El ex secretario parlamentario, Mario Pontaquarto, aseguró que "si no hay condena para mí, no hay condena para nadie"
Comenzó el juicio por presuntas coimas en el Senado.
Comenzó hoy el juicio por el presunto pago de coimas para aprobar la reforma laboral en el año 2000 cuando entonces gobernaba la Alianza al mando del ex presidente Fernando De la Rúa.

El ex secretario parlamentario del Senado Mario Pontaquarto dijo hoy que se siente "más fuerte que nunca", que no está "arrepentido" de haber denunciado ante la Justicia el presunto pago de coimas para aprobar la reforma laboral en el año 2000 y advirtió que los "agravios y mentiras" del ex presidente Fernando De la Rúa lo tienen "sin cuidado".

Cuando ingresaba a los tribunales de Comodoro Py , Pontaquarto, conocido como el "arrepentido" en esta causa, admitió ante la prensa ser consciente de que los jueces podrían imponerle una dura pena. "Por supuesto, si no hay una condena para mí, no hay condena para nadie. Si no hay condena, el juicio va a quedar impune", alertó.

"A mí no me hace absolutamente nada escuchar las mentiras y los agravios de De la Rúa, que han sido una constante durante todo este tiempo", dijo.

De la Rúa se sentó en el banquillo de los acusados junto con quienes fueron su jefe de la SIDE -Fernando De Santibáñez- y su ministro de Trabajo -Alberto Flamarique-, acusados de haber pagado coimas por 5.000.000 de pesos a los ex senadores Alberto Tell, Augusto Alasino, Remo Constanzo y Ricardo Branda, también juzgados, para aprobar una ley de flexibilización laboral en el año 2000.

También estaban acusados de cobrar coimas el senador radical José Genoud, quien se suicidó, y el peronista Emilio Cantarero, quien no está en condiciones psíquicas de enfrentar el juicio.

La principal evidencia contra los acusados es la confesión de Pontaquarto, quien admitió ante la prensa primero y ante la Justicia después haber repartido el dinero de las coimas.

El Tribunal Oral Federal Nº 3 de la Capital está integrado por los jueces Gerardo Felipe Larrambebere, Miguel Guillermo Pons y Guillermo Andrés Gordo. Se prevé que durante el proceso declaren alrededor de 340 testigos. La causa es la n° 857/07, "Cantarero, Emilio Marcelo y otros s/ cohecho".

Los imputados son:
Fernando De la Rúa
Fernando Jorge de Santibañes
Mario Alberto Flamarique
Alberto Máximo Tell
Augusto José María Alasino
Remo José Constanzo
Ricardo Alberto Branda
Mario Luis Pontaquarto
Todos están acusados por el delito de cohecho .


BUENO ESO ES TODO,NO SE OLVIDEN DE COMENTAR,GRACIAS!