Análisis: Street Fighter X Tekken (2012)


¿Qué ha cambiado en Street Fighter X Tekken tras el tiempo transcurrido desde su lanzamiento en máquinas de sobremesa? Poca cosa: el crossover sigue siendo tan malo y tan bueno como lo fue en su día, pero su facultad portátil le sienta francamente bien. Aunque sí, corregiría algunas de las cosas que dije en su día sobre el sistema de gemas, sigo pensando lo mismo a principios del año pasado: estamos ante uno de los juegos más castigados y maltratados por los medios durante el presente año. Con sus cosas malas sigue teniendo un abanico de bondades que no muchos parecen haber tenido en cuenta, y aunque las ventas no estuvieron a la altura de lo que esperaban en las oficinas de la empresa nipona eso no quita que la nueva concepción de la obra lo convierta en uno de los juegos de lucha más geniales que se han hecho jamás en una consola de bolsillo, y eso no es poco.

analisis


La cantidad no siempre cuenta, pero aquí algo sí que suma: 52 luchadores (y dos mascotas de Sony) conforman un roster amplio y envidiable para los tiempos que corren. Muchos de los personajes escogidos por el bando de Capcom se rescataron de Street Fighter IV, de acuerdo, pero tiene novedades que son difíciles de eludir (Rolento, Poison, Hugo o Elena). El roster de Tekken está creado desde cero con un gusto y un estilo que denota el respeto del equipo de Ono por la franquicia de Namco. Por citar un par de ejemplos: Lili y Asuka se sintetizan tanto al estilo Capcom que parece que hayan pertenecido a la franquicia desde los tiempos de Funamizu, Okamoto y compañía. La inclusión gratuita de los personajes DLC de las consolas grandes nos ahorra debates en el presente texto, pero no creo que nadie dude que muchas reseñas del pasado hicieron pagar a Capcom un DLC extra en cuanto a crítica y peores puntuaciones de lo que merecía la obra.

street fighter

Ryu y Kazuya, combate de ensueño en el bando de Capcom... ¿Cuándo en el bando de Namco?



Sobre los personajes “nuevos”, como todos sabréis tras las filtraciones de los mismos en consolas grandes, no hay mucho secreto. Hasta resulta extraño que se obviasen en el roster principal de la versión grande alguno de los extras: el trabajo hecho con gente como Lars, Christie Monteiro o Bryan en el bando de Tekken es de órdago; por parte de Capcom, sin duda, me quedo con Elena, la keniana de Street Fighter III que vuelve con mucha fuerza a la franquicia que la vio nacer. Los escenarios, simpáticos y muy trabajados, narran nuevas historias y acontecimientos durante el combate y vemos en ellos a nuevos invitados que pueblan los campos de batalla. Mi favorita, claro, Jessica, la hija del alcalde Haggar y despechada novia de Cody. Ya que estamos con ello, no creo que la música de Street Fighter X Tekken sea tan vulgar como se ha dicho en algunas ocasiones. Hay melodías más que notables. Cuestión de gustos, claro, pero sin ser de las mejores composiciones de la historia de la serie también están lejos de ser de las peores.

tekken

Los personajes gratis, claro, pero con los trajes sí tendremos que pasar por caja. Pasando



Os recomendaría la lectura de las dos reseñas que se escribieron el pasado mes de febrero para comprender las virtudes del sistema luchístico de la obra de Capcom, pero permitidme hacer un resumen para aquellos que no anden con tiempo de leer más que el presente escrito: estamos ante un título de lucha por parejas en la que podemos cambiar de personaje en todo momento; el primer luchador que queda KO durante la contienda cede el round al otro equipo, por lo que tendremos que tener cuidado a la hora de no perder nuestros personajes en un despiste. La combinación de luchadores es vital para la victoria: podremos cambiar parte de nuestra barra de combo para hacer cambios entre ataques o ejecutar combinaciones dobles de super-combos. Hay comandos que nos permiten elevar al rival para que nuestra pareja pueda continuar combando durante su rápida salida.

juegos

Jack tiene una pinta estupenda, pero lástima que lo traten como a un trapo en todas sus apariciones



En Vita podremos competir on-line contra usuarios de la propia plataforma y PlayStation 3, una facultad celebrada por todos en su momento que deben arreglar durante los próximos días: hemos notado en esas batallas una serie de problemas de estabilidad y latencia que comprometen mucho la experiencia en ambas máquinas. Tenemos muchas cosas buenas en el on-line para poder explotarlo a nuestro gusto, pero para que eso suceda tendrá que funcionar al nivel de lo que se espera de un juego de lucha de Capcom. Tiempo al tiempo, pero sin demora, que hay ganas de disfrutar de ellos ya. Desde la empresa de Osaka se ha hecho una apuesta firme por ese on-line y esperamos que otras empresas vean el potencial de enfrentar, dignamente, a los usuarios de la pequeña y grande de Sony.

noticias


Añadidos random de la versión: entre otras cosas, usar la realidad aumentada en escenarios tangibles para poner a los personajes del juego en situaciones comprometidas. No lo dude: ponga a Poison con su salami haciendo la esquina, Jack mendingando un papel digno en Tekken en un lugar transitado o a Megaman en una mesa llena de cervezas vacías para dar sentido a su lamentable estado de forma, poco más. Están los controles táctiles, que desactivé en cuanto pude para evitar accidentes al tocar la pantalla trasera de Vita. Para los menos manitas seguro que sacará de algún apuro. Recuerdo, por cierto, lo genial que es la cruceta de la máquina portátil de Sony, a la que ya he nutrido de muchos juegos de lucha descargables de PSP y PSX y los he disfrutado en lugares en los que jamás habría soñado jugar dignamente, por ejemplo, a un Guilty Gear Accent Core.

lucha

La nueva identidad portátil le sienta como un guante al software. Añado que si Capcom hubiese querido escuchar los ruegos de los jugadores, seguro, habría erradicado el sistema de gemas, pero de ahí a sacrificarlo a todos los niveles por ese desliz hay un trecho: Street Fighter X Tekken es un juego fácilmente asumible por jugadores menos duchos a los que les apetezca ponerse a los mandos de un fighting interesante, y aunque es cierto que no es de lo mejor que ha salido desde el renacimiento del género, también es verdad que poca cosa hay en Vita que pueda toser al trabajo de los de Osaka. Lo recomiendo encarecidamente y espero que el on-line se pueda poner al día durante las próximas semanas: dada la identidad del fighting en 2012 es absolutamente necesario para su supervivencia en la escena lúdica actual.
2012