La Secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, aseguró que su país trabaja estrechamente con el gobierno de Turquía para coordinar una respuesta a la cada vez más profunda crisis en Siria.
Después de una reunión con los líderes turcos, Hillary Clinton dijo que ambos países trabajan mano a mano en los esfuerzos para apoyar a la oposición siria y para hacer los preparativos para la fase posterior a la caída del gobierno del presidente Bashar al Asad en Siria.
Clinton detalló que, en el encuentro con los representantes del gobierno turco, se discutieron los peores escenarios posibles, incluyendo un hipotético uso de armas químicas por parte de las fuerzas de seguridad sirias en algún ataque contra las fuerzas rebeldes.