Que la vida de una persona puede tomar rumbos insospechados, es algo innegable. Y como prueba està la vida de Tamara, una joven de clase media alta del barrio de Belgrano, estudiante de relaciones pùblicas en la UADE, pronta a recibirse; quien se enamorò de un "pibe chorro" que asaltaba casas de jubilados. De la universidad privada a la carcel de mujeres de Melchor Romero.

De cheta a piba chorra y tumbera: la historia de Tamara

En la exclusiva Universidad Argentina de la Empresa no salìan de su asombro. Un grupo de oficiales de la policia metropolitana entrò en el edificio de esa institucion educativa para apresar a una estudiante pronta a recibirse de relaiconista pùblica con muy buenas notas. La acusacion: formaba parte de una banda que se dedicaba a asaltar casas donde vivìan jubilados y despojarlos de todos sus bienes

Una chica "bien"

Tamara Blanco es una joven de 22 años oriunda del barrio de Belgrano. Su madre es propietaria de varios departamentos, los cuales alquila y se encuentra en pareja con un ingeniero frances. No proviene de un sector social bajo. Junto a su madre, solian presenciar partidos de polo tanto en capital federal como en otras localidades del pais. Como la relacion con la pareja de su madre no era buena, solia residir en la casa de sus abuelos, aunque en este ultimo tiempo habìa alquilado un departamento en San Nicolas con su "novio".

Emmanuel Garcia , un pibe de provincia, vivìa en Berazategui. Tenìa pasado de futbolista en las divisiones inferiores de un cllub de primera, pero debiò abandonar. De cualquier manera, la vida no dejò de sonreìrle. Conociò a una cheta de Belgrano, rubia y esplendorosa. Pero lo bueno sale caro....
Desde que se puso de novio con Tamara, los amigos de él, pibes humildes de Berazategui comenzaron a frecuentar a sus amigas, niñas bien de zona norte. Así se armó un grupo de diversión y excesos que sostenía un alto nivel de vida con el dinero que presuntamente robaban.
Las fiestas privadas con rubias mujeres eran una constante en la vida de Emmanuel y sus amigos. Las cenas y visitas a lugares costosos, también.
Para poder financiar tal nivel de vida, se dedicaban a robar en domicilios de ancianos.
Tanto Emmanuel García como su novia Tamara Blanco están ahora detenidos, acusados de cometer al menos 15 asaltos a jubilados en el sur del Conurbano bonaerense, muchos de ellos pertenecientes a su entorno familiar.
Los investigadores sospechan que Tamara cumplía un rol importante en la organización: para ellos, era la encargada de “marcar” la casa de las víctimas. De hecho, así lo informó el subsecretario de Política Criminal de la Provincia de Buenos Aires, César Albarracín, el martes pasado en una conferencia de prensa. El que comandaba la banda era su pareja, Emmanuel, un joven de 24 años que, sin un trabajo declarado, tenía el dinero suficiente como para mantener un Peugeot 307 y una vida de lujos.
Las víctimas son personas mayores de 70 años que vivían solas. “Creemos que Tamara contactó a varias de las víctimas para sacarles información y, por los elementos reunidos, sospechamos que habría participado de manera activa en uno de los golpes”, explica un vocero policial.
De acuerdo con los voceros consultados, la banda de “chicos bien” no elegía cualquier día para robar: lo hacía de madrugada y cuando llovía. Por lo general, entraban entre tres o cuatro hombres y lo llamativo es que, entre sus víctimas, se destacan varios familiares de los detenidos.

Una voz en el telefono


Los excesivos celos de Tamara causaron la caida en desgracia de su novio y todos sus amigos. Mientras su novio y sus complices estaban "trabajando" Tamara solìa llamarlo al celular para pregutnarle donde estaba, cuanto le faltaba para "terminar" y hasta lo amenazaba con contarle a su suegra que era lo que estaba haciendo, en caso de que la estuviera engañando con otra. Estas llamadas telefonicas fueron vitales porque permitieron a la policia, a traves de las escuchas, poder detenerlos.
Según fuentes policiales, ella sería la encargada de “marcar” a las víctimas para que después los hombres ingresaran a robar en sus casas. “Sí, recién salimos; no pudimos entrar. Entramos hasta el comedor y estaba cerrada la puerta. Nos tuvimos que ir. Estoy yendo a ver otro”, dice un joven, que sería Emmanuel. “Ah, bueno, me preocupaste, como no me escribiste nada... Cuidate”, lo tranquiliza una mujer que, para los investigadores, sería Tamara. “Te amo mi amor”, corta él.

Detencion y despues

Cuando la detuvieron, Tamara se puso a llorar y sostuvo que estaba al lado de Emmanuel porque la tenia amenazada de muerte. Pero con las pruebas que se juntaron, los investigadores no creyeron en esa version.
Ahora Tamara esta detenida en la carcel de mujeres de Melchor Romero. No sale de su celda. Tiene miedo de que le pase algo. Su madre, Ana, dice que ella y su familia son personas de bien y niega conocer a Emmanuel, hecho que tambien es mentira. En otra escucha telefonica, la madre de Tamara tiene una "conversacion" con su yerno, en la cual le comenta que habla con su hija para convencerla de que no gaste el dinero que gana su novio en el shopping....

Estan todos hasta las manos....