Buenos Aires los califica como "una nueva demostración y ejercicio de fuerza por parte del Gobierno británico"
Argentina condena los planes de Londres.


El lanzamiento de misiles por parte del Reino Unido desde las islas Malvinas es contrario a las resoluciones de la ONU y a la voluntad de los países de América Latina, afirmó el Gobierno argentino.

La Cancillería comentó en un comunicado un aviso del Servicio de Hidrografía Naval argentino sobre los ejercicios británicos en las islas en disputa, previstos entre el 16 y el 27 de julio. "La maniobra pone en riesgo la seguridad de todas las naves que se encuentran en el área", advirtió la Cancillería en la nota.

El Ministerio de Relaciones Exteriores argentino calificó las maniobras como "una nueva demostración y ejercicio de fuerza por parte del Gobierno británico", que ocupó las islas en 1833. El Gobierno encabezado por Cristina Fernández de Kirchner recordó que las resoluciones de Naciones Unidas instan a ambos países a sentarse a negociar la soberanía de las islas.

La tensión entre Argentina y el Reino Unido por las Malvinas aumentó este año, al cumplirse el trigésimo aniversario de la guerra que en 1982 enfrentó a ambos países por el dominio de las islas. La guerra por la soberanía de las Malvinas concluyó con la rendición argentina el 14 de junio de 1982 y dejó cerca de 900 muertos, en su mayoría argentinos.