Zaffaroni, el juez prostibulario, muestra sus colmillos una vez más:

Fuente