El hombre, apodado Gokú, fue auxiliado por los vecinos de la zona tras la potencia del relámpago
Fue impactado por un rayo y sobrevivió milagrosamente
Después del golpe, el damnificado cayó desvanecido al suelo y luego fue revisado en un centro médico. La víctima se encontraba en estado de ebriedad y por ese motivo se dudó sobre la gravedad del hecho.
Muchos lo describen como una persona completamente inofensiva, aunque es adicto al alcohol. Otros cuentan que su opción de vida es caminar por las calles sin rumbo y cantar despaciosamente.

Nadie sabe su verdadero nombre, pero todos lo llaman Gokú (39).

El domingo pasado, este curioso personaje, que acostumbraba a deambular por las calles y descampados de la zona oeste de Salta, casi termina sus largos días de una manera imprevista: cuando saltaba esquivando charcos, le cayó un rayo en medio del cuerpo.

El lamentable hecho sucedió en la intersección de las calles María Auxiliadora y Vicente González de Villa Asunción, a las 15.

Carmen Vilte (45), una vecina de la zona, vio la dramática escena y junto a sus hijos corrieron para auxiliarlo.

“Estabamos mirando el cielo desde la ventana, cuando cayó un poderoso rayo en el descampado de enfrente de mi casa. Tras el fuerte estruendo, vimos que el cuerpo de Gokú salía como disparado hacia adelante y luego caía, desvanecido en el piso, humeando entero”, afirmó la mujer al ser consultada por El Tribuno.

“Luego -continuó-, llamamos al Sistema de Emergencias 911 pidiéndoles que mandaran una ambulancia, algo que nunca sucedió. Después de 15 minutos recién vino un móvil de la subcomisaría de este barrio y pudo trasladarlo al centro de salud de Villa Primavera, donde lo revisaron”.

“Muchas personas pensaban que Gokú se estaba haciendo el lesionado porque estaba borracho, pero nosotros lo vimos caer tras el impacto. Fue muy fuerte la descarga”, aseguró Vilte.

El estado de ebriedad del damnificado influyó para que el comentario de la mayoría de los vecinos de la zona oeste se haya inclinado por una supuesta exageración del hombre, aunque los profesionales confiaron a este matutino que Gokú, efectivamente había sido alcanzado por una descarga y que había sobrevivido de milagro.

“Se tomaba la orejas de dolor y se le había ido la borrachera por completo”, dijo uno de los empleados del centro asistencial.

“No nos gustó que muchas personas se hayan burlado de lo que le pasó porque es indefenso y siempre está paseando por el barrio sin molestar a nadie”, opinó Carmen Vilte.

La mujer confirmó que la identidad del sujeto es un misterio, aunque se sabe que vive con su madre: “Nunca supe cómo se llama "Gokú', pero por ahí andan diciendo que en realidad tiene familia y que su madre vive en el barrio Santa Rita”, aportó la vecina quien, además, sufrió la ruptura de dos televisores tras la misma descarga eléctrica que impacto sobre la humanidad del misterioso Gokú, quien tras haber sido dado de alta, desapareció de la zona.


fuente: Diario el Tribuno En Salta, Goku se convirtio en super sayayin