El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Alejandra Magdalena Gils Carbó

Todos menos tres
La candidata propuesta por el Poder Ejecutivo fue respaldada por 63 legisladores. Tres senadores radicales votaron en contra.


Alejandra Magdalena Gils Carbó se convirtió ayer en la primera mujer en ser designada procuradora general de la Nación. Con el voto en contra de tres radicales y 63 votos a favor, el Senado aprobó la candidatura de la actual fiscal general de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, que reemplazará a Esteban Righi luego de su renuncia. A diferencia de las resistencias despertadas por el anterior candidato, Daniel Reposo, el kirchnerismo contó ahora con el inusual acompañamiento de la mayoría del bloque radical y del total de las bancadas del Frente Amplio Progresista, el peronismo disidente y la Coalición Cívica, entre otras. “La postulada demostró jerarquía, idoneidad y antecedentes en su paso por el Poder Judicial, con casi 20 años en el ministerio público”, aseguró el senador Marcelo Guinle, titular de la Comisión de Acuerdos.

Con la publicación en el Boletín Oficial, Gils Carbó quedará oficialmente designada en la Procuración General, cargo que la convierte en jefa de todos los fiscales del país. Especializada en derecho comercial, jugó un rol importante para el avance de causas como Papel Prensa y, entre otras cosas, se pronunció en contra de la fusión entre Cablevisión y Multicanal (ver aparte).

La semana pasada, Gils Carbó respondió satisfactoriamente las preguntas de los senadores de la oposición, lo que anticipó el amplio consenso alcanzado en la sesión de ayer. Solo los radicales Mario Cimadevilla, Laura Montero y Arturo Vera votaron negativamente porque, si bien reconocieron los méritos técnicos de la candidata del Ejecutivo, cuestionaron algunas de sus respuestas. “Muchos senadores le preguntaron por temas sensibles y trascendentes y eludió las respuestas”, sostuvo Cimadevilla, para quien esa actitud se debe a que Gils Carbó “no se anima a expresar su opinión” y por eso no garantiza su independencia. Montero, en tanto, se quejó porque la funcionaria no respondió a sus requerimientos respecto del Indec. “Le estamos exigiendo un rol que no tiene que tener. Analizar la temática de la inflación no es una competencia de la procuradora general”, le replicó a su turno el titular del bloque oficialista, Miguel Pichetto.

La propia oposición se encargó de resaltar las características de la candidata, en contraposición con Reposo, y de remarcar las respuestas que consideraron valiosas. De todas maneras, algunos legisladores remarcaron que “no se trata de un cheque en blanco”, sino que sus palabras servirán para evaluar su posterior cumplimiento. “Vamos a seguir de cerca estos compromisos que ha hecho Gils Carbó. Esperamos una conducta independiente respecto del Poder Ejecutivo”, sostuvo el radical Gerardo Morales, quien pasó a enumerar las apreciaciones que le valieron el apoyo de 11 de los 14 miembros de su bancada: la calificación como “un gran error de oportunidad” la salida de la cárcel para actividades culturales del femicida Eduardo Vázquez; su postura de “adoptar un estándar de transparencia” sobre la identidad de los accionistas de empresas contratistas del Estado; su compromiso con “dictar la reglamentación que sea necesaria para reforzar la actuación” de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, cuyas facultades fueron limitadas por el anterior procurador general, entre otras.

La peronista disidente Sonia Escudero rescató el compromiso de Gils Carbó para promover acciones colectivas, mejorar el acceso a la Justicia, luchar contra el lavado de dinero y el narcotráfico, además de su defensa de la libertad de expresión. La senadora salteña reivindicó, además, que una mujer acceda a este cargo y aseguró que en el Poder Judicial es el ámbito donde existe una mayor subrepresentación de mujeres.

A pesar de que la diputada Elisa Carrió fue la única dirigente política que impugnó su postulación, la senadora de la Coalición Cívica, María Eugenia Estenssoro, decidió votar favorablemente. No parecieron convencerla las acusaciones de la chaqueña, que tildó de “fanática del Gobierno” a Gils Carbó. “Los antecedentes jurídicos y académicos de la doctora Gils Carbó son buenos. El único tema donde tengo dudas es en si va a tener independencia de los intereses del gobierno nacional o si va a tener ecuanimidad de su propia ideología”, señaló Estenssoro, que en un gesto conciliador reconoció la importancia de los decretos que dictó el ex presidente Néstor Kirchner en 2003, que establecieron procedimientos especiales para la designación de los jueces de la Corte Suprema y el representante del ministerio público.

“Sus posturas frente a determinados grupos de poder, claramente pueden definir lo que significa ser independiente en el ejercicio de la función judicial. Quien ha leído sus dictámenes no va a dudar sobre la independencia, que ha podido jugar fuerte con sus convicciones en momento oportuno”, le replicó Guinle.

Los cuatro miembros del Frente Amplio Progresista, que no se caracterizan por votar en sintonía, también manifestaron su acompañamiento. “Es bueno que ella se lleve una copia de lo que ha dicho en la comisión. Es una buena candidata. Se equivocaron con el primero, pero en el segundo le pegaron”, dijo Luis Juez con su habitual estilo.

La vacante en la Procuración se produjo el 9 de abril, cuando Ri-ghi presentó su renuncia. El detonante de aquella decisión había sido la denuncia penal del vicepresidente Amado Boudou contra el estudio jurídico de su esposa por supuesto tráfico de influencias. El intento de designar a Reposo se frustró cuando la oposición en bloque impidió que el oficialismo alcance los dos tercios de los votos.

“Es de mal gusto seguir sobreactuando y lapidando a un funcionario”, les salió al cruce Pichetto a los opositores que machacaron durante la sesión sobre la actuación de Reposo. El senador rionegrino sostuvo que “cuando se pone a consideración un cargo no hay un sujeto inmaterial perfecto, de laboratorio que va a ser satisfactorio para todos”. Gils Carbó, la nueva procuradora general, estuvo cerca.



Alejandra Magdalena Gils Carbó

1 comentario - Alejandra Magdalena Gils Carbó