SE PROFUNDIZA LA TOMA DE CONTROL DE LA EMPRESA POR PARTE DEL GRUPO ARGENTINO ESKENAZI

YPF busca ahora una imagen más argentina: ya no será Repsol YPF

La petrolera volverá a su nombre histórico. Y recuperará el uso del azul y blanco.

YPF busca ahora una imagen más argentina: ya no será Repso

YPF vuelve a su nombre original. Ya no será más Repsol YPF, sólo se llamará YPF. El patronímico español desaparecerá de los logos de los uniformes, de la papelería comercial y de los camiones. Ya es parte del pasado en el sitio de Internet de la petrolera, que ahora es YPF.com. Es parte del proceso de toma de control de la compañía que llevan adelante los socios argentinos, los Eskenazi, que ya recambiaron a la mayor parte de los máximos ejecutivos de la empresa.

Cuando se fundó, fue Yacimientos Petrolíferos Fiscales. En los 90, con la privatización, pasó a ser sólo YPF. Cuando llegaron los españoles, la renombraron Repsol YPF. "La marca comercial en el país, sin embargo, siguió siendo siempre YPF, y ese es el logo de las estaciones de servicio --explican en la empresa--. Sin embargo, los camiones, los tanques, los campos petroleros habían incorporado el logo rojo y naranja de Repsol".

Eso ya empieza a ser parte del pasado. Esta semana cambió la dirección en internet de la empresa. Antes, el sitio de la petrolera era un espacio dentro de la web de Repsol, donde había que seleccionar "Argentina". La dirección era repsolypf.com. Ahora la web es www.ypf.com, y todos los empleados de la compañía cambiaron su dirección electrónica.

El proceso no termina ahí, claro. "Desde el año pasado ya se venía estudiando la buena identificación que tienen los consumidores de YPF con los colores azul y blanco", señalan voceros de YPF. El estudio Fontana, uno de los más grandes del país en diseño de imagen, había trabajado un diseño al respecto. Y ahora se aplicó. Esto es, hay nuevo logo. El anterior, impuesto por los españoles, tenía bajo la sigla YPF una doble raya, una azul, y otra amarilla, que remitía a los colores de los españoles. Ahora, es sólo la sigla en azul sobre fondo blanco, o en blanco sobre fondo azul. Como una referencia a los colores de la bandera argentina.

"Estamos avanzando en la imposición de la nueva imagen en toda la empresa --especifican en la petrolera--. Por ejemplo, en todos los tanques de combustible. Pero pintar un tanque de los grandes cuesta entre 100 y 200 mil pesos. Y es parte de un mantenimiento bianual. Así que a los que les toca ahora, se les pinta el logo nuevo, y al resto se les pega uno encima del viejo". Así, en Aeroparque ya puede verse la nueva imagen.

La medida podría ser sólo una decisión estética. O un gesto con aires nacionalistas. Pero esconde un trasfondo más profundo.

En febrero, el grupo local Eskenazi se hizo del 14,9% de la compañía. Pese a que su participación es minoritaria, tomaron el control de gran parte de la estructura empresaria. Pusieron hombres suyos en el máximo nivel de Finanzas, Recursos Humanos, Compras, Relaciones Externas y Jurídicas. Repsol se quedó con las direcciones de Química, Refinación y Exploración y Producción. El cambio de logo es parte del mismo proceso: dar a la empresa una nueva imagen.

Ahora están recambiando los uniformes de trabajo y, a medida que se acaba, la nueva papelería lleva el nuevo logo. Pero con las estaciones de servicio la nueva imagen puede demorarse. Es que requiere una inversión grande, y se hará en forma paulatina. Por ahora están en la etapa de análisis de la implementación. "De todas maneras --dicen algunos de los ejecutivos que están montando la operación--, primero tenemos que garantizarnos que en todos los surtidores haya combustible, y recién después podemos pintarles un logo nuevo".

Fuente
http://www.clarin.com/diario/2008/09/06/elpais/p-01754450.htm