El colombiano Henry de Jesús López Londoño, detenido ayer en Pilar acusado de ser un jefe narco en su país, había ingresado al país a fines del año pasado con documentación falsa junto a su esposa y su hijo, se movía con al menos diez personas de custodia y vivía en una casa en Nordelta y en otras cuatro casas en campos y countries de la zona norte.

El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, aseguró que López Londoño, alias "Mi Sangre", "es el narcocriminal más peligroso y más buscado del mundo", dijo que "es un hombre extremadamente peligroso" y expresó que con su captura "se dio un golpe mortal al narcotráfico".

En tanto, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, agradeció a las autoridades argentinas por la captura de López Londoño a través de su cuenta oficial de la red social Twitter.

Bajo un fuerte operativo de seguridad que incluyó un helicóptero y decenas de efectivos de grupos especiales, el sindicado jefe del cartel "Los Urabeños" fue trasladado esta mañana desde la alcaidía de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal a los tribunales federales de Retiro, donde será indagado por el juez Sebastián Ramos.

López Londoño (41) fue detenido ayer cuando llegaba al restaurante "Fettuccine Mario", ubicado en la calle San Martín y la ruta 8, en Pilar, para realizar una reserva para cenar a la noche junto a su esposa, su hijo y algunas personas de su círculo íntimo.

Según las fuentes, al momento de la detención estaba acompañado por su esposa y por varios custodios.

La ministra de Seguridad Nilda Garré aseguró a Télam que tres meses atrás recibió la visita de autoridades de la Policía de Colombia que le aseguraron que el sindicado jefe narco se había instalado en el país, y le aportaron datos de inteligencia que aseguraban que se hallaba en la zona de Nordelta.

"Ellos no sabían el lugar exacto en el que se alojaba pero sí la zona, por lo que realizamos un trabajo de cooperación con personal de la Secretaría de Inteligencia (SI) que logró determinar dónde era que estaba refugiado", dijo la ministra.

"La captura de este hombre es estratégica para continuar con la lucha contra el narcotráfico", dijo la titular de la cartera de Seguridad.

En tanto, Berni explicó en una rueda de prensa que el colombiano había ingresado al país junto a su esposa y un hijo a fines del año pasado, mediante la utilización de pasaportes apócrifos.

"Vivía con su mujer y su hijo, pero en lugares separados por una cuestión de contrainteligencia. Ella vivía en Nordelta y él tenía otras casas en countries y en campos o chacras, a las que iba viviendo semanas tras semanas, también por una cuestión de contrainteligencia", dijo el funcionario.

Además, aclaró que el colombiano apresado tenía un importante personal de custodios, que tiene "un antecedente paramilitar en Colombia del año 2003", y que "se había movido por toda Sudamérica y no había podido ser capturado".

El sitio web del diario El Tiempo, de Colombia, aseguraba este mediodía que López Londoño había ingresado al país con un pasaporte de nacionalidad venezolana, que era escoltado por unos diez custodios y que se movilizaba con automóviles y camionetas de alta gama.

Narco detenido en el país "es el más peligroso del mu


Precisamente, según esa publicación, los dispositivos de seguimiento satelital instalados en esos vehículos fueron los que aportaron datos "claves" para establecer los movimientos del sindicado jefe narco y facilitaron a los investigadores la detención.

Berni dijo que la detención de López Londoño "es muy importante por el compromiso que tiene nuestro país en la lucha contra el narcotráfico, en la guerra que le estamos dando. Es la noticia más importante en la lucha contra el narcotráfico en el mundo. Hoy le hemos dado un golpe mortal al narcotráfico".

El secretario de Seguridad consideró "fundamental" poder detener "a los cabecillas, a los que financian y a la estructura logística de las bandas" y dijo que el narcotráfico, "además de ser un crimen, produce mucha sangre, produce una desgracia en la familia"


atrapado