EE.UU : Ejecutan a discapacitado mental

Un prisionero afroamericano discapacitado mental fue ejecutado con inyección letal en el estado sureño estadounidense de Texas, pese a haber sido diagnosticado como retrasado mental.

Marvin Wilson, de 54 años, condenado a muerte por haber cometido un asesinato en 1992, fue ejecutado tras recibir una inyección letal en el Centro Penitenciario de Huntsville, 110 kilómetros al norte de Houston.

Los abogados de Wilson habían argumentado que él debería ser elegible para la pena capital porque su coeficiente intelectual: era de 61. En Texas, un coeficiente intelectual de 70 o menos se considera un retraso mental.

"Estamos profundamente decepcionados y entristecidos de que la Corte Suprema haya rechazado intervenir para impedir esta ejecución", manifestó en un comunicado el abogado de Wilson, Lee Kovarsky.

Antes de aplicar la inyección letal, Wilson dijo reiteradas veces a sus tres hermanas e hijo lo mucho que les quería. Asimismo, les pidió mandar un gran abrazo a su madre.

Amnistía Internacional (AI), tras calificar la sentencia de "perturbadora", también exhortó el viernes a los responsables locales a conmutar la pena de muerte del afroamericano, por su discapacidad mental.

Desde la reinstauración de la pena de muerte en el país norteamericano en 1977, unas 1.300 personas han sido ejecutadas en ese país, el caso de Wilson, es el séptimo en 2012 en Texas, estado que ha llevado a cabo 483 condenas desde el restablecimiento de dicha ley.