Brutal paliza a una lesbiana


Chile: 5 detenidos por brutal paliza a una lesbiana

A cuatro meses de la muerte de un joven gay por el ataque de un grupo neonazi, y a sólo una semana de promulgada la ley antidiscriminación, una adolescente fue brutalmente atacada

Cinco hombres fueron detenidos este viernes por propinar una paliza a una joven lesbiana que, al parecer, mantenía una relación sentimental con una mujer que es familiar de los arrestados, informó la Fiscalía, que ve "motivaciones homofóbicas" en ello.

Los hechos se producen cuatro meses después de la agresión a manos de cuatro presuntos neonazis que sufrió en marzo el joven Daniel Zamudio, cuya muerte aceleró la tramitación de una ley contra la discriminación que finalmente fue promulgada la semana pasada.

Valeska Salazar, de 16 años, fue agredida por varias personas en la noche del pasado martes, primero en su domicilio y después en el hospital de Santa Juana -en la región del Biobío, unos 560 kilómetros al sur de Santiago-, adonde había acudido para recibir asistencia médica.

"Me pegaron entre nueve. Me pegaron dos puñaladas en la espalda, me rajaron aquí en la cabeza y me pegaron con unas mochilas con piedras en la cara, patadas, con palos", relató la joven, de 16 años

"Ese grupo hace ingreso a mi casa, sacan a mi hija Valeska para fuera a combos (puñetazos) y patadas, a la polola (novia) también, y la tiran y la arrastran hasta la calle", contó a Televisión Nacional (TVN) la madre de la afectada, Nancy Gajardo.

Por estos hechos fueron detenidos este viernes cinco hombres; dos de ellos, hermanos de 19 y 30 años; un padre de 56 años y su hijo de 31, que son tío y primo de los dos primeros, y un amigo de la familia, de 21 años.

Según informaron a EFE fuentes de la Fiscalía, los dos primeros fueron procesados este viernes por homicidio frustrado y quedaron en prisión preventiva.

En tanto, los otros tres fueron procesados por un delito de lesiones menos graves y se les prohibió acercarse a la víctima y a su familia y salir del país. Además, deberán comparecer semanalmente en un cuartel de la policía.