Durísima campaña en Estados Unidos contra el embajador argentino
Argüello es blanco de una intensa campaña de los bonistas enfadados con Argentina. La explicación a Perfil.com

Campaña Contra Argentina en EEUU

El embajador argentino en los Estados Unidos, Jorge Argüello, es blanco en las últimas horas de una intensa campaña por parte de los lobbistas tenedores de bonos congregados en una asociación conocida como ATFA (American Task Force). En varios periódicos de altísima influencia en los círculos políticos de Washington han puesto una enorme solicitada en la cual se compara los dichos del representante argentino contra otras citas de varios otros congresistas republicanos, el Juez de Manhattan Thomas Griesa y hasta del mismísimo presidente Barack Obama cuando éste retiró a la Argentina del sistema de preferencias por no abonar unos fallos del CIADI a dos empresas norteamericanas.

“Esto es una campaña que han organizado para debilitar la posición argentina”, comentó el embajador a Perfil.com. “Son los fondos buitres que quieren ganar fortunas con los bonos que compraron por centavos y están haciendo todo tipo de maniobras, incluyendo esta inusitada campaña en la cual se nota han puesto importantes recursos”. La solicitada se publicó en los influyentes The Hill y Político.

En realidad es la primera vez que los lobbistas van directamente contra la figura de un embajador y quizás se relacione con los cambios que viene haciendo la representación argentina en los últimos meses. Desde que asumió en Washington, Argüello ha recorrido los despachos de casi todos los congresistas norteamericanos, publicado un libro junto al ministro Hernán Lorenzino – presentado en la capital estadounidense hace unas semanas-, enviado centenares de cartas, creado un newsletter e inclusive tiene planeado estar presente en las futuras convenciones políticas, tanto republicanas como demócratas, donde se lanzan los candidatos a presidente.

La AFTA en su solicitada cita una frase de Argüello donde afirma que Argentina "ha cumplido todas sus obligaciones internacionales", frase relacionada con los efectos del canje de bonos argentinos defaulteados y luego refinanciados hace ya más de una década.

“Ya conocemos a esta gente y la Argentina los seguirá resistiendo” afirmó el embajador. “Ellos quieren engordarse con la desgracia ajena y hasta pretenden interferir en la relación entre los dos países con este tipo de maniobras”, opinó el diplomático.

"Nunca repudiamos la deuda. Argentina ha hecho esfuerzos para encontrar una solución a esta cuestión”, afirmó el embajador.

ATFA y otras organizaciones molestas con Argentina continúan muy activas en todo tipo de campañas de publicidad. Inclusive también han puesto carteles en Nueva York contra las visitas de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y hasta un muñeco inflable enorme de “una rata” pidiendo la expulsión de Argentina del G20 cuando estuvo el vicepresidente Amado Boudou en un foro de Washington hace unos meses.