Investigan si Formosa pagó una coima


Por Hugo Alconada Mon



The Old Fund, la misteriosa sociedad que preside Alejandro Vandenbroele, se niega a aportar precisiones o documentos que demuestren qué servicios de consultoría le prestó al gobierno de Formosa para la reestructuración de su deuda con la Casa Rosada a cambio de una comisión de $ 7,6 millones, según indicaron cinco fuentes tribunalicias a LA NACION.

Desde hace semanas, el juez federal Ariel Lijo intenta correr el velo que cubre ese vínculo, efectivizado en mayo de 2010, entre el gobernador Gildo Insfrán y el titular formal de The Old Fund, Alejandro Vandenbroele, quien tres meses después desembarcaría en la ex Ciccone Calcográfica. Hasta ahora, el magistrado no recibió ningún expediente o documentación que ratifiquen que ese asesoramiento existió.

Dos fuentes tribunalicias consultadas fueron aún más lejos. No descartan que ese pago encubra "una coima para un tercero que se canalizó a través de The Old Fund" mientras el gobernador formoseño Insfrán cerraba la negociación de la deuda con el entonces ministro de Economía, Amado Boudou.

Por lo pronto, el canal utilizado por Formosa para el pago de esa comisión, el Fondo Fiduciario Provincial (FonFiPro) registró esos $ 7,6 millones bajo la figura de un préstamo, según consta en los asientos del Banco Macro a los que accedió LA NACION.

Los registros del Macro exponen que el dinero salió del FonFiPro formoseño como un "mutuo" -la figura jurídica escogida- y que el monto exacto con que se benefició al presunto testaferro de Boudou fue de $ 7.667.161,30. Ese dinero ingresó a la cuenta de The Old Fund el 21 de mayo de 2010, como reveló este diario el 26 de agosto.

Sin embargo, ese desembolso desde una de las provincias con peores índices de desarrollo del país muestra serias inconsistencias. Tanto en Formosa como en los libros de The Old Fund, que preside Vandenbroele desde septiembre de 2009.

La primera inconsistencia surge del marco legal y de las prácticas del FonFiPro, que opera con menos controles que otros organismos del Estado formoseño. Lejos de desembolsar sumas multimillonarias a residentes en Buenos Aires y en Mendoza, como Vandenbroele, entrega microcréditos y préstamos que no suelen superar los $ 20.000 a productores y comerciantes locales.

Ni Insfrán ni su vocero, Rubén Duarte, respondieron las consultas de LA NACION durante las últimas tres semanas, en tanto que el ministro de Economía, Jorge Ibáñez, adujo problemas de recepción cada vez que este diario lo llamó, para luego apagar su teléfono celular.

La esposa de Vandenbroele, Laura Muñoz, sí aludió a Formosa. Al declarar ante la Justicia, rememoró que era uno de los negocios que su marido recibió del socio e íntimo amigo de Boudou, José María Núñez Carmona, y que la operatoria le permitiría cobrar 70.000 dólares. Según ella, el luego presidente de la ex Ciccone añadió: "Imaginate lo que se quedan los de arriba".
"Servicios prestados"

La segunda inconsistencia al supuesto préstamo formoseño proviene de los libros contables de The Old Fund. En su balance correspondiente a 2010, colocó ese dinero en el rubro de ingresos por "servicios prestados" -en vez de como un préstamo-, junto a otros aportes menores que sumaron un total de $ 7,8 millones, según constató LA NACION.

Pero esos mismos libros de The Old Fund, hoy en manos del juez Lijo, registran aún más inconsistencias. Entre 2010 y 2012 sólo los firmó Vandenbroele, sin ningún contador. Reflejan, también, que la sociedad no registró ingresos, de ningún tipo, antes de su supuesto asesoramiento en Formosa. Ése fue su primer gran trabajo. Y no contaba con personal calificado, bajo relación de dependencia o contratado, para cumplir con ese asesoramiento financiero en una reestructuración entre una provincia y la Nación, a través del aún secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, y su entonces par de Finanzas, Hernán Lorenzino, hoy ministro de Economía.

La tercera inconsistencia alrededor del supuesto préstamo que arribó a la cuenta de The Old Fund en el Macro por medio del "mercado electrónico de pagos" es que el Banco de Valores, que figura como supuesta intermediaria en la ruta del dinero, desmintió que los $ 7,6 millones hubieran pasado por allí, tal como reveló LA NACION el 31 de agosto pasado.

Por ésta y otras contradicciones , el Macro también quedó bajo la lupa de los investigadores judiciales. Más aún, el presidente del banco, Jorge Brito, es señalado como uno de los presuntos financistas que solventaron el desembarco de Vandenbroele en la ex Ciccone. (Este diario intenta consultar a Brito y al Macro hace semanas, pero optaron por mantenerse en silencio.)

A todo esto, la trama alrededor de los $ 7,6 millones formoseños evidencia una notable correlación con distintas acciones posteriores de Vandenbroele, Boudou y su socio, Núñez Carmona.

Sólo diez días después de recibir ese dinero, por ejemplo, The Old Fund le reservó a Núñez Carmona y una amiga sus pasajes, hotel y traslados en Miami por algo más de US$ 15.235 al tipo de cambio entonces vigente. Y el 15 de noviembre de ese año -es decir, un mes antes de que se publicara en el Boletín Oficial la resolución del Ministerio de Economía que destrabó al canje que buscaba Formosa-, su supuesto asesor asumió como nuevo titular del teléfono que tenía Boudou en su piso de Puerto Madero.
bajo la lupa judicial

Ya se acumulan 45 denuncias penales

AMADO BOUDOU

45
Denuncias penales
Total de expedientes que se abrieron en Comodoro Py hasta mediados de este año.

14
En trámite
Entre otras causas están el caso Ciccone y la compra de autos como ministro de Economía.

11
Sobreseimientos
Ya no se lo investiga junto a Núñez Carmona, o al ex titular del BCRA, Martín Redrado, entre otros.

11
Desestimientos
La Justicia rechazó de plano once denuncias.

7
causas archivadas
Por falta de avances al tramitar los expedientes.

2
Otros
Por planteos de competencia y otros motivos.

Comentarios que se limiten a insultar o a descalificar al autor de la nota o al medio serán eliminados