El nuevo Megaupload


Se llama Mega y está especialmente diseñado para esquivar las leyes de propiedad intelectual que acabaron con el anterior modelo.

El nuevo Megaupload


Hecha la ley, hecha la trampa. Kim Dotcom parece dispuesto a actualizar esta antigua máxima a nuestros tiempos, creando un nuevo modelo de negocio que le permita esquivar la ley que llegó a ponerle entre rejas.

A comienzos de 2012 Dotcom fue detenido y acusado de violar la ley de propiedad intelectual. Sus servidores fueron cerrados, afectando a miles de usuarios en todo el mundo que tenían alojados sus archivos personales en ellos. Nadie duda, sin embargo, de que, junto a estos ficheros, también existían miles de películas, series y canciones cuyos derechos no pertenecían ni al excéntrico multimillonario ni a los usuarios anónimos que presuntamente los habían alojado en Megaupload. Diez meses después de su detención y tras el gran revuelo creado por el cierre de su servicio, Dotcom está libre y dispuesto a vengarse.

El nuevo Megaupload se llamará Mega. Esta previsto que llegue a finales de 2012 y que esté especialmente diseñado para esquivar la legalidad vigente sobre derechos de propiedad intelectual. ¿Cómo hacerlo? Kim Dotcom lo ha explicado en una reciente entrevista en la revista ‘Wired’.

El funcionamiento de Mega será similar al de su antecesor. Los usuarios subirán sus archivos a los servidores de la compañía y luego podrán compartirlos con quien ellos deseen. La principal diferencia radica en que, cada fichero agregado, será encriptado con una clave única que solo conocerá el usuario, por lo que ni Dotcom, ni Mega se harán responsables del contenido, porque no tendrán manera de acceder a él.

Además, Mega tendrá varios conjuntos de servidores duplicados en países distintos, por lo que si a un Gobierno se decide a ilegalizar su servicio, o si ocurriera un desastre natural, los archivos continuarían siendo accesibles.

Para tranquilizar, en cierto modo, a los propietarios de los derechos de autor, Dotcom ha señalado que el sistema para evitar la violación de sus derechos será el mismo que funcionaba con Megaupload: cuando se curse una denuncia los archivos serán borrados. Sin embargo, el control de estos ficheros será más complicado que antes ya que los usuarios podrán subir estos archivos las veces que quieran, incluso después de ser denunciados, y por cada uno de ellos se deberá presentar una solicitud de retirada.

La estrategia de Kim Dotcom está clara, solo el tiempo dirá si logrará eludir la legislación vigente y reconstruir su imperio de intercambio de archivos.