La educación durante el gobierno de Arturo Illia. Del 12% del presupuesto nacional para educacion al 23% en tan solo 3 años


Arturo Illia asumió la presidencia el 12 de Octubre de 1963. Sus primeras medidas fueron la eliminación de la proscripción peronista. Permitio que se manifestaran libremente y se presentaran a las próximas elecciones de 1965. Increíblemente un político cumplía sus promesas de campaña. Con estas medidas, Illia comenzaba su breve mandato que tantos logros tuvo (ley del salario mínimo, vital y móvil, anulación de las concesiones a empresas petroleras extranjeras, recuperación económica, mejor distribución del a riqueza, etc.).

El impulso a la educación y la cultura fue lo más sobresaliente de su gobierno, reconocido por el argentino Luis Leloir, Premio Nobel de Química: “La Argentina tuvo una brevísima edad de oro en las artes, la ciencia y la cultura, fue de 1963 a 1966”. El presupuesto educativo creció exponencialmente durante su gobierno, en 1963 era de 12 % y en 1965 de 23 %. Se inicio el Plan Nacional de Alfabetización, se crearon escuelas que incluían comedores, se repartió gratuitamente útiles para medio millón de alumnos y se impulso las escuelas técnicas y las rurales. En las universidades creció enormemente el presupuesto y se garantizo la libertad absoluta de pensamiento para docentes y alumnos.

Entre 1963 y 1965 se graduaron 40.000 alumnos en la Universidad de Buenos Aires, cifra mas alta de la historia de esa universidad. Sin embargo, esto no fue suficiente para evitar que gran parte del estudiantado universitaria se sumara al reclamo de los sectores golpistas que además incluían a los grandes medios de comunicación, a varios sectores peronistas y obviamente a las fuerzas armadas. Desde el exterior era apoyado por Estados Unidos.

El 28 de Junio de 1966 Arturo Illia fue derrocado por un golpe cívico-militar. No pudo hacer nada para evitarlo, ni siquiera provenía de los sectores fuertes del radicalismo. Asumió como presidente Juan Carlos Ongania y poco tiempo después las universidades eran intervenidas, los alumnos universitarios rápidamente se arrepintieron de lo que habían hecho.