¿Habrá un tercer mandato de Cristina Fernández?


Aunque apenas se cumplirá un año de la reelección de Cristina Fernández, presidenta argentina, se ha creado polémica ante la posibilidad de un tercer mandato.



¿Habrá un tercer mandato de Cristina Fernández?


Al contemplarse una eventual segunda reelección de Cristina Fernández, presidenta argentina, se ha desatado una gran polémica nacional toda vez que las leyes constitucionales del país impiden a la mandataria buscar una tercera administración consecutiva.

De esta manera, mientras algunos dirigentes promueven una reforma constitucional para que la presidenta pueda encabezar un tercer gobierno, otros rechazan la propuesta de manera tajante.

Fernández de Kirchner, impávida, sólo sonríe cuando le preguntan si apoyará los cambios legales para volver a postularse en las elecciones de 2015.

Así se anticipan los tiempos electorales en un país que apenas en octubre pasado llevó a cabo los comicios en los que la presidenta fue reelecta con el 54 por ciento de los votos para un segundo periodo de cuatro años.

Si bien sólo han pasado diez meses desde que fue reelecta como presidenta de Argentina, todos los sectores sociales discuten si un tercer mandato será pertinente; ya se enjuicia la conveniencia de continuar “el modelo” que la abogada y su fallecido esposo y antecesor, Néstor Kirchner, pusieron en vigencia desde 2003.

La Constitución argentina actual sólo permite una reelección consecutiva, por lo que en 2015 Fernández está legalmente obligada a dejar la candidatura oficialista a otra personalidad política.

Aunque no hay ninguna propuesta de reforma oficial en el Congreso, el debate ha sido tan intenso que incluso el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Ricardo Lorenzetti, advirtió que los cambios no son necesarios.

"La reelección no es una buena solución y no se justifica convocar una reforma con muchos temas, pero recordemos que todavía no hay ninguna propuesta del Ejecutivo, tampoco nadie lo está proponiendo. Muchas veces se habla sin que exista nada", apuntó.

Por otro lado, el principal precandidato presidencial opositor, Mauricio Macri, anunció que liderará “la lucha contra la re-reelección porque creo en la alternancia y en la renovación, pero no en los proyectos eternos y modelos como el de Hugo Chávez”, el actual presidente de Venezuela.

Francisco Gutiérrez, alcalde de Quilmes en la Provincia de Buenos Aires, consideró que para lograr la reforma constitucional el oficialismo debe empezar de inmediato las campañas legislativas con miras a las elecciones intermedias de 2013.

“Debemos ganar la mayoría en el Congreso con más del 50 por ciento de los votos, así la presidenta podrá decidir si quiere continuar un mandato más o se inclina por marcar cuál es la continuidad política e ideológica que garantice profundizar el proyecto nacional y popular”, precisó.

Para poder reformar la Carta Magna argentina, al menos dos tercios de los diputados y senadores deberán votar a favor de una convocatoria a una asamblea que la modifique.

Cabe mencionar que el peronismo kirchnerista y sus aliados forman la mayoría absoluta en ambas cámaras del Congreso, sin embargo, no completan los dos tercios.

Guitérrez calculó que el kirchnerismo necesita obtener entre el 45 por ciento y el 49 por ciento de los votos en las elecciones legislativas de medio turno del segundo Gobierno de Fernández, que se celebrarán el año próximo. De esta forma, lograría la cantidad de escaños requeridos para la reforma constitucional.

Empero, no todo el kirchnerismo está de acuerdo con que Fernández gobierne por 12 años. Como ya se mencionó, dirigentes e intelectuales han puesto reparos.

Un diputado, Carlos Kunkel, dijo que sólo a finales de 2014 y principios de 2015 el kirchnerismo se ocupará de quién será el candidato presidencial y señaló que el asunto de la re-reelección fue sugerido por la oposición.

A fines de agosto, la Unión Cívica Radical (UCR) envió una carta a los presidentes de los demás partidos opositores para “formar un frente común contra una reforma constitucional que habilite un tercer mandato de Fernández”.