Mendoza Capital ordena cerrar en un mes todos los prostíbulos


La medida, impulsada por el intendente Fayad, incluye a locales nocturnos que promuevan, aunque sea en forma encubierta, la oferta sexual.


Cierran todos los Prostíbulos


Se aprobó ayer en el Concejo Deliberante de la ciudad de Mendoza, la ordenanza que prohíbe el funcionamiento de prostíbulos y locales nocturnos que promuevan encubierta o directamente la oferta sexual.

La normativa fue impulsada por el Ejecutivo municipal que encabeza Víctor Fayad, y fue aprobada por 11 votos afirmativos y una abstención, en sesión presidida por Rodolfo Suárez (UCR).

El ordenamiento se encadena con otros que pretenden mejorar la calidad de vida de los habitantes, uno de los cuales definió, hace algunos años, la prohibición de ampliar la radicación de boliches bailables en la Segunda Sección.

Pero, la mayor pretensión de la ordenanza de la víspera, es luchar contra la manipulación de proxenetas y redes de trata que someten a mujeres, en algunos casos menores de edad.

La posibilidad de aprobar una disposición contra los establecimientos y/o locales de alterne (como se le llama al ejercicio de la prostitución), había sido adelantada por Los Andes, en la edición del 23 de setiembre pasado, bajo el título "Prohibirán los prostíbulos en Capital".

Se trata de un tema relativo a la convivencia que tiene en vilo a habitantes de la 2a, 3a y 4ta secciones capitalinas, algunos de los cuales estuvieron en el Concejo (ver aparte), y que vienen reclamando mejores condiciones de vida en sus barrios.

El despacho con la aprobación de la norma llegará hoy al Departamento Ejecutivo, y recién será aplicada por los inspectores municipales cuando pasen 30 días de su promulgación.

El miembro informante del proyecto fue el edil Horacio Migliozzi, quien explicó los alcances y defendió la iniciativa. En un pasaje de su exposición, el concejal oficialista confió en que legislaciones de este tipo pueden contribuir a la recuperación de chicas supuestamente raptadas para ejercer la prostitución, como podría ser el caso, aún no dilucidado, de la lavallina Johana Chacón.

La norma destaca que la trata de persona es sancionada en Argentina desde 1913 por una ley redactada por Alfredo Palacios. En verdad la existencia de prostíbulos está prohibida desde 1937. La ley 26.634 retoma ese espíritu protector de la anterior ley y adapta la norma tanto para prevenir como para sancionar ese delito federal. A lo que se suma la Ley de profilaxis de 1936 por la que no debían existir en el país "casas o locales donde se ejerza la prostitución o se incite a ella". Sin embargo a lo largo de décadas fue vulnerada con complicidad de ordenanzas locales que habilitaban centros nocturnos para encubrir espacios de explotación sexual. Dichos locales funcionan con "alternadoras" "coperas" o "bailarinas" que resultan ser pantallas para el ejercicio de la prostitución y ámbitos propicios para la trata de personas.

Alcance de la iniciativa

El artículo 1 del ordenamiento aprobado prevé la prohibición de instalación, funcionamiento, regenteo, sostenimiento, promoción, publicidad y administración -de manera ostensible o encubierta-de establecimientos y/o locales de alterne (prostitución).

En tal sentido, el municipio no recibirá a partir de la promulgación de esta medida, solicitudes ni gestionará el otorgamiento de habilitación a tales fines.

El artículo 4 delimita lo que se entiende por establecimientos y/o locales de alterne: "A todo lugar abierto al público en donde se realicen, toleren, promocionen, organicen o de cualquier modo se faciliten actos de prostitución u oferta sexual, cualquiera sea su tipo o modalidad; A los locales de cualquier tipo abiertos al público donde los concurrentes y/o clientes traten con personas contratadas para estimular el consumo o el gasto en su compañía; y/o, sitio donde donde bajo cualquier forma, modalidad o denominación se facilite, realice, tolere, promocione, organice, desarrolle o se obtenga provecho de la explotación de la prostitución ajena, hayan prestado o no las personas explotadas y/o prostituidas y/o que se prostituyen, su consentimiento para ello".

Migliozzi, el concejal que explicó los alcances del ordenamiento, dijo que el municipio se hacía cargo de su competencias, y que los negocios que no han tergiversado el fin para el cual fueron abiertos, como los locales bailables, podrán seguir funcionando normalmente.

También confió en el apoyo que la Policía de Mendoza brindará para el acatamiento de las disposiciones resueltas, al tiempo que pidió que "los jueces de Faltas salgan a la calle y comiencen a actuar".

Los ediles Guillermo Mosso (PD) y Alberto Montbrun (socialismo), no tuvieron inconvenientes en apoyar la ordenanza, confiando en que la Inspección General de Comercio de la comuna actuará con celeridad y diligencia para hacer cumplir lo acordado. El conservador inclusive dijo que parte del articulado de la normativa había sido tomado de un proyecto contra la trata de personas y la asistencia a las víctimas, autoría del diputado provincial demócrata, Aníbal Ríos.

Aunque no estuvo en la reunión del Concejo, la secretaria general de la delegación Mendoza de la Asociación Mujeres Meretrices de la Argentina, Fátima Olivares, reivindicó el trabajo sexual en el ámbito privado. Y añadió: "Fayad cierra lo que él mismo habilitó, y mucha gente se va a quedar sin empleo. Sí estoy de acuerdo con la clausura de los locales clandestinos, que permiten el trabajo de menores y la trata de personas, que hay muchos en la ciudad".






mendoza