando en privado y en fotos al público. “Me gusta muchísimo que me la festejen y además mostrar mi cuerpo me gusta y me hace bien” dice Floppy de su Tesouro, “nada es para siempre, pero mientras la tenga firme voy a seguir mostrándola!”