Recrearan la ciudad de Condorito

TOME PIN Y HAGA ¡PUN! EN CUMPEO


Recrearan la ciudad de Condorito



De los pueblos que salen en Condorito el único real es Cumpeo, porque Pelotillehue no existe y Buenas Peras también nació de la imaginación de Pepo.

El alcalde de la localidad ubicada a 254 kilómetros al sur de Santiago, entre Curicó y Talca, vio en esa coincidencia una gran oportunidad de desarrollo y en la administración anterior, cuando era concejal, planteó la posibilidad de convertirse en una comuna temática al estilo de la historieta.

Claudio Guajardo recordó que entonces muchos se rieron de su idea y la calificaron de “ridícula”, pero cuando asumió la alcaldía la impulsó “sin mucha democracia para que no la echaran abajo, porque estaba convencido que era bueno para el turismo”, explicó.

En el proyecto apoyado por la Corfo y el Fosis participan en la primera etapa 20 emprendedores que recrearán en sus negocios a los existentes en la historieta. El 14 de septiembre será el lanzamiento oficial de la movida cuya implementación total tardará cuatro años porque se sumarán más comerciantes y toda la comuna será acondicionada como sale en Condorito, incluida una estatua del plumífero en la plaza de armas.

El boliche emblemático pertenece a Andrés Silva, un empeñoso inmigrante de la capital que transformó su local en el mítico Pollo Farsante.

Silva ha sido el más embalado, considera que la idea es “extremadamente buena” y altiro mandó a hacer letreros con los personajes. Por eso mismo le da un poco de pena que algunos no estén tan entusiasmados como él, porque considera que la transformación del pueblo debe ser una tarea de todos.

“Estamos sentados en un pozo de oro y me asombra que algunos no vean el potencial que tenemos en las manos”, advirtió.

El comerciante llegó a Cumpeo hace 13 años porque su empresa de artefactos de fibra de vidrio quebró por culpa de las importaciones. Eligió el pueblo en busca de un mejor aire para su hijo que sufría fibrosis quística, quien de todos modos falleció por ese mal.

En su honor bautizó el lugar como La Picá de Andresito, que nació cuando el dueño estaba en la quiebra con depresión sentado frente al camino que conduce a Cumpeo viendo pasar camiones.

Andrés Silva partió vendiendole huevos duros a los choferes y pronto instaló el restaurante que ahora entre los platos tradicionales ofrece el “pollo farsante”, un manjar que mezcla el sabor del ave asada en horno de barro con mariscos frescos.

Además, por $2.800, el visitante puede comprar una botella de tinto Tres Tiritones, una maravilla creada por Robinsón Pérez, un vino de mesa tan rico como barato en cuya etiqueta coleccionable salen personajes de la historieta.

Otro copete temático es la cerveza artesanal Tome Pin y Haga Pun, cuya magia es que al tomarla hasta Doña Tremebunda se ve rica.

También de Santiago llegó Leonor Inzunza, una voluptuosa mujer que se instaló en la región del Maule luego de separarse de su marido.

Dejó su burocrático empleo en un banco, se puso a estudiar peluquería y levantó el salón de belleza Leo Estilo, que rebautizó como Yayita ‘s Estilo.

La estilista se entusiasmó con la idea y feliz encarnó a la mina del pajarraco, y le encontró el encanto a la soltería porque confesó tener varios admiradores con la pinta de Pepe Cortisona.

En pleno centro del pueblo está la farmacia Sin Remedio, un negocio familiar que abrió este año y de inmediato se subió al carro de la transformación.

La técnico en farmacia Astrid Casas tiene fe en el proyecto porque contó que “sin tener nada, ya llega gente a visitarnos”.

Otro protagonista de la historieta es Unión Cumpeo, un equipo de fútbol aficionado que no fue necesario inventar porque existe desde 1916 cuando nació de Unión Católica, un club que se dividió entre ellos y el Colo Colo local.

Luis Zalatiel sufre un problema respiratorio, por eso se dedicó a la diligencia y es el presidente del club. Contó que están felices con la iniciativa que hará más famoso a su equipo, cuya barra brava es temida en la zona. “Lo único penca es que en Condorito siempre perdemos con Pelotillehue”, se quejó.

Al otro lado del pueblo está el Manikomio, un bar-restaurante-pub-discoteca que no debió cambiar su nombre para recrear al siquiátrico de la revista; ese lugar habitado por locos con los ojos como espiral.

El nombre se debe a que su dueño desde chico es conocido como el loco Fernando Salas, cuya locura más grande es haber levantado una discoteca sin nunca en su vida haber visitado una.


ciudad


Condorito

Comentarios Destacados

@rastamanlp +8
Que groso condorito!, la última que me acuerdo haber comprado fue la "condorito de oro", cuando condorito compraba una línea aerea de pelotilehue

8 comentarios - Recrearan la ciudad de Condorito

@rastamanlp +8
Que groso condorito!, la última que me acuerdo haber comprado fue la "condorito de oro", cuando condorito compraba una línea aerea de pelotilehue
@chicuzo +3
Yo era fanático de Condorito de chico. Un groso en serio.
@taringachiriflai
te doy 10 puntos porque vivo en cumpeo conoesco el pollo farsante no se encuentra en pleno centro de cumpeo ya que es un pueblo rural, esta la farmacia sin remedio y varias cosas con nombres de la serie como la peluqueria yayita etc etc, la mayoria de la gente que lo visita queda desconforme ya que el dinero dado por la revista se la lleva el alcalde claudio guajardo oyarce, un gran corrupto, cumpeo es el corazon de rio claro cerca de molina y a 1 hora de talca