La empresa Samsung pagó la multa de mil millones de dólares a Apple con monedas de 5 centavos, luego que el viernes un jurado federal declarara que robó tecnología de la empresa de Cupertino, California, para fabricar y vender teléfonos multifuncionales con el programa operativo Android de Google.

Luego que la Corte no especificara cómo debía hacerse el pago por haber perdido el juicio, Samsung reunió 20 mil millones de monedas de cinco centavos para pagar la multa.

Lee Kun-Hee, CEO de Samsung, dijo en un comunicado que no se dejaría intimidar por un grupo de geeks con estilo y que “si quieren jugar sucio, ellos también saben hacerlo… Puede usar sus monedas para comprar refrescos en la maquinita para toda la vida o fundirlas y hacer computadoras con ellas, eso no es mi problema, yo ya les pagué y cumplí ante la ley. En total son 20 mil millones de monedas, esperamos terminar de entregarlas en esta semana”.


Lee Kun-Hee es el hombre más rico de Corea del Sur, según la revista Forbes.

El veredicto de un jurado federal el viernes de que Samsung robó tecnología de Apple para fabricar y vender teléfonos multifuncionales con el programa operativo Android de Google representa una advertencia a otras empresas que fabrican dispositivos similares, los cuales son la mayor amenaza de mercado para Apple.

“Algunos de estos fabricantes de dispositivos podrían terminar diciendo: ‘Nos encanta Android, pero realmente ya no queremos pelear con Apple’, estimó Christopher Marlett, director general de MDB Capital Group, un banco de inversiones especializado en propiedad intelectual.

“Creo que a la larga Google tendría que indemnizar a estos tipos, si es que quiere que sigan usando Android”, agregó.

Eso si es que el fallo continúa en pie. Samsung, el fabricante surcoreano y líder mundial entre los fabricantes de teléfonos multifuncionales, advirtió que lo impugnará. Sus abogados le dijeron a la jueza del caso que tenían la intención de pedirle que anule el veredicto.

“No debe permitirse que esta decisión persista porque desalentaría la innovación y limitaría los derechos de los consumidores a tomar decisiones propias”, dijo el principal litigante de Samsung, John Quinn. Consideró que la jueza o una corte de apelaciones deberían anular el fallo.

Los abogados de Apple prevén exigirle formalmente a Samsung que retire del mercado estadounidense sus teléfonos celulares y tabletas informáticas más populares. También podrían pedirle a la jueza que casi triplique la indemnización, de mil 050 millones a 3 mil millones de dólares.

La juez federal de distrito Lucy Koh decidirá en las próximas semanas sobre esos aspectos, junto con la demanda de Samsung para que anule el veredicto del jurado.

Quinn dijo que la compañía surcoreana apelaría si la jueza les rechaza la petición.
En abril de 2011, Apple presentó la demanda por supuesta violación de patente y contrató a varios de los abogados de patentes mejor pagados en Estados Unidos para exigirle 2 mil 500 millones de dólares a su principal rival en el mundo de los celulares multifuncionales. Samsung Electronics Co. contrademandó y exigió una indemnización de 399 millones de dólares.

El jurado de San José, California, rechazó el viernes todas las querellas de Samsung contra Apple, pero también se pronunció contra algunos de los reclamos de Apple relacionados con dos decenas de dispositivos de Samsung.
Samsung paga multa con monedas de 5 centavos