Apple y Samsung llegaron finalmente a los tribunales; hay miles de millones de dólares en juego

Después de más de un año de demandas cruzadas y pedidos de bloqueo de ventas de productos, los abogados de Apple y Samsung se verán finalmente las caras en un tribunal californiano, y deberán convencer al jurado que tienen razón en sus alegados.

En el caso de Apple, la compañía argumenta que Samsung copió el diseño del iPhone para su línea Galaxy, y que se aprovechó de su posición como principal proveedor del hardware de los celulares de compañía fundada por Steve Jobs para acelerar el proceso de copiado de productos y el uso de un diseño simila

Apple y Samsung llegaron finalmente a los tribunales

La compañía originalmente también argumentaba que el packaging de los Galaxy era similar a la del iPhone, pero la jueza Lucy Kohn, que tiene a su cargo la causa, ya recomendó a ambas compañías reducir el número de alegatos para facilitar la labor del jurado, así que Apple desistió de esta parte de la demanda.

Hoy sólo argumenta que Samsung viola cuatro patentes de diseño y tres patentes de uso del iPhone y su iPad, relativas a cómo se ve el frente del equipo, además de otra serie de elementos técnicos que hacen que un producto sea identificable genéricamente como de una compañía y no de otra (Apple dice que un móvil de Samsung podría confundirse con uno suyo a simple vista). Pide 2500 millones de dólares como compensación, y que se prohíba la venta de los equipos Galaxy. Sería, además, un golpe para su principal rival en el mundo móvil, Google, ya que Samsung es el mayor vendedor de móviles con Android.

Samsung sostiene -y no son los únicos- que esas patentes que recibió Apple son demasiado amplias, un problema que aqueja a toda la industria , y que la compañía quiere usarlas para bloquear el desarrollo de su competidor directo.

La compañía surcoreana argumenta, además, que algunos elementos de diseño del iPhone estaban presentes en otros objetos antes de su llegada al mercado, y que Apple viola varias de sus patentes básicas de 3G, y que está usando desarrollos propios de Samsung sin pagarle regalías; por eso pide el 2,4% del precio de cada iPhone o iPad vendidos. Samsung es, después de IBM, la compañía con más aplicaciones de patentes por año en Estados Unidos durante la última década.

Según Reuters, un jurado de 10 miembros estudiará el caso durante al menos cuatro semanas y debe alcanzar una decisión unánime para que Apple o Samsung impongan sus argumentos. Hasta el momento ha sido un caso difícil para Samsung en Estados Unidos, ya que la jueza Koh frenó las ventas de la tableta Galaxy 10.1 en el país, dando a Apple una victoria preliminar. Después de esto se prohibió la venta del teléfono Galaxy Nexus. Samsung ha apelado ambas decisiones.