Ingenio Argento para Las vacaciones a dolar oficial...



Ingenio


Ahora los argentinos apelan a pagar sus vacaciones hasta seis meses antes para aprovechar el dólar oficial



Las agencias se muestran sorprendidas. Es que muchos ya están cancelando en cuotas pesificadas viajes que harán recién en marzo. Rápidos de reflejos, lo asocian a un "negocio" financiero. En términos de blue, los destinos resultan más baratos. Nuevos usos y costumbres que impone el cepo cambiario

Dolar


Los argentinos apelan a todo tipo de alternativas para sortear el cepo cambiario, aunque esto les implique modificar sus hábitos de consumo y alterar sus decisiones de compra.

Aquellos que pueden, se vuelcan a los autos importados ofrecidos en pesos y convertidos a dólar oficial. Otros tarjetean a más no poder en el exterior.

Incluso, tal como diera cuenta este medio, un grupo cada vez mayor se vuelca a la compra en grandes tiendas internacionales que ofrecen y promocionan envíos al país.

Cadenas como Macy´s, Bloomingdale, H&M, Forever21, Gap, entre tantas otras, han tenido que adaptar sus portales ante la intempestiva demanda de argentinos (ver nota: "´Ingenio´popular:se disparan compras con tarjetas para productos con envío del exterior".

Todo vale a la hora de no quedar pesificados y presos de la alta inflación local.

La adaptación a las cambiantes reglas de juego que impone el cepo corre tan rápido como las nuevas restricciones que el Gobierno viene sumando.

Ahora se ha incorporado otra modalidad que comienza a formar parte de estos nuevos "usos y costumbres" que impone el cepo.

Y es la del pago de paquetes turísticos por adelantado -algo así como un "plan de ahorro"- esta vez aplicable no a los autos, pero sí a los viajes.

Es que algunos argentinos que tenían pensado vacacionar fuera del país -al no saber con qué escenario se encontrarán en los próximos meses- están pagando a cuenta, en pesos, destinos como Miami, Nueva York, el Caribe, Brasil, Uruguay o ciudades de Europa.

Según los operadores, lo hacen cinco o seis meses antes de la fecha en la que tienen previsto subirse al avión.

"Me están contratando paquetes para marzo del año que viene y lo van cancelando, desde ahora, en cuotas pesificadas", comenta sorprendido Alejandro L., titular de una agencia que opera con American Express.

Este avance de varios particulares que buscan adelantarse hasta un semestre tiene sus fundamentos.

Uno de ellos es el de sacar rédito del atraso cambiario, pagando en moneda local (convertible a valor oficial) tarifas internacionales que cotizan en dólares.

Otro es el de aprovechar el "efecto licuación" de las cuotas, en la medida en que la inflación avanza y empuja además a los salarios también al alza.

Y, otro aspecto que adquiere relevancia, es que los paquetes turísticos se abarataron medidos en términos de "blue".

turismo


Los viajes más baratos, en color azul
El hecho de pagar en cuotas pesificadas por adelantado un paquete dolarizado convertido al valor oficial es, ni más ni menos, que una suerte de subsidio al consumo que "ofrece" el Gobierno y que los viajantes buscan aprovechar.

Esto es así porque, para el consenso de analistas, el dólar en Argentina debería valer mucho más que $4,60, si se compara con la inflación acumulada. Y buena parte de la sociedad también adhiere a este razonamiento.

Ahora bien, al haberse alejado el blue un 35% del oficial ($6,25 versus $4,60) quienes disponen de pesos se encuentran con que pueden hacerse de menos dólares, al tener que recurrir al circuito marginal.

Por ejemplo, quienes cuentan con de unos $8.800 (que es el costo de un paquete de 7 noches a Cancún, all inclusive, con aéreo, ofrecido por Santander Río) pueden adquirir apenas unos u$s1.400 (a $6,25) en vez de u$s1.900 (a $4,6).

Esos u$s500 de diferencia que pierden por ir al blue les representa algo más de $3.000 que pueden "aplicar" al paquete de $8.800, una ecuación que tiende a ser vista como una suerte de "ahorro" del 35% (por el hecho de optar por viajar en vez de comprar billetes).

Esto, sin considerar otras ventajas adicionales, como el "efecto licuación" de las cuotas y el poder comprar con tarjeta fronteras afuera.

Continuando con los ejemplos, el paquete Miami-Orlando con aéreo, all inclusive, 10 noches, ronda los $6.900. Medido en blue vale u$s1.100; en valor oficial, u$s1.500.

Argentina


Pague ya, viaje después


Este fenómeno de "plan de ahorro" para viajes y sus pagos por adelantado, vienen a acentuar lo que ya está sucediendo con el turismo de argentinos en el exterior y con el uso de tarjetas.

Según datos brindados a iProfesional.com por la Cámara Argentina de Turismo (CAT), en mayo de este año salieron del país unos 200.000 residentes argentinos, marcando un crecimiento del 18% respecto al mismo mes de 2011.

En el acumulado enero-mayo 2012 ya cruzaron las fronteras en avión algo más de un millón de personas, que implica un repunte del 17% respecto a igual lapso del período previo.

El atraso cambiario, el pago en cuotas en moneda local y la falta de opciones para invertir movilizan el "éxodo".

"La gente necesita alternativas de consumo y ve que por ahora puede viajar a un buen precio y hacer uso de la tarjeta a dólar oficial", señala Eduardo Río León, responsable de Atención al Cliente de Garbarino Viajes.

El directivo agrega que "ya están recibiendo pedidos para la temporada alta" luego de haber tenido un crecimiento del 25% en este período de receso invernal.

En la misma línea, desde Firenze Viajes remarcan: "La gente prefiere adelantarse e ir pagando desde ahora en pesos. Por eso, estamos con una muy buena demanda, pese a un momento económico más frío para el país".

También, argumentan los empresarios del sector, influye el hecho de que muchos particulares no saben cuánto más puede llegar a complicarse el viajar al exterior con el tiempo y, ante la duda, van cancelando desde ahora.

"El público comenzó a preguntar antes de tiempo por las vacaciones de verano y algunos van cerrando trato antes", asegura Walter Rodríguez, gerente de la agencia viajobien.com.

Otro de los aspectos que observa es que muchos de sus clientes se vuelcan a hacer reservas más completas. Es decir, dejan contratado desde la Argentina el alquiler de autos y la compra de excursiones "para no tener que abonarlas en el destino" en dólares.

"Ya se están comprando los viajes de verano. Muchos anticipan su elección. Eso sí, miran bien si los pueden financiar en cuotas en pesos a dólar oficial", puntualiza el presidente de una importante firma de turismo.

Fabricio Di Giambatista, presidente de la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo (AAAVyT), señala a iProfesional.com que también existe un conjunto de motivos que incentivan a la gente a viajar, entre los que distingue el aspecto económico y el motivacional.

Así es que observa que muchos clientes "primero perciben que tienen la posibilidad de hacerlo y luego seleccionan el destino", menciona Di Giambatista.

vacaciones


Cuotas en pesos "matan cautela"

El incremento en la cantidad interesados que se suman a la ola del "pague ahora, viaje después" es también consecuencia de otro factor que propone el rubro turístico.

Y éste está vinculado con las muy buenas ofertas en ciertas tarifas de líneas aéreas y la financiación en pesos y en 12 cuotas sin interés, que proponen los bancos.


dolar oficial


De acuerdo con el testimonio del gerente general de unas de las principales agencias de viajes "en el arranque del cepo cambiario, a inicios de este año, el turismo comenzó a ser visto como una forma de hacerse de dólares a valor oficial, pagando todo lo que se pueda con tarjeta".

Según los referentes consultados por este medio, el adelanto en la contratación de viajes se observa con mayor énfasis para aquellos destinos más costosos, como Europa y Estados Unidos.

En tanto, desde Garbarino Viajes hacen referencia al Caribe, Miami o los viajes en crucero.

dolar blue


En busca de un mayor saldo

Tal como anticipara iProfesional.com los bancos vienen experimentando por parte de sus clientes un "eufórico" pedido de ampliación de saldos con tarjetas (ver nota: "Se disparan los pedidos para ampliar los límites de compras con tarjetas para aprovechar el dólar oficial ´subsidiado´

"En años anteriores, las ofertas y propuestas para ampliar los límites de compra provenían de los propios bancos y emisoras de plásticos. Pero ahora la cuestión se invirtió y son los propios particulares los que exigen", afirma Gustavo Giraldez, director de Zona Bancos.

"Este auge es producto de las limitaciones impuestas por la AFIP y el Banco Central para acceder al mercado de cambios", agrega.

Consultada por iProfesional.com, la responsable del área de banca de individuos de un banco de primera línea de capital nacional, afirma que "con las restricciones a la compra de dólares, los pedidos de nuestros clientes para ampliar los límites de sus tarjetas de crédito crecieron de forma exponencial".

"Todos piden lo máximo que se pueda", afirma la ejecutiva, al tiempo que destaca que "para poder acceder a estas peticiones lo que se hace es pedir los recibos de sueldo, tal como si fuese una tarjeta nueva, y se aplica el sistema de scoring de Veraz".

La ejecutiva remarca que este fenómeno "es abarcativo e incluye tanto a los poseedores de plásticos comunes como a los que disponen de los Premium", entendiéndose como tales a las llamadas tarjetas black.

Pero también existe otra opción. Y esta es la de solicitar un aumento transitorio del límite de gasto.

Según Andrea Blanco, responsable de Producto del Standard Bank, "los límites de financiamiento se van revisando en forma permanente. Se analizan diferentes variables como la inflación y los ingresos".

"Esto habilita a que los clientes llamen y soliciten su ampliación", destaca Blanco que, al igual que su colega, se muestra sorprendida por la cantidad de requerimientos que, en general, suelen registrarse en otras épocas del año.
Quienes buscan hacerse de un saldo mayor tienen una alternativa adicional: algunos bancos permiten depositar con antelación un monto en pesos para así incrementar el máximo acordado.

"Hemos notado que varias personas nos vienen depositando moneda local para que lo consideremos en la ampliación del límite de compra", afirma el directivo de una de las entidades privadas "top 5" en materia de préstamos.

El problema para el Gobierno es que todas las compras efectuadas fronteras afuera representan "fuga de capitales".
En efecto, los bancos deben adquirir esos dólares para girarlos al exterior contra una cuenta que cada uno tiene en el Banco Central que, a su vez, tiene esos montos contabilizados como reservas.

Es por eso que muchos temen que el Gobierno tome nuevas medidas y restrinja aun más la posibilidad que tienen los argentinos para elegir en dónde gastar su dinero.

Una de las versiones que circula es que podría aplicar un cargo adicional para compras realizadas fronteras afuera. Otra hace referencia a establecer un tope anual.

Mientras tanto, los argentinos siguen buscando opciones para no quedar presos de la inflación local, "creada" justamente por los propios funcionarios que ahoran buscan pesificar.

Y los pagos por adelantados de viajes vienen a ser una estrategia más del menú de opciones al que apela la creatividad criolla que se resiste al cepo al dólar.



Ingenio Argento para Las vacaciones a dolar oficial...