Un extraño objeto hallado en las profundidades del mar Báltico abre las dudas entre los investigadores. ¿Son restos de un OVNI o es un dispositivo secreto nazi perdido bajo las aguas? En INFOnews te mostramos cuáles eran esas armas con las que Hitler pensaba conquistar el mundo.



Los investigadores del misterio de la “anomalía del Báltico” están tratando de dar respuestas a las incógnitas sobre el extraño objeto. Algunos de ellos dicen que podrían ser los restos de un OVNI que terminó en las profundidades del océano; otros creen que se trataría de un dispositivo utilizado por los nazis.



¿Un OVNI o un arma secreta nazi?


La teoría que cobra fuerzas por estas horas es que podría ser un dispositivo ultra secreto de los nazis perdido bajo las aguas en la Segunda Guerra Mundial.

Anders Autellus, ex oficial de la Marina sueca y de la Segunda Guerra Mundial, indicó que “este tipo de objetos eran construidos con malla de alambre por lo que podrían haber confundido el radar submarino y estaba destinado a destruir las naves enemigas”.

La estructura, de unos 60 metros de diámetro, podría ser la base de un dispositivo diseñado para bloquear los movimientos de submarinos soviéticos y británicos en la zona, y en esto consistía su valor militar, agregó Autellus, explican.


El explorador Stefan Hogeborn, que está estudiando las imágenes para el equipo Ocean Diving, corrobora esta versión. “El objeto se encuentra justo debajo de una ruta de navegación”.

De confirmarse esta teoría, el dispositivo sería uno de los más importantes descubrimientos armamentísticos de los últimos tiempos. El extraño objeto circular fue descubierto en mayo de 2011 a una profundidad de 92 metros en el golfo de Botnia, entre Finlandia y Suecia. Entonces las sondas mostraron un objeto parecido por su forma al Halcón Milenario de las películas de Star Wars.


hitler

LAS ARMAS SECRETAS NAZIS



nazi


ovni


alemania


Miras infrarrojas
Los capitanes de marina británicos aseguraban que los alemanes podían disparar con exacta precisión a través de densas cortinas de humo. Esto no era suerte ni casualidad por parte del ejército sino que era gracias a la utilización del detector infrarrojo Kiel y los asistentes de blanco y calibración Spanner I y II. La precisión de este equipo era devastadora, ya que permitía a los barcos alemanes no solamente apuntar a través de las cortinas de humo, sino que además servía para atacar de noche y detectar flotas de aviones enemigos. Posteriormente los spanners serían adaptados a los caza tipo Kauz III.

Misiles guiados
Fueron los primeros de la historia. Los reportes de los pilotos cuentan que veían como los misiles alemanes no seguían una trayectoria recta sino que todo lo contrario, al igual que un depredador doblaban en el aire atacando la nave más cercana. El efecto psicológico en los pilotos aliados era devastador.

Guerra Biológica

Si en algo destacaron los nazis fue en la industria química. En el campo de los gases nerviosos Alemania disponía desde el año 39 del Tabun, el Sarin y el Soman: líquidos incoloros que afectan los centros nerviosos provocando una muerte horrible acompañada de vómitos, náuseas, diarrea y contracciones musculares. Una décima de miligramo basta para matar a un ser humano. Los alemanes los probaron en campos de concentración pero no se atrevieron a usarlos en la guerra por temor a represalias aliadas. En el campo de la guerra biológica desarrollaron un arma basada en el clostridium botulinum, bacteria que produce como sustancia residual de su metabolismo el toxin botulin, el veneno más poderoso conocido. Se diseñó un sistema de nebulizadores que podía soltar el veneno pulverizado en la niebla para que el viento llevase la nube de muerte hasta Inglaterra.

Arado Ar-234
Acciones ocasionales espectaculares llevadas a cabo por militares alemanes con sus nuevas armas como la espectacular destrucción del puente de Remagen sobre el Rhin, en un audaz ataque de los bombarderos y cazas a reacción Ar-234 y Messerschrnitt Me-262 o la destrucción en Normandía de 25 carros de combate británicos en un solo día por un solitario carro Tiger, alimentaron aún más la convicción de que si la guerra no acababa pronto, los aliados podían encontrarse con un gran problema.