Violaciones: 9 de cada 10 casos quedan impunes


De acuerdo al último informe estadístico, hecho por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, anualmente los hechos por violaciones superan los 3.300. En 2011 hubo más de 900 ataques con acceso carnal.


Violaciones: 9 de cada 10 casos quedan impunes


Los delitos contra la integridad sexual (abusos y violaciones) representan un problema que causa estragos en el país. La mayor cantidad de los episodios lamentablemente no llega a denunciarse, por múltiples razones, entre las que sobresale el miedo de las víctimas a padecer represalias. A pesar de esto, los casos que se convierten en expedientes judiciales supera ampliamente la cifra de 10 mil anuales, de los cuales sólo llegan a condena un 13%.

“Es muy difícil lograr que las mujeres atacadas realicen la denuncia, y cuando lo hacen la justicia hace todo lo posible para desestimarla o archivarla. Hoy, de cada 10 denuncias que llegan a los tribunales, 9 quedan impunes”, dijo María Elena Leuzzi, titular de la Asociación Víctimas de Violaciones (AVIVI).

“Es muy complejo explicar qué sucede una vez que las víctimas cuentan lo que les pasó. Son mujeres vulneradas, en todo sentido, que hacen un esfuerzo tremendo para enfrentarse a las preguntas, responder con detalles lo que padecieron, contar la violencia extrema. Muchas lo hacen, y luego se encuentran con falta de compañía desde la justicia, que ponen en duda sus relatos, o paralizan las causas porque las víctimas se lavaron o no llevaron pruebas del semen en la ropa”, señaló Leuzzi.

De acuerdo al último informe estadístico sobre delitos en el país realizado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, anualmente los hechos por violaciones fueron 3.367, mientras que dentro del gegeneral “otros delitos contra la integridad sexual” se contabilizaron 6.993, es decir, en total 10.360. Pero el dato alarmante es la bajísima densidad de condenas para este tipo de episodios fuera de la ley, que apenas llega al 13,33%. Por ejemplo, para establecer una comparación, el índice de condenas para los homicidios dolosos es de 47%.

“Los jueces actúan con un machismo absoluto. La mayoría de los tribunales están conformados por dos hombres y una sola mujer, así que siempre hay problemas cuando llega el momento del debate oral. No creen las mujeres damnificadas. Sólo se convencen cuando las mujeres fueron desfiguradas, se confirma que resultaron privadas de la libertad. Es un problema cuando no hay
rastros de lesiones, aunque la violación existió”, explicó Leuzzi.

En territorio bonaerense, de acuerdo a los datos aportados por la Procuración provincial, los episodios del año pasado con “acceso carnal” fueron 948, mientras que los abusos resultaron 6.596, que suman 7.517, a un promedio cotidiano de 21 causas ingresadas en las fiscalías por jornada.

“El dato nacional eleva a 13% la cantidad de condenas, pero en provincia y Capital Federal no superamos el 10% de juicios con castigo para los responsables. Esto es una mala señal. De igual modo, siempre lo mejor es que se denuncie el ataque sexual, que no quede impune y el agresor sea investigado”, dijo Leuzzi.

Acerca del trabajo que viene realizando con AVIVI desde hace varios años, la mujer explicó que “avanzamos mucho, tenemos más comisarías de la Mujer en provincia, con personal capacitado, es muy importante el registro de violadores en cárceles bonaerenses, pero necesitamos más compromiso de la justicia, que se ocupen de las víctimas y que investiguen como corresponde, para que no haya monstruos que sigan arruinando vidas”.

Tres consejos para mujeres para violadas

Silvia Weksel es abogada y especialista en delitos contra la integridad sexual. “A las mujeres que resultan violadas siempre les damos tres consejos. En primer lugar, les pedimos que no se laven. Esto suena fuerte, pero hay que decirlo de esta manera explícita. No hay que lavarse. Las mujeres entienden. El objetivo es conservar las pruebas de fluidos. En ese sentido, también es importante que guarden todas las prendas en bolsas de papel, no de nylon. Finalmente, que denuncien los ataques, en comisarías de la mujer, fiscalías, ante la oficina de la Corte o con nosotros en AVIVI, llamando 4890-0672”, dijo la especialista.