Separan de la Fuerza al agente de gatillo fácil.


Un oficial del condado de Kings, en Washington, Estados Unidos, ha sido puesto en licencia administrativa después de haber sido acusado de disparar a un hombre discapacitado que tenía en la mano una pistola hecha con Legos.

Según el diario Seattle Times la Policía recibió varias llamadas que informaban que un hombre estaba mostrando un arma de fuego a los vehículos que pasaban por una carretera de la ciudad.

"Cuando el agente llegó al lugar, el hombre ignoró las órdenes del oficial y siguió apuntando a los autos" declaró un vocero de la Policía. En un momento, el sospechoso levantó sus manos y mostró el arma al policía, quien rápido de reflejos le disparó a una distancia de 25 metros. "Luego de los disparos, el hombre cayó y pudimos esposarlo".

Fue entonces cuando las autoridades descubrieron que la pistola era de juguete: estaba construida con ladrillitos Lego.

La Policía aclaró que el hombre ya ha tenido encuentros con la Ley, es un residente de la zona y posee una extraña fascinación por las armas de fuego.

El periódico también informó que el hombre fue detenido y comprometido para una evaluación de salud. "Debido a su capacidad mental, supongo que no será acusado de nada", dijeron en el destacamento policial. "Obviamente, podría haber sido mucho peor, pero afortunadamente no fue herido de gravedad."

Mientras tanto, las autoridades del condado de Kings comunicaron que el incidente todavía está bajo investigación y el oficial permanecerá de licencia.