Moria habría ayudado en la búsqueda de las alhajas y sería gratificada por su colaboración. Se realizan pericias para determinar su legitimidad. La justicia continúa con la investigación, publica el Diario Crónica.

Todo "joya": de acusada a recompensada

Aparecieron parte de las supuestas joyas de Armando Benítez, pero el acuerdo entre Moria Casán y el joyero aparentemente es más importante e, incluso, ya se habla de una conferencia en conjunto, en Asunción, para brindar detalles acerca de este “arreglo” extrajudicial.

“Crónica” charló con Carlos Rodríguez, abogado del joyero, respecto de la legitimidad de las joyas halladas, y con el juez penal de la ciudad de Luque, Alberto Sosa, quien era el destinatario del sobre donde fueron entregadas las partes del collar.

Ayer la noticia sobre la aparición de la joyas no dejó de sorprender en los diferentes medios guaraníes, pero aún restaría definir si éstas son legítimas. “Crónica”charló,en exclusiva, con el juez penal de la sociedad de Luque, Alberto Sosa, destinatario del sobre donde se encontraban las joyas, las que fueron dejadas en una secretaría del juzgado, siendo el propio juez quien dispuso la realización de pericias para confirmar si se trata de esas alhajas.

“Dejaron un sobre que tenía como destinatario mi persona, abrí el sobre y me encontré con el resto de lo que aparentemente son las joyas en cuestión. Las joyas presentaban un importante deterioro y es evidente que lejos están de su valor real”, relató el juez,que, al ser consultado acerca de si modifica la situación procesal de algunos de los implicados, explicó: “ Para nada,hay que realizar diferentes trámites,pero en nada cambia la situación procesal de nadie”.

El joyero Manuel Benítez Gill todavía debe acudir a reconocer si se trata o no del juego de gargantilla y aros con zafiros y brillantes que le prestó a la vedette argentina para un show en la Conmebol el 27 de julio pasado.

“Todavía no sabemos, ni Armando vio las joyas aparecidas. Las pericias están concluyendo y el lunes sabremos si son o no las joyas de mi cliente”, dijo Rodríguez, abogado de Benítez. Cabe recordar que la jueza paraguaya Dina Marchuk había emitido un pedido de extradición para Moria Casán, su asistente Alexis “Galo” Soto y del empresario Luciano Garbellano, aunque sobre este último pesaba una orden de detención ya que también contaba con domicilio en Asunción.

Rodríguez Brun dijo que “las joyas están en Paraguay” y aseguró que, de hecho, fueran devueltas, “se dará una recompensa a Moria Casán por ayudar a esclarecer el hecho y por volver a tener las joyas, que es lo único que quiere Armando Benítez Gill”.