El 21 de diciembre de 2012, día que muchos celebrarán el supuesto fin del calendario maya, el canciller boliviano anunció el fin de la popular gaseosa dentro del país.

Bolivia expulsa a Coca Cola de su territorio

La decisión sorprende y no es para menos. Coca Cola, la gaseosa efervescente vendida en tiendas, restaurantes y máquinas expendedoras de casi todo el mundo, será expulsada de Bolivia a partir del próximo 21 de diciembre de 2012.

La decisión es el marco de los festejos para celebrar el fin del capitalismo y el comienzo de "la cultura de la vida", según explicó el ministro de Exteriores boliviano, David Choquehuanca.

La fiesta se llevara a cabo el día del solsticio de verano (en el hemisferio sur) en la Isla del Sol, ubicada en el lago Titicaca.

"El 21 de diciembre de 2012 es el fin de egoísmo, de la división. El 21 diciembre tiene que ser el fin de la Coca Cola, y el comienzo del mocochinche (refresco de durazno)", dijo Choquehuanca en un acto junto al mandatario Evo Morales.

Y agregó: "Los planetas se alinean después de 26.000 años [...] es el fin del capitalismo y el comienzo del comunitarismo"

La idea es por un lado, alejar prácticas "capitalistas" poco representativas de los bolivianos, como así también, mejorar las condiciones de salud entre los habitantes del país.