NOVEDADES DISCOGRÁFICAS

Pet Shop Boys componen con "Elysium" un disco "elegante"

EFE. MADRID

Actualizada 08/09/2012 a las 18:00

Pet Shop Boys componen con Elysium un disco

Neil Tennant y Chris Lowe, miembros del dúo Pet Shop Boys... EFE Neil Tennant y Chris Lowe, miembros del dúo Pet Shop Boys.. EFE

"Elegante, cálido y americano", así suena el disco "Elysium" a juicio de sus autores, los veteranos Pet Shop Boys, esto es, Neil Tennant y Chris Lowe, quien en una entrevista telefónica afirma además que refleja su edad y sus gustos actuales, dudando que estos puedan calificarse ya de música pop.

El teclista británico niega que el título, que alude al lugar en el que reposaban los dioses y héroes de la mitología griega, sea una señal velada de una pronta retirada del mundo de la música, tras publicar diez discos de estudio (once con este "Elysium" que saldrá a la venta el martes) y vender más de 100 millones de copias en todo el mundo.

"En realidad buscábamos un tipo de nombre distinto de los que habíamos utilizado hasta entonces", dice el autor al cincuenta por ciento de trabajos como "Please", su debut de 1986, como "Actually" (1987) o como "Very" (1993).

La inspiración vino del Elysian Park, un parque lleno de palmeras muy conocido de Los Ángeles, ciudad donde grabaron este trabajo -el primero realizado en EE UU- junto a Andrew Dawson, productor del rapero Kanye West.

"Escribimos muchas canciones en Berlín y, al repasarlas, nos dimos cuenta de que el mejor lugar para producirlas sería Los Ángeles por sus orquestas, los coros... Además, nos gustaba mucho el disco de Kanye West '808s & Heartbreak', en el que Dawson había trabajado, y queríamos tener ese sonido de la ciudad en el disco".

Reconocen que podrían haberlo grabado en Europa, pero no querían influencias de ese tipo, sino la sensación de "espacio" que existe en los discos de R&B y su atmósfera en general.

"Realmente suena más americano que ningún otro de nuestros trabajos", apunta el músico, para quien "Elysium" es sin duda "el disco más cálido" de Pet Shop Boys.

La crítica, de momento, ha destacado la calidad de este trabajo, al que acusan sin embargo de no añadir ningún corte "realmente espectacular" a su repertorio.

"Para mí hay muchos temas reseñables, como 'Hold on' o 'Leaving', pero nuestra intención fue crear un disco consistente, sin altibajos, así que evitamos introducir momentos que sobresalieran demasiado", argumenta.

Confiesan que han dejado en la recámara muchos temas en busca de un tono más "elegante". "Es un álbum que refleja nuestra edad", concluye después de razonarlo por unos segundos.

Eso no significa, matizan, que los tiempos de canciones rabiosamente joviales como su versión de "Go West" de Village People o "Together" hayan quedado atrás de forma definitiva.

"Nunca se sabe qué será lo próximo", añade él, que repasa los múltiples estilos con los que han jugado en su carrera, del jazz a la bossa nova, pasando por la música que compusieron para el ballet "The Most Incredible Thing" (2011), su trabajo previo.

"Lo que hemos hecho no tiene mucha relación con lo que se entiende hoy por música pop. Podríamos ir tras sus pasos, allá donde se encuentre a cada momento esta etiqueta, pero preferimos seguir nuestro propio camino", afirma al interrogarle por una antigua afirmación suya: "Es difícil hacer música pop cuando te haces mayor".

Al preguntarle si eso también es aplicable a artistas como Madonna, responde que es respetable tratar de captar a una audiencia joven si eso es lo que quieres".

El primer sencillo, "Winner", parece compuesto para una ceremonia olímpica como la de clausura de Londres 2012, en la que participaron ataviados con unos curiosos gorros de forma cónica junto a otras muchas figuras de la música británica.

"Se han hecho muy famosos", reconoce entre carcajadas sobre su curioso atuendo, que no descarta lucir en la gira que planean iniciar en febrero en Latinoamérica, antes de marchar al norte del continente y después Europa.