Hola T!


En este post, quiero que hacer un simple “homenaje” a una gran persona y artista como fue Miriam Alejandra Bianchi, más conocida como GILDA.
Es para mí una referente en todo sentido, fue una gran mujer.




Gilda - 16 años sin ella,mi recuerdo [Megapost MF]
discografia
recuerdo
homenaje
corazon valiente
TROPICAL
gilda
cumbia
fuiste
2012


A continuación les redacto una mini-biografía de ella, lanzada en 2006:



“GILDA: El Ángel de la bailanta, más vigente que nunca”


arrepiento

Gilda - 16 años sin ella,mi recuerdo [Megapost MF]

discografia

recuerdo


Mito indiscutible, su presencia crece con el paso del tiempo. Sus canciones dan contexto musical a los programas de televisión más convocantes del país y son adaptadas por los artistas top del exterior.
“En el cartel de una legendaria película dirigida por Charles Vidor, en 1946, rezaba: -Nunca hubo una mujer como Gilda- (There never was a woman like Gilda). Ese anuncio se refería a una mujer de cara angelical y presumible ingenuidad, que de pronto mutaba en indomable, en una diosa de belleza insultante, que conseguía y hacía lo que quería. Sin duda alguna, una de las “femme fatale” de la historia de Hollywood: Rita Hayworth, ¿Quién más que ella? La jovencita nacida en Brooklyn que llevó al matrimonio al genial Orson Welles y después al príncipe Ali Khan se elevaba en ese film a la categoría de mito erótico, convertida en inspiración de millones de soñadores y, por qué no, en sus proyecciones.


En eso estaban Omar Bianchi e Isabel Sciolli, habitantes de las latitudes porteñas de Villa Devoto, deseando eternizar en su recién nacida aquel nombre de película, encarnado por la diva.
Aterrizaje forzoso, el Registro Civil, no lo aprobaba y entonces la beba fue Miriam Alejandra Bianchi. Puertas adentro, Gilda. Una criatura que a los 4 años mostró su precocidad aprendiendo a leer y escribir y, cuando creció, según cuentan, tuvo la ilusión de ser azafata o pediatra, un par de elecciones entre el Cielo y la Tierra… ¿Vaga intuición de su destino?
Sin embargo, las circunstancias la llevaron a desempeñarse como maestra jardinera para aportar dinero a su hogar en un momento difícil. Y fue en ese territorio infantil que desplegó, su tendencia a bailar, cantar y disfrazarse. Disfrutaba con enorme placer organizando obritas de teatro e inclusive llegó a interpretar en algún acto escolar a Gladys “La Bomba Tucumana”, exponente de la música tropical, cercano en su estilo suave de feminidad acentuada.
Gilda se casó a los 18 años, tuvo 2 hijos y años después se separó. Tenía 29 años cuando se presentó a una convocatoria de vocalistas donde conoció a Juan Carlos “Toti” Giménez, músico y compositor que hasta 1991 había acompañado artísticamente a Ricky Maravilla y se convertiría en su pareja definitiva. De este modo se difundió el casual encuentro, aunque la versión que luego daría a conocer Gilda revelaba entre ambos una prehistoria, donde ya existía amistad desde la infancia y un día clave, en que volvieron a cruzarse viajando en colectivo.


No resultó fácil entrar en el mundo bailantero. Los productores apostaban a otra imagen de mujer, mas estridente y voluptuosa. Hasta que en 1992, el sello Magenta, edita su primer material discográfico, titulado “De Corazón a Corazón”. De allí en más, Gilda quebró el concepto imperante abriendo paso a la cumbia con su recatada armonía física, su versión delicada de una mujer nocturna. Tenía aptitudes que aportaron a una combinación infalible: dulzura, calidez, determinación y talento. Sin contar que la angelical cantante sumaba a su belleza un procedente de varios deportes, clases de danza clásica y española, e incursiones en el teatro afirmando su presencia en el escenario con desenfadado dominio.
Por entonces, alternaba, entre jardín y el espectáculo hasta que la convivencia de ambas profesiones fue inconciliable. La maestra de ingenuos infantes no podía transformarse de noche en una ninfa de minifaldas y provocativos contoneos.


En esta encrucijada ganó el terreno artístico y, de alguna manera, Gilda trasladó el aula escolar al imperio de las luces. Con absoluta libertad y la misma alegría que abordaba al público menudo, desplegaba su caracterización de la primavera cubriéndose de flores o asumiendo el papel que su fantasía le dictara.
En 1993 lanzó su segundo disco “La Única” y fue una de las figuras del Festival de la cumbia peruana, realizando en Lima más de una decena de actuaciones exitosas. Su popularidad creció con el tercer material discográfico “Pasito a Pasito” (1994) y su siguiente álbum, “Corazón Valiente”, se hizo acreedor del Disco de Oro, en 1996, con canciones como “Paisaje” –inolvidable hit de Franco Simone- “Fuiste, “Un amor verdadero” y “Jesucristo”, la canción de la comedia musical llevada al cine en Jesucristo Superstar.


La fama de Gilda lindaba con a sugestión de numerosos fans, en vida, le atribuyeron facultades sanadoras. En varias ocasiones la cantante se vio obligada a aclarar que no era curandera, pero se acercaba con actitud efectiva a esa Fe que la gente depositaba en ella por ser su devoción más próxima.


El 7 de Septiembre de 1996, se trasladaba a Chajarí (Entre Ríos) con toda su comitiva para cantar cerca de la medianoche. Llovía copiosamente y sobrevino una mala maniobra de un camión de origen brasileño a la altura del kilómetro 129 de la ruta 12. Gilda encontraba el punto final a su carrera artística junto a otras seis, personas, entre ellas su hija mayor y su madre, Isabel. Aquí comenzaba otra fase, la de su rauda ascensión al podio de los mitos, generalmente acompañada de muertes prematuras en el momento exacto de furor popular. Siete meses más tarde, varias emisoras de música tropical, transmitieron simultáneamente “No es mi despedida”, una canción compuesta por ella diez días antes de su muerte y grabada de manera casera. “Recuérdame a cada momento, porque estaré contigo,/No habrá distancia que te aleje, porque estarás conmigo,/me llevo tu sonrisa tibia, tu mirada errante,/desde ahora en adelante vivirás dentro de mí…”, afirma parte de su letra anticipándose a esa instancia de rasgos mágicos que desataría su desaparición física.


En un programa televisivo reciente dedicado al boxeo, Guillermo Vilas hizo alusión a esas estrellas de luz inusual, que cada tanto se inscriben en la historia de una cultura, reflexionando acerca de sus destinos. En la inquietante diferencia entre consumirse y apagarse. Consumirse por ley natural, llevando la profesión hasta donde la valentía la sostenga aunque arrecien los deterioros. O apagarse abruptamente por un retiro voluntario en el momento culminante de la carrera, o a causa de lo imprevisible, como en el caso de Elvis y Gardel, en el terreno artístico. Y más cercanos, Gilda y Rodrigo.


El resto habla por sí solo. La supervivencia del ídolo va más allá del instante trágico, cuando el espíritu popular legitima su impronta.


Gilda, “La reina de la cumbia”, logró formar parte de la trama social aniquilando diferencias de clase. Su vigencia se recrea permanentemente: “No me arrepiento de este amor” fue la canción elegida por la cerveza sponsor de nuestra selección en el último mundial (2006); “Corazón Valiente”, en la voz de Natalia Oreiro, es la cortina musical de “Sos mi vida”, una de las novelas top actuales. Apareció intermitentemente en “Se dice amor”, otra de las tiras románticas emitida en horas de matinée, donde Alicia Zanca encarnó a una de sus devotas seguidoras y Eugenia Tobal, interpretó el clásico “Fuiste”. Gilda está presente en cánticos de las hinchadas de futbol, aparece en el imaginario del filme de Mariano Mucci, “El boquete” y su vida misma es un proyecto cinematográfico que convoca múltiples posibilidades de realización.


El escritor Washington Cucurto, titulo una de sus relatos con nombre de “Noches vacías” homenajeando a la maestra bailantera. Una calle tucumana lleva su nombre y como si fuera poco, es respetada y admiradas por figuras del pop y del rock. Leo García comento en una entrevista de un club de fans: “-para mí, Gilda es el ángel de la música, pero de toda la música. Ella representa eso. Como está Santa Cecilia, para la Iglesia Católica, pero más grande todavía. Es como la santidad de la música popular. Sigue estando viva y presente siempre”.



homenaje
corazon valiente
TROPICAL
gilda
cumbia
fuiste
2012
arrepiento
Gilda - 16 años sin ella,mi recuerdo [Megapost MF]
discografia
recuerdo
homenaje
corazon valiente





“Un santuario al borde del camino”


Desde ese fatídico 7 de Septiembre de 1996, el escenario de la tragedia se convirtió en santuario. Un convocante destino para la peregrinación de los miles de seguidores que cosechó, la artista en vida. En el kilómetro 129 de la ruta 12, en Entre Ríos, el comerciante Carlos Maza, incondicional admirador de Gilda, se encargó de levantar esa suerte de altar simbólico y de organizar muchos homenajes que se sucedieron durante los años posteriores al accidente. La construcción es precaria, pero muy sugestiva: una sola pared de ladrillos, dos flancos cubiertos con lonas y los restantes abiertos. Sobre esa pared se advierte una suerte de vitrina que contiene un corazón rojo. A su alrededor se multiplican las ofrendas, tan diversas como las que ornamentan los santuarios erigidos a la vera de los caminos.


Rosarios, flores, llaves, zapatos, lentes de sol, banderines de futbol, estatuas de Cristo, camisetas dedicadas, gorras…y, por supuesto, infinidad de velas. Cuando llegan al lugar, lo peregrinos rezan. Luego algunos dejan registrada su presencia. “Milagrosa Gilda, te rogamos que, por tu intermedio, Dios y la muy Santa Virgen nos liberen de nuestros enemigos corporales y espirituales”, pueden leerse en la plancha que registra los pedidos de los visitantes. Los restantes escritos no hacen más que confirmar la categoría de “Santa” que Gilda conquistó en el corazón de sus admiradores.


En cada aniversario, los fans llegan al lugar por medios propios o a bordo de los que ofrecen los responsables de la movida bailantera. Por supuesto que no todos los peregrinos son anónimos. Algunos de ellos gozan de una celebridad mayúscula, como es el caso de Ricky Martin, quien visitó el santuario como un admirador más. Eso no es todo. La fama que envuelve a la desaparecida artista es tan vasta que en varias ocasiones, la ceremonia fue transmitida vía satélite a varios países latinoamericanos.


TROPICAL
gilda
cumbia
fuiste
2012
arrepiento
Gilda - 16 años sin ella,mi recuerdo [Megapost MF]
discografia
recuerdo





“Si quieren a Gilda, oigan a La 12”


Pocas veces, una canción popular ganó tantos espacios de difusión como “Fuiste”.
Y no nos referimos a las tandas musicales de las radios, sino a las discos de moda y a los programas de televisión. En este último medio, fue cortina de telenovelas de alto rating como “Gasoleros” y “Muñeca Brava”. Hasta Marcelo Tinelli la cantaba en Videomatch. Pero la consagración definitiva del tema como hit nacional la consumió la hinchada de Boca. Fue “La 12” quien registró popularidad de “Fuiste” al utilizarla como base de los cánticos folclóricos de cada Domingo. Curiosamente, Gilda era “bostera”. Y paradójicamente vaticinó ese desenlacé: “Más allá de lo que muestren los números o las compañías discográficas cuando se habla de un verdadero éxito y popularidad, hay un solo termómetro exacto para medirlo: la hinchada de Boca. ‘Cuando “La 12” canta a coro un tema tuyo adaptado al futbol, ahí sí que sos famosa’, confesaría la artista en un reportaje a esa experiencia que no pudo disfrutar.

































Más imágenes ...


cumbia
fuiste
2012
arrepiento
Gilda - 16 años sin ella,mi recuerdo [Megapost MF]



Hace 16 años moría Gilda, la reina de la movida tropical.




Un trágico accidente en la ruta la convirtió en mito justo cuando su carrera estaba en la cima. Dejó discos memorables y sedujo por igual a hombres y mujeres. Sus fans la siguen venerando.

Antes de que aquel 7 de setiembre de 1996, hace hoy exactamente 16 años, Gilda partiera para emprender la llamada gira definitiva, en los ambientes tropicaleros ya era considerada la princesita del amor por la dulzura que transmitía en cada una de sus canciones, y poco a poco había comenzado a disputarle palmo a palmo a Gladys, la Bomba Tucumana y Lía Crucet (la Tetamanti, como la había bautizado el conductor de televisión Leonardo Simons, que también falleció trágicamente) entre otras, el preciado cetro de reina de la bailanta.

A puro corazón, con su simpatía y dulzura, Miriam Alejandra Bianchi -según sus documentos de identidad- ya iba en camino de heredar el trono de reina de la bailanta cuando la muerte la sorprendió en la ruta entrerriana. Su famosa pollerita corta ya se había convertido en un símbolo de su seducción. Admirada por las mujeres y deseada por los hombres, Gilda era la gran figura popular que venía asomando con más fuerza.

Corazón Valiente y Fuiste, dos de sus temas más bailanteros, eran los preferidos de los admiradores de esta leyenda consagrada hoy en día en la Santa de los Pobres por los miles de fieles que se acercan hasta su santuario para dejarle una estampita o una donación. Con toda la furia tropical y un amor incondicional de sus seguidores, esta cantante que falleció en la plenitud de su carrera artística ya forma parte de la mitología popular.

La reina de la bailanta

“Era toda una princesita que enamoraba a hombres y mujeres por igual -comenzó diciendo Ariel, del barrio porteño de Pompeya, uno de sus tantos fans que este año cumplirá el ritual de visitar su santuario-, porque ella no competía con las chicas, porque estaba casada y era muy feliz en su vida íntima”.

Sus shows ya eran multitudinarios, convocando a más de 3 mil personas por noche -”era como si hiciera un Gran Rex cada día”, según especulaciones de los productores que la contrataban- en los locales del interior del país donde se presentaba. “Gilda era un fenómeno masivo que no se sabía a ciencia cierta hasta dónde podía llegar. Lo único que le faltó hacer en su carrera fue un gran concierto en un estadio de fútbol”, comentó María de los Angeles, una fans incondicional que asegura haber presenciado no menos de 20 conciertos de la artista trágicamente fallecida.

En el ambiente tropical, donde hasta ese entonces predominaban las mujeres voluptuosas y exuberantes como Gladys la Bomba Tucumana o Lía Crucet, a principios de la década del 90 había comenzado a mandar esta princesita de la pollerita corta llamada Gilda que hacía delirar a las multitudes. Su injusta muerte fue posteriormente un trampolín para que sus canciones se escucharan en cada rincón de la Argentina, donde Gilda -sin proponérselo-, de la noche a la mañana, pasó de ser una cantante popular a un mito que veneran miles y miles de personas.

No Es Mi Despedida, uno de sus hits post mortem, sin quererlo probablemente, es uno de los testimonios que Gilda brindó de su paso por el mundo de los vivos y contribuyó con su música a la cultura popular que le tenía asignado un lugar de privilegio en el corazón de sus fans que año tras año se multiplican incansablemente.

Con una producción de tan sólo 4 CDs grabados, Gilda pasó de ser la princesita del amor a la reina de la movida tropical o reina de la bailanta, en la cual probablemente se haya inspirado Cacho Castaña cuando compuso uno de sus últimos grandes hits musicales y que ahora hace bailar a diversas generaciones de hombres y mujeres consolidando a Gilda como un mito que nunca morirá por obra y gracia de sus fans y admiradores.

Una Eva entre Adanes

Al comienzo de su carrera musical, la relación con sus colegas bailanteros no fue la mejor, ya que Gilda estaba irrumpiendo de manera exitosa en un mundo machista y cerrado. El tiempo hizo que pudiera demostrar no sólo sus cualidades artísticas arriba del escenario, sino que con su calidez, dulzura y humildad pudo generar el respeto de colegas como Antonio Ríos, Alcides, Ricky Maravilla y Pocho la Pantera quienes estuvieron presentes el día de su funeral.

Sus discos Gilda, la Unica; A Dios y Corazón Valiente fueron un éxito total y por este último recibió el disco de oro. El CD Corazón Valiente incluía la canción que la llevó a ocupar el primer puesto en el ranking: Fuiste. Muchos creían que estaba dedicado a un amor perdido en su adolescencia, pero en una de sus últimas entrevistas, la cantante aclaró, sin dar nombres, que se había inspirado en una historia de amor sufrida por uno de sus famosos Adanes bailanteros.




El santuario, punto de reunión en cada aniversario.


Es un templo donde se mezclan la fe de quienes la rezan diariamente y el eterno recuerdo de todos sus seguidores.

“El santuario de Santa Gilda -como la llaman sus devotos- es un templo donde se mezclan la fe de quienes la rezan diariamente y el eterno recuerdo de todos sus seguidores que viajan desde distintas partes del mundo para homenajearla”, dice Carlos Maza, el padre del santuario que se construyó a la vera de la ruta 14 km 129, lugar donde el ómnibus que la trasladaba a ella y a sus acompañantes, impactó con un camión de transporte brasileño y dejó como saldo además de la desaparición física de la artista popular, la de su hija Mariel, su madre Tita y tres músicos de la banda.

Maza, un fanático de Gilda, fue el propulsor del santuario que se hizo en homenaje a la cantante. En principio, se construyó uno a la vera de la ruta que estaba decorado con banderas, fotos, flores que dejaban los fans y cientos de CDs de quienes se acercaban al lugar dejando como símbolo de agradecimiento y cordialidad con la ídola. Por causas que nadie pudo nunca conocer, extrañamente el santuario se prendió fuego una fría madrugada del año 1997, lo cual generó el enojo y malestar de los fans que se acercaban para el aniversario de la muerte.

Rápidamente, Maza se puso la tarea al hombro de construir “un santuario más sofisticado y con menos riesgo de poder sufrir ataques extraños. Es entonces cuando se construyó el actual santuario, que dejó de estar a la vera de la ruta, para pasar a estar unos metros dentro de un predio comprado con las ofrendas de los seguidores”. Ya en el camino se pueden ver miles de fotos de Gilda con símbolos que la visten como una verdadera santa popular. Cruces, aureolas de luces en la cabeza de Gilda y fotos que entremezclan a la virgen María con la cantante son comunes en el reducto creado como una forma de mantener viva y eterna la imagen.

“Todos los 7 de setiembre miles de personas se acercan al lugar a rendirle homenaje a la cantante y renovar muchas de las ofrendas que fueron dejadas años anteriores”, detalla el padre del santuario. Como todo grupo social, los fanáticos de Gilda también manejan sus propios códigos, y es por esto que está establecido entre ellos el hecho de tener que llevar una nueva foto de Gilda a cada aniversario y retirar una vieja que se encuentre en el lugar.





discografia
recuerdo
homenaje
corazon valiente
TROPICAL
gilda
cumbia
fuiste


"Sabias que...? Curiosidades de Gilda.



"¿Sabías que..."


1 - ...Gilda puso la voz en 2 discos del grupo "Las Primas", cuando todavía no tenía en mente ser cantante solista y mucho antes de que se armara su grupo musical "La Barra".


2 - ...Compuso y grabó en un cassette el tema "La Playa Tropical" para el CD de Flavia Palmiero "Flavia está de fiesta" el cual ocupa el track Nº 11 de ese CD. Gilda no se dedicaba a componer para otros artistas, pero Toty la recomendó entonces le cedieron escribir uno de los temas del disco de Flavia.


3 - ...El tema "No es mi despedida" está dedicado a una amiga de Gilda que vive en Bolivia, y que originalmente se iba a llamar "El Mundo" pero una semana antes del trágico accidente, Gilda misteriosamente modificó la letra. ¿Premoción?.


4 - ...Existe un cassette con temas melódicos de Gilda que por culpa de los derechos de autor no pudieron ser editados en "Las Alas del Alma". Los temas son "Tan Enamorados", "Sueña", "El Incondicional" entre otros más.


5 - ...Hacía 3 meses que Gilda estaba separada de Toty cuando pasó el trágico accidente. Gilda planeaba hacer algunos cambios de vestuario en su banda también, como también cambiar su estilo musical sin alejarse de las ramas de la cumbia. ¿Reggae?


6 - ...Que el próximo video-clip que Gilda iba a grabar era "No te quedes afuera"...


7 - ...Que el cassette post-morten no estaba en el lugar del accidente sino en el estudio de Toty Gimenez (Productor de Gilda).

8 - ...Que Gilda conoció a Toty por medio de un aviso clasificado en donde se buscaban vocalistas para un grupo que se estaba por armar.


9 - ...Que la frase final del recitado de "Un amor verdadero" iba a ser "Te amo" pero Toty no estaba muy contento con esa idea, ya que estaban atravesando una crisis en su relación (la cual Gilda nunca aclaró que eran, si amigos, compañeros de trabajo o algo más) por lo tanto Gilda optó por modificarla y decir algo menos directo.


10 - .... Que Gilda contó que en una entrevista con Fabían Manchero que tenía un amor secreto el cual no podía enterarse nadie... ¿Quién sería?







2012
arrepiento
Gilda - 16 años sin ella,mi recuerdo [Megapost MF]
discografia
recuerdo
homenaje
corazon valiente
TROPICAL
gilda
cumbia
fuiste
2012
arrepiento
Gilda - 16 años sin ella,mi recuerdo [Megapost MF]
discografia
recuerdo
homenaje
corazon valiente
TROPICAL
gilda

cumbia





Bueno, con ello quiero homenajear humildemente a Gilda, una fantástica mujer, sinceramente se la extraña muchísimo.

Han pasado ni más ni menos, que 16 años, de ese 7 de Septiembre de 1996, en Entre Ríos.
Un saludo muy grande !


Muchas pero muchas gracias por los mensajes, los que valoran este "post", no me importa los puntos, quiero que sepan un poquito de la magnitud de este ángel, GILDA, gracias por ver un poco de ella, prometo con tiempo arreglar algunas imágenes que se "cayeron" un abrazo! Gilda se los agradece, alegría y bendiciones a todos !



fuiste