ONU pide al vaticano informe de niños abusados

Por Frank Jordans

GINEBRA/AP 20 Julio 2012.



La Santa Sede no envió a las Naciones Unidas un informe sobre derechos de los niños que está demorado casi trece años, dijo el director de un panel de la ONU a la Associated Press.



Al igual que todos los países que firmaron la Convención de 1989 Sobre Derechos del Niño, el Vaticano debe presentar informes periódicos sobre sus esfuerzos para resguardar los derechos de la infancia.



Pero el Comité de la ONU sobe los Derechos del Niño, pese a enviar frecuentes recordatorios, no ha recibido explicación de la Santa Sede de por qué no cumplió el plazo de 1997, dijo la directora del comité Yanghee Lee. En los años transcurridos desde entonces, el Vaticano ha sido objeto de intensa vigilancia debido a la manera en que encaró las denuncias de abuso de menores en el mundo y recientemente admitió que hasta uno de cada veinte sacerdotes podrían estar implicados.



"He tomado contacto con la Santa Sede en varias ocasiones", dijo Lee en una reciente entrevista telefónica. "No he recibido nada".



Funcionarios en la misión vaticana en Ginebra no quisieron hacer declaraciones el jueves y señalaron que el enviado del Vaticano a la ONU, Silvano Tomasi, no estaba disponible.



Tomasi se negó a discutir el informe el mes pasado aduciendo que no era su autor sino "solamente el mensajero".



Un representante del Vaticano dijo a la ONU el año pasado que el informe estaba a punto de ser completado inmediatamente.



Ante el Consejo de la ONU sobre Derechos Humanos, Hubertus Matheus Van Megen dijo en septiembre que "un párrafo será dedicado al problema del abuso de menores por parte de clérigos católicos".



El Vaticano ha enfrentado denuncias de encubrimiento de abuso sexual cometido por clérigos en el mundo, como por ejemplo no investigar las denuncias o transferir a los religiosos acusados a otras tareas sin castigarlos.



Van Megen dijo al consejo con sede en Ginebra que la Iglesia estaba "muy consciente sobre la gravedad del problema" pero insistió en que los críticos no representaron adecuadamente la situación.



"Mientras muchos hablan del abuso infantil como pedofilia, sería más correcto hablar de efebofilia, la atracción homosexual a varones adolescentes", dijo al consejo. "De todos los sacerdotes involucrados en el abuso, del 80% al 90% pertenecen a la orientación sexual de esta minoría, que se involucra en actos sexuales con varones adolescentes de 11 a 17 años".



"De las investigaciones disponibles sabemos ahora que en los últimos 50 años, entre 1,5% y 5% de los clérigos católicos han estado involucrados en casos de abuso sexual", agregó.

FUENTE: http://www.laprensa.com.ni/2010/07/15/internacionales/31597