CIUDAD CAÓTICA
Mauricio Macri también profundizó su modelo.

La realidad de los porteños hoy no tiene buena cara. En los últimos meses hemos tenido que lidiar con problemas que jamás pensamos atravesar de la manera que atravesamos, por lo menos no desde aquellos años de crisis general para todo el país. Vivimos en un deja vu de maltrato, abandono y prepotencia que parece acrecentarse día a día.
Vamos a repasar cada uno de los ¿logros? que el pro ha hecho en nuestra ciudad, donde delinean su proyecto 2015, y donde los porteños somos rehenes de los caprichos del niño Mauricio

La NO gestión de Mauricio Macri en picada.

Miro tu mente y veo, "Basura".

la Ley Basura Cero, estableció en 2007 la reducción de residuos en la Ciudad de Buenos Aires.
Las metas a cumplir por el gobierno de Mauricio Macri eran de una merma del 30% para 2010, de un 50% para 2012 y un 75% para 2017.
Pero en los últimos cuatro años, la Ciudad de Buenos Aires incumplió su Ley de Basura Cero en 3.641.499 toneladas.
Para ser gráficos, la diferencia entre lo que marca la ley y la realidad sanitaria porteña equivale a 21.420 veces el peso del Obelisco, pero no en metal y concreto, sino en bolsas de basura.
Los desperdicios porteños –que acaparan casi el 40% de lo enviado a los rellenos– son enterrados en el Complejo Ambiental Norte III, en José León Suárez, y el Centro de Disposición Final de González Catán. Casualmente, se trata de dos predios que, según los funcionarios y las organizaciones ambientalistas consultadas, ya colapsaron.
La Ciudad se comprometió a financiar la construcción de dos nuevos rellenos y dos plantas de transferencia, en tanto que la provincia debía encontrar un lugar donde ubicarlos. Hoy, la realidad indica que el acuerdo nunca se cumplió.
Pero estos predios, además de estar saturados, también son señalados como una amenaza ambiental y sanitaria para las familias que viven cerca de los basurales y que denuncian contaminación y enfermedades de todo tipo.
Según un informe realizado por Greenpeace, “los residuos urbanos que son depositados en los rellenos del Conurbano contienen una variedad de sustancias químicas. (…) Al descomponerse los residuos, se liberan líquidos que se filtran de la basura y contaminan las napas subterráneas, y gases que son altamente tóxicos para las comunidades vecinas.”
A este estado de situación, complejo de por sí, se suman los gruesos incumplimientos a la Ley de Basura Cero por parte del gobierno porteño, que desde el 1 de junio deberá pagar un 35% más en concepto de canon para enterrar sus desechos en José León Suárez.
La CEAMSE también le exigió a la gestión de Macri una “disminución efectiva” de sus emisiones y adelantó que, a raíz de “la disponibilidad crítica” de espacios, se dará prioridad a los municipios del Conurbano Bonaerense.
De todas formas, para Celia Frutos, integrante de Vecinos Autoconvocados de González Catán, el problema sigue sin resolverse. “Lo que no tienen en cuenta –se quejó Frutos– es que nos tiran la basura a nosotros, que la contaminación afecta nuestra salud”.
Y mientras sigue el conflicto con la Ciudad, se hace cada vez más evidente que, además de rellenos, se necesitan políticas de fondo. Ojalá no tengamos que imaginarnos una ciudad llena de bolsas de basura en las calles otra vez.....


Menos educación: Cierre de cursos y grados en las escuelas porteñas.

Estamos defendiendo el derecho a la educación de los chicos.” Esa fue la consigna que reunió durante semanas a padres, docentes, alumnos y vecinos de los barrios de la ciudad de Buenos Aires para realizar abrazos simbólicos, marchas y manifestaciones en las escuelas, en protesta contra el cierre de 221 cursos y grados dispuesto por el Ministerio de Educación porteño.
Por ejemplo un caso puntual en el barrio de Palermo:
Se realizó una protesta en la Escuela 12, en el marco de la “semana de lucha” que realiza la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-CTERA) en distintos establecimientos educativos. Amanda Sarmiento, secretaria de la cooperadora de padres de la escuela, explicó que “el grado que se quiere cerrar es un segundo que tiene diez chicos, y fusionarlo con otro que tiene 15. Tienen esa cantidad de chicos porque es lo que el tamaño de las aulas permite. En realidad, la escuela está aumentando su matrícula entre 35 y 40 chicos anualmente. Entonces, no es una escuela con baja matrícula; ocurre que ese grado, por la capacidad del aula, tiene esa cantidad de alumnos. No queremos que los chicos estén amontonados como cosas; son niños que vienen a estudiar”
Volvimos a las carpas blancas, que fueron instaladas frente a la Jefatura de Gabinete porteño, se realizaron abrazos simbólicos a las escuelas afectadas por los cierres de cursos, radios abiertas y clases públicas.
Finalmente se concretó a principios de mayo en su totalidad el cierre de los 96 cursos de nivel medio y primario por parte del Ministerio de Educación de la Ciudad, a pesar de los numerosos reclamos de la comunidad educativa


Se derrumba la Ciudad

Ya no se escucha como antes, pero algunos todavía recordamos aquel terrible derrumbe en el barrio de San Nicolás, en la calle Bartolomé Mitre donde la mitad de un edificio de diez pisos y 30 departamentos (repartido en tres cuerpos), se derrumbó porque los cimientos habrían sido afectados por la excavación y otros trabajos en una obra que se realiza en el terreno vecino.
La falta de controles y los beneficios a los negocios inmobiliarios son estrellas en la gestión Pro en la ciudad, y esto no es gratis, y se ha cobrado vidas, y familias han quedado en la calle por esto, sin un Estado que los proteja aunque sea una vez que perdieron todo.
Para el ingeniero Edgardo Castro, de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, "hay un récord de derrumbes en la Ciudad por obras porque en un año hubo 13 hechos. (21 derrumbes solo en su gestión, y 3 de ellos mortales). Las medidas de seguridad son para que no suceda nada, no para lamentarse después del derrumbe. En cualquier medida de ingeniería tengo que tener la previsión de que me voy a encontrar con cosas que yo no sé, sobre todo en este tipo de terreno con edificios de 60 años."
Las causas claramente están relacionadas además de la falta de controles, con el boom inmobiliario:
Once barrios porteños concentraron el 80% de las construcciones en la primera década del siglo XXI, según informó Gustavo Desplats, de Proto Comuna de Caballito, quien advirtió la "falta de control de las obras y de planeamiento urbano de la ciudad para maximizar los beneficios económicos".
De acuerdo a esa estimación, el 70% de las obras fue "de lujo"; el 30%, de categoría media; y no hay registros de viviendas económicas.
La construcción de edificios en Buenos Aires creció en el primer semestre del año un 37,7% en relación con el mismo período de 2010, el equivalente a 73 edificios nuevos por mes, según un trabajo de la consultora Urbeos.
Una locura, más si se hace sin los controles mínimos que aseguren las construcciones y e bienestar de los vecinos.
La frase central de Mauricio Macri sobre este tema: "Por fortuna, hubo una sola persona desaparecida."...hablaba de Isidoro Madueña, quién una semana después del derrumbe, fue enconrtado sin vida bajo los escombros del edificio.

Tarifazos para todos. Vaciando Buenos Aires

Los porteños comenzaron ya a recibir, en abril de este año, las boletas con el nuevo valor del impuesto al Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) aprobado por el macrismo en diciembre pasado, y que para algunas comunas alcanza el 300%, si bien el promedio general es del 66 por ciento. Además, con el nuevo sistema implementado por la administración del PRO, el pago por ABL dejará de ser bimestral como hasta ahora para abonarse de forma mensual.
Tal como sucedió con la tarifa del subterráneo, cuando a menos de 24 horas de hacerse con la potestad tarifaria el macrismo la incrementó 127%, los aumentos consignados en materia de ABL evitaron todo tipo de gradualismo, convirtiéndose en un verdadero tarifazo. En tal sentido, la primera boleta, cuyo vencimiento se produce a mediados de abril, incluye también el diferencial entre la tarifa abonada durante el primer bimestre –cuando todavía no estaba vigente el aumento– y el nuevo monto.
Pero, adónde va ese dinero?
Expresó la legisladora Laura García Tuñon (Proyecto Sur)“No se sabe qué van a hacer con el dinero que van a recaudar. Por eso, en diciembre nuestro bloque votó en contra. Porque no sólo hay que mirar la casa y dónde está, sino también qué pasa dentro de esas casas. Si son inquilinos, si son madres solteras, si son jubilados. Hay que ver qué pasa en cada caso”, explicó en declaraciones radiales.
El estudio requerido hubiese llevado a analizar detalladamente los casos de las partidas por cada comuna, por lo que no hubiese estado listo por lo menos hasta 2013, un plazo que chocaba con los requerimientos fiscales del gobierno porteño.
No nos olvidemos que Macri aumentó el peaje por sexta vez desde que es jefe de gobierno.El Comité Nacional de defensa del usuario vial lo rechazó manifestando que este nuevo tarifazo, como otros aplicados anteriormente, es claramente inapropiado, abusivo, injusto ilegal, discriminatorio y carente de todo fundamento técnico-económicodes de el punto de vista de la ingeniería económica de transporte.
El objetivo del Ejecutivo porteño es llevar aire a las finanzas de la Ciudad de Buenos Aires. Con los nuevos valores espera recaudar $ 2314 millones, lo que equivale a $ 924 millones más que el año pasado. Subejecutados casi todos los presupuestos de la ciudad...todavía esperamos respuestas referidas a la inversión de ese dinero.


Cierre de Sala de Terapia Intensiva pediátrica del Hospital Durand

Luego de conocerse la noticia de que la terapia intensiva pediátrica del Hospital Durand se encuentra cerrada por la falta de médicos y personal necesario para su funcionamiento, el macrismo recibió duras críticas por esa situación.
“Esperamos que el gobierno porteño designe rápidamente a los profesionales correspondientes, ya que esto sucede en medio de una crisis sanitaria, un brote de bronquiolitis y el aumento del 26 por ciento de la mortalidad infantil en la Ciudad”, dijo el legislador porteño Juan Cabandié.
Sostuvo que “es grave la liviandad con la que Mauricio Macri toma el cierre de la terapia intensiva infantil, dejando librado al azar la salud de miles de niños. No hay excusas, es inadmisible que el distrito más rico del país no pueda garantizar la atención pública de sus habitantes.”
Por su parte, Gabriela Alegre afirmó que “en el 2011, en plena campaña electoral se lo veía en un spot a Mauricio Macri inaugurar las obras. Pero más allá del efecto publicitario, nunca se interesó en designar al personal para que la terapia infantil funcione”.
El aumento de la mortalidad infantil, lejos de ser una cuestión azarosa, es una penosa manifestación de la desatención que hace el macrismo de la salud pública”, consideró.

“No fue una decisión nuestra, jamás hubiéramos decidido cerrar una especialidad que abrimos hace menos de un año. Hubo que cerrar transitoriamente porque renunciaron los tres médicos”, explicó Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gabinete porteño
En tanto, Oscar Trotta, médico pediatra del hospital, señaló a Página/12: “Es común que el gobierno porteño busque excusas afuera, primero echándole la culpa a la renuncia de personal médico y enfermero, después a un brote de bronquiolitis. Pero el servicio no se encontraba en óptimas condiciones, no había personal suficiente y los profesionales se vieron desbordados ante el brote de bronquiolitis”, explicó.
“En 2010 fue inaugurada la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica del hospital; sin embargo, empezó a funcionar recién en agosto de 2011, pero con déficit de personal”, añadió.
“El servicio intensivo infantil se inició con cuatro médicos y ocho enfermeros, cuando en realidad se necesitaban ocho médicos y 18 enfermeros en el área, reclamo que los profesionales hicimos en aquel momento y que nunca fue escuchado por las autoridades de la Ciudad”, dijo Trotta.
La legisladora del Frente para la Victoria Gabriela Alegre opinó: “Los médicos no son los culpables del cierre del servicio del hospital, al contrario, han demostrado su compromiso ya que si seguían atendiendo con esa falta de personal podían, incluso, poner en riesgo la vida de sus pacientes”.


Buscando el cierre del Hospital Borda

Se sabe que las condiciones edilicias, y de los pacientes dentro del Hospital Borda son por lo menos nefastas. Hace más de dos años que piden la instalación de gas en el edificio y no lo consiguen, no tienen luz, no pueden llevar a cabo las actividades de recreación que siempre hicieron, y todos fuimos parte del reclamo para que el Gobierno de la Ciudad reaccione y ponga en condiciones este establecimiento.
Pero nunca iba a pasar. POrque el objetivo está puesto en la construcción del centro cívico porteño en esos terrenos.
Los trabajadores denunciaron durante la recorrida del hospital que para la construcción del centro cívico sería demolido un amplio edificio donde hoy funciona el Taller Protegido Nº 19, donde se realizan tareas de mantenimiento y se construye mobiliario para el hospital y en el que hacen su trabajo de rehabilitación pacientes internados en proceso de recuperación.
El proyecto para construir el centro cívico fue anunciado por Macri en septiembre de 2011. Se trata de edificar una nueva sede para la Jefatura de Gobierno y cinco ministerios en una extensión de tres hectáreas, a un costo de 250 millones de dólares. Desde el gobierno aseguran que no afectará a edificios del hospital, pero todo indica que el enorme galpón que alberga al taller protegido caerá bajo la topadora. Hasta tiene un lugar para mudarse. Curados en salud, los trabajadores no olvidan la intención inicial de Macri de cerrar el hospital y trasladar a los internos a instituciones cerradas.
Allí entraron los efectivos de la policía Metropolitana en la noche del miércoles pasado. Tras romper el candado del portón, dieron paso a obreros de una empresa privada de construcción que vallaron los terrenos del Taller Protegido Nº 19 y la cancha de fútbol (único espacio de recreación deportiva de los internos) Estas fueron las palabras de las autoridades del Hospital:

"Estamos preocupados porque esta madrugada, la policía metropolitana entró en forma violenta al hospital, sin ninguna orden, sin fiscal ni juez, ni acto administrativo que justificara que procedieran de esta forma"
"también ingresaron las fuerzas de infantería y seis móviles de la Metropolitana por la calle Perdriel y no dejaron entrar a los medios de comunicación mientras criminalística tomaba fotos y filmaciones del lugar".
"Imaginen lo que significa para un ciudadano que tiene problemas en el alma la presencia del aparato represivo"


El eterno problema del Subte

Y llegamos al punto central y más conflictivo del gobierno de la ciudad.
Hoy estamos en el sexto día de paro de subtes. La ciudad es un caos.
La gente llega tarde a su trabajo, el tránsito es una locura y Mauricio Macri sigue sin hacerse cargo de la responsabilidad que le toca.
Los trabajadores del subte siguen responsabilizando al jefe de gobierno porteño por el problema y Mauricio Macri dice que no aceptará un servicio quebrado, servicio que él mismo pidió, de locos.
El Alcalde porteño si se hizo cargo cuando de buenas a primeras aumentó un 127% la tarifa del subte, pero no cree que sea él el que tenga que invertir y poner el servicio en condiciones.
Sería asumir un riesgo muy alto hacerse cargo del servicio con las chances de que un accidente pueda mancharle su carrera al 2015 y su único objetivo que es ser presidente.
Así la solución más brillante que se le ocurrió fue poner 500 micros en las calles que reproduzcan más o menos el recorrido de las 6 líneas de subtes, pero esos recorridos eran más cortos, no hacían demasiadas paradas, entorpecieron más el tráfico y la gente seguía igual o más disconforme que antes. Parches...una de las pocas cosas que sabe hacer el PRO


Si a todo esto le sumamos el alineamiento del Pro con Repsol en el tema YPF contra los intereses argentinos, (el PRO fue el único partido que se mostró abiertamente en contra), las vacaciones de lujo de sus funcionarios durante las últimas inundaciones en Capital Federal, su alianza y fraternal saludo con el dictador Federico Franco que hace unas semanas destituyó de manera golpista al presidente Fernado Lugo de Paraguay, sus causas judiciales y su procesamiento por escuchas ilegales, los talleres clandestinos que reducen a la esclavitud a los empleados de su mujer Juliana Awada...Podemos afirmar que su gobierno es un completo desastre. Que va en picada, y lo peor? Que nos arrastra a todos los porteños con él

BASTA DE NEOLIBERALISMO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

pro