Focos ahorradores son peligrosos

La radiación ultravioleta y la luz azul que emiten, así como los campos electromagnéticos son un peligro.

Focos ahorradores son peligrosos

¿Sabía de los Riesgos de los Focos Ahorradores?

Hace poco el Gobierno Nacional de Ecuador hizo una amplia campaña a favor del uso de focos ahorradores. Efectivamente, estos focos permiten ahorrar energía eléctrica y disminuir el costo de la energía para el usuario.

Sin embargo, no se informó a los usuarios de ciertos peligros y las precauciones que se deben tomar. Tampoco en los empaques de estos objetos se indican tales aspectos.

Los riesgos para la salud humana dependen de la contaminación ambiental por el MERCURIO que contienen los focos ahorradores.

Si se rompe un foco, el mercurio contamina el aire de la habitación y sus finas partículas se depositan en los tejidos: cortinas, alfombras, ropa, y más, donde permanecen por largo tiempo y para peor se transforman en metil-mercurio, sustancia altamente tóxica.

En otros países se han adoptado ya las medidas apropiadas en salvaguarda de la salud humana.

El Department for Environment, Food and Rural Affairs, del Reino Unido (Inglaterra) entre otras recomendaciones sobre qué hacer en caso de que se rompa un foco, menciona las siguientes:

1) Salir de la habitación y dejar que se ventile por lo menos 15 minutos,

2) Limpiar el sitio donde cayeron los pedazos utilizando guantes de caucho,

3) No usar aspiradora, evitar que se levante polvo y si es del caso no inhalar ese polvo, recoger los fragmentos de vidrio y colocarlos en fundas dobles de plástico (aunque lo mejor es ponerlos en un recipiente de vidrio con tapa),

4) Limpiar el área de contacto con un paño húmedo y a éste no depositarlo en el tacho de basura sino en tachos especiales que deberían existir en los sitios de venta de los bombillos o en otros que manejan las autoridades correspondientes.

5) Precauciones semejantes deben adoptarse con los bombillos que terminan su vida útil y se eliminan.

6) Adviértase que los niños son más susceptibles a los efectos tóxicos mencionados antes. Por supuesto, si a una persona le ha ocurrido ya el percance y se le ha roto un foco ahorrador, la situación no es de severa gravedad, pero ha de prestar gran atención en el futuro para tomar las debidas precauciones.

Si bien es cierto que estas recomendaciones se refieren a los focos ahorradores, el hecho es que desde hace mucho tiempo rigen normas semejantes para desechar toda clase de pilas o baterías, desde aquellas que se utilizan en pequeños radio-receptores hasta las baterías grandes de los vehículos, pues todas ellas contienen sustancias químicas tóxicas que pueden contaminar el medio ambiente.

Las pilas y baterías deben colocarse en los tachos apropiados.

Muy oportuno sería que en el país se adopten las medidas preventivas necesarias, entre ellas, que los fabricantes de bombillos ahorradores, en los empaques de sus productos, hagan constar los mayores riesgos y las medidas a tomar por parte de los usuarios. Y no estaría de más que el Gobierno retomara la campaña en pro de los focos ahorradores pero, esta vez, con un amplio despliegue de sus riesgos y las formas de prevenirlos.

salud

Las lámparas y focos ahorradores o de bajo consumo, en concreto las lámparas fluorescentes compactas (CFL), actualmente remplazan progresivamente a las incandescentes convencionales debido a un mejor desempeño y tecnología.

La preocupación radica en diferentes características de las CFL de bajo consumo como el parpadeo, la radiación ultravioleta y la luz azul que emiten, así como los campos electromagnéticos, de acuerdo con greenfacts.com

Cuando la radiación alcanza la piel o los ojos, puede reflejarse o penetrar el tejido y ser absorbida o esparcida en varias direcciones. Esta interacción depende de la longitud de onda de la radiación.

La exposición a ciertas CFL de envoltura simple, puede causar problemas en pacientes con extrema sensibilidad a la luz solar, en particular a sus componentes UVA y UVB, concretamente cuando la fuente de luz está muy próxima a la piel, es decir, a 20 cm o menos.

Los pacientes extremadamente sensibles suelen ser personas con enfermedades cutáneas heredadas y provocadas por la luz o con enfermedades cutáneas sin causa conocida. La luz UV no filtrada de dichas lámparas compactas fluorescentes también podría causar reacciones cutáneas en enfermos de lupus.

La mayor parte de la radiación ultravioleta no penetra más allá de las capas superficiales de la piel. Aunque tiene algunos efectos benéficos, como ayudar en la producción de vitamina D, suele considerarse perjudicial, en particular aquella radiación ultravioleta con longitud de onda corta (radiación ultravioleta C), debido a que puede dañar las proteínas y el ADN de la piel y los ojos.

Existen pruebas que demuestran que, por lo general, la luz azul puede agravar las enfermedades retinianas en pacientes susceptibles. Además, el parpadeo de las CFL puede provocar migraña, e incluso ataques en algunos pacientes epilépticos, pero no se tiene constancia de que estos efectos sean consecuencia de las CFL cuyo funcionamiento sea adecuado.

Si bien aún faltan muchos estudios que logren corroborar por completo dichos efectos secundarios, es importante tener una cultura respecto al buen uso de este tipo de lámparas y focos ahorradores. De presentarse una reacción, es indispensable cambiarla por un producto con doble revestimiento que proteja de esos efectos y acudir con un especialista.

peligro

Lo barato sale caro

Comentarios Destacados

@Kakripr +15
La verdadera joya son los leds, son caros pero te duran 5 años, gastan la mitad que los de bajo consumo y no hay peligro con mercurio ni nada raro..

7 comentarios - Focos ahorradores son peligrosos

@Kakripr +15
La verdadera joya son los leds, son caros pero te duran 5 años, gastan la mitad que los de bajo consumo y no hay peligro con mercurio ni nada raro..
@glowskulls84 +4
crislxc dijo:no podes comer nada

no podes tomar nada

no podes fumar nada

no podes cojer con nada

no podes cagar con nada

no podes mear con nada


PARA QUE MIERDA SEGUIMOS VIVIENDO???
@danielcba2004 +3
muy mala la info
concretamente cuando la fuente de luz está muy próxima a la piel, es decir, a 20 cm o menos.
y además no hay que ser tan apocaliptico , si uno piensa en con que regaron un tomate o que le dieron de comer a un pollo , o que gases hay disueltos en la atmosfera , automaticamente te tendrían que internar.
@EldemonioRojo -2
en mi barrio le decimo, lamparita de bajo consumo, le decimo...
@zafas2
Kakripr dijo:La verdadera joya son los leds, son caros pero te duran 5 años, gastan la mitad que los de bajo consumo y no hay peligro con mercurio ni nada raro..

tal cual, pero estamos en el tercer mundo y hay muchas lamparas del primero para descartar..
@loco1229
que mala informacion