Encontrado avión en Rio de la Plata luego de 44 días

Encontrado avión en Rio de la Plata luego de 44 días
Búsqueda. Avión. Desaparecido. Fueron las palabras más repetidas en el último mes y medio por los familiares de Walter Rigo, de 63 años, Martín Riva, de 34, los dos tripulantes que viajaban en la aeronave. Formación de caracoles, una mancha de combustible desacertada, el aporte de un clarividente, de la Facultad de Ciencias y del propio buzo Héctor Bado, finalizaron en el hallazgo de restos del avión, tras unos fatídicos 44 días.

6 de junio
Un avión Fairchild de la aerolínea Air Class, matrícula CX-LAS, viajaba con rumbo suroeste desde Carrasco hacia Ezeiza. A las 19.45 la aeronave, a bordo de dos hombres, perdió contacto con la torre de control, tanto por radio como por radar. El último registro que se tenía era al suroeste de la Isla de Flores.

7 de junio
La Fuerza Aérea sobrevoló la zona donde por última vez se tenía registro del avión, sin resultados. La situación meteorológica impedían desarrollar la búsqueda con normalidad. El vocero de esa fuerza, Álvaro Loureiro, pintaba el panorama a un día de la desaparición: “Es una situación que aparenta ser bastante complicada”.

8 de junio
A pedido de la Fuerza Aérea, la Armada Nacional se unió en la búsqueda. El buque Oyarvide con un equipo sonar empezó a hacer barridos submarinos para encontrar, luego de más de 48 horas de desaparecido, solamente los restos. “Ya estamos muy fuera de los tiempos de autonomía de la aeronave y de los tiempos de supervivencia. Ahora hay que pensar en encontrar los restos del avión”, expresó en esa oportunidad Loureiro al diario La República.

9 de junio
La Fuerza Aérea uruguaya le pidió a la argentina buscar el avión en áreas de su jurisdicción. Por eso, aeronaves militares del país vecino sobrevolaron el sur de la ciudad de Mar del Plata, sin hallar rastros. Esa misma jornada se decidió reducir la búsqueda por aire, para pasar a poner énfasis en la exploración submarina.

11 de junio
Aviones de la Fuerza Aérea buscaron al bimotor por la zona de Punta del Este y Piriápolis. Las dos embarcaciones de la Armada, la ROU 26 Vanguardia y la ROU 12 Paysandú, siguieron la búsqueda submarina sin resultados. En determinado momento de la búsqueda, detectaron un "punto de interés", producto de una sombra de gran tamaño que se percibía desde la superficie. "Resultó ser una formación de caracoles", contó en esa oportunidad a El Observador el vocero de la Armada Nacional, Sergio Bique.

Esa jornada, los familiares de Walter Rigo, uno de los tripulantes que viajaba en la aeronave, escribieron una carta pública. “Aún tenemos fe. Por eso pedimos que continúen su búsqueda. Piensen que cada esfuerzo de ustedes mantiene unida y de pie a dos familias”, decía la nota.

12 de junio
Los equipos de rescate hallaron cerca de la Isla de Flores dos trazas de combustible, lo que reavivó la esperanza de encontrar a la aeronave. Finalmente, no lograron saber si era de ese avión. Según informó El País, los familiares de los tripulantes le pidieron ayuda al clarividente Carlos Marcelo Acquistapace, para que colabore en la búsqueda. "Visualizo el avión con un ala quebrada hacia arriba. Incluso, veo gran cantidad de barro entorno a la aeronave", dijo al matutino y precisó que estaba en la zona de Isla de Flores donde siempre se desarrolló la búsqueda.

13 de junio
La búsqueda del avión se extendió una milla al oeste y 2,5 millas al norte de la Isla de Flores, gracias a una tarea del personal del Servicio de Oceanografía Hidrografía y Meteorología de la Armada.

14 de junio
Loureiro contó que el avión desaparecido, hacía hasta ese momento ocho días, hizo virajes bruscos hacia la derecha y la izquierda. Esta afirmación se pudo confirmar cuando un avión militar intentó imitar los últimos segundos del avión desaparecido, pero no pudo efectivizarlo porque implicaba maniobras muy peligrosas.

16 de junio
Después de dos días de trabajo suspendido por condiciones climáticas se retomó la búsqueda. Embarcaciones de la Asociación Honoraria de Salvamentos Marítimos y Fluviales (ADES) la encabezaron pero, nuevamente, no encontraron ningún indicio del Fairchild.

18 de junio
Se sumaron científicos a la búsqueda. Personal de la Facultad de Ciencias empezaron a colaborar. Su tarea se dedicó, también, a un barrido subacuático, según informó Bique.

4 de julio
Cuando se definió el operativo de búsqueda, se delinearon determinadas áreas de interés. Esa parte finalizó en esa jornada, por lo que hubo que marcar nuevos puntos, siempre en zonas cercanas a la Isla de Flores.

10 de julio
Ante el escaso éxito de la Armada y la Fuerza Aérea, familiares de Rigo convocaron a una concentración en la Torre Ejecutiva, donde le entregaron a José Mujica una carta en la que le exhortan que pida ayuda internacional para buscar la aeronave, según informó Montevideo Portal.

14 de julio
El prestigioso buzo y buscador de tesoros, Héctor Bado, fue contactado por las familias de los dos tripulantes que viajaban el avión para que se incorpore a la búsqueda del avión.

16 de julio
El guardacosta Paysandú zarpó a las siete de la mañana a la zona de Isla de Flores, área de la que se tiene el último registro de la aeronave. Allí, el prestigioso buzo y buscador de tesoros, Héctor Bado, junto a personal de la Armada y científicos de la Facultad de Ciencias quedarán atracados para completar 72 horas de trabajo. El objetivo es "minimizar tiempos de tránsito y aprovechar al máximo horas luz",

20 de julio
Restos del fuselaje del avión de Air Class apareció a una milla, al sureste de la Isla de Flores, según informaron fuentes de la Armada Nacional a El Observador. La búsqueda tuvo su fin.

4 comentarios - Encontrado avión en Rio de la Plata luego de 44 días

@donbarreda +4
lautaro_nhl dijo:y con los pilotos q paso?


Están de joda, sólo que se olvidaron de llamar a sus familias..

Dios mío..
@CRIP4LIFE +4
lautaro_nhl dijo:y con los pilotos q paso?

CREARON SU PROPIO AVION CON JUEGOS DE AZAR Y MUJERZUELAS rio de la plata