Cristina justificó el déficit de Aerolíneas


Cristina justificó el déficit de Aerolíneas

La Presidenta admitió que la compañía genera pérdidas, aunque lo atribuyó a la "crisis que tienen todas las empresas áereas".


Sin dar demasiados detalles y apenas leyendo titulares de diferentes noticias publicadas sobre otras compañías aéreas, Cristina defendió la gestión estatal en Aerolíneas Argentinas. Lo hizo en uno de los tramos de su intervención en la cadena nacional y tras comentar que fue el propio presidente de la aerolínea y referente de La Cámpora Mariano Recalde quien le había enviado el reporte con el análisis de los medios sobre las otras empresas.

"Digo esto porque escucho y leo desde algunos medios críticas por el déficit de Aerolíneas, como si hubiera venido por magia y no fuera producto de una crisis global que tienen todas las empresas aéreas", arrancó Cristina, al referirse a lo que señalan los medios: el abultado rojo de la economía de la compañía.

Y sin escalas, Cristina comenzó a leer uno tras otro los títulos: "American Airlines en bancarrota; American Airlines despedirá a 13 mil empleados; Aerolínea GOl reporta pérdidas por 21 millones en el primer trimestre; American Airlines cuadruplicó sus pérdidas en el último año; Iberia cancela vuelos por huelga; TAM, con pérdida de 1.000 millones de reales", fueron algunos de los títulos. Y hasta recurrió a una frase de Eric Louveau, CEO de Air France y KLM en el Cono Sur: "Todas las aerolíneas estamos en crisis".

Los números de Aerolíneas Argentinas y Austral son por demás elocuentes. Este año, marcaron un récord en materia de subsidios girados desde el Estado: hasta octubre, recibieron 3.531 millones de pesos, cifra que a dos meses de finalizar el año ya superó los $3.455 que el Gobierno les había girado a lo largo de 2011.

Los subsidios son un complemento de los gastos de Aerolíneas y Austral. Pero son sólo una parte (cerca del 40%) del dinero que ingresa a la empresa. La principal fuente de ingresos es la venta de pasajes, que rondaría los 4 millones de dólares por día. Pero aun así, para garantizar su funcionamiento, Aerolíneas y Austral precisan cada vez más de la ayuda estatal: algo así como US$ 2,7 millones por día.