Gardel es Frances

Cecilia Giménez (81), quien hiciera -y se hiciera- famosa a la localidad de Borja luego de su intento de restauración de un cuadro de la parroquia, ahora planea pedir que se le abonen derechos de autor por el uso de la imagen.

Así lo informó el portal "La Vanguardia", y, atentos al posible litigio promovido por los abogados de la octogenaria, la fundación sin fines de lucro responsable del santuario comenzó a cobrar un euro para aquellos que quieran ver o tomarse una foto con el "nuevo" Ecce Homo.

La pintura se convirtió en sensación luego de que Giménez intentara restaurarla debido a que se encontraba en pésimo estado.

Con nula profesionalidad pero "mucha buena fe", puso manos a la obra, y el resultado llamó tanto la atención que cobró tantísima más notoriedad que el que tuvo el original en todos sus años de vida