Insectos sobreviven un millón de años sin sexo

Los insectos palo de Tinema, que viven alrededor de la costa occidental de Estados Unidos, tienen una singular manera de procrearse: no lo hacen a través del apareamiento, sino que producen clones genéticos de sí mismos, y esto ha sido así al menos durante un millón de años.

Algunas especies de estos insectos se reproducen así: sin sexo. Las hembras no requieren que sus huevos sean fertilizados por machos. Esto ha inquietado a los científicos, quienes buscaron saber desde cuándo tienen esta costumbre asexual, por lo que estudiaron su ADN: en algunass especies la asexualidad es anterior a medio millón de años, y en otras a más de un millón de años.

El estudio fue dirigido por la doctora Tanja Schwander, de la Universidad Simon Fraser de Canadá. "Nuestra investigación confirma que la asexualidad no siempre acaba en la extinción de un linaje", señala.

La clonación repetida durante generaciones puede tener consecuencias negativas y significa que las especies no son capaces de adaptarse a nuevos medios, sin embargo los insectos palo de Tinema han logrado persistir durante mucho tiempo. ¿Cómo? Eso será el siguiente paso de la investigación.