El gran debate de cada año: ¿PES 2013 o FIFA 13?

Ya están en el mercado las recientes entregas de Pro Evolution Soccer (o Winning Eleven, como se le llama en Japón) y FIFA, las mejores franquicias de fútbol del orbe. Y como una tradición anual, nace la polémica: ¿Cuál es el mejor?

Muchos análisis se han escrito y se han hecho innumerables comparaciones. En estas recientes semanas he jugado muchos partidos tanto en FIFA 13 como en PES 2013, sacando mis propias conclusiones sobre ambos videojuegos.


PES 2013

El mejor PES de la generación. Así de simple. Konami por fin encontró la fórmula, presentando un juego más realista, con mejor control y animaciones más naturales.

Por defecto, PES 2013 te invita a que dejes la cruceta y juegues con el control análogo, un cambio resistido por los fanáticos antiguos, pero una necesidad si lo que se busca es mejorar la jugabilidad.

Siento sí que el motor gráfico del juego no da para más, ya que no se ven mejoras notables respecto al PES 2012. Las tribunas de los estadios (algo estáticas) siguen siendo un lastre del que Konami no se ha podido librar.

Los comentaristas de PES 2013 siguen siendo los mismos (Christian Martinoli y Luis García) y, particularmente, ya no los soporto. De hecho, con mis amigos optamos por jugar con los narradores ingleses.

El talón de Aquiles del juego sigue siendo las licencias. Faltan muchos clubes de élite y la mayoría de selecciones no está licenciada. Perú está sin su tradicional franja, Argentina no tiene la albiceleste y Brasil presenta una camiseta verde, por poner unos ejemplos.

A la par, lamento que Konami se haya plegado al polémico uso del online pass. Así es, ahora el juego viene con el bendito código para acceder al online del juego. Una lástima.


FIFA 13

EA no se ha quedado conforme con el trabajo realizado el año pasado y ha reforzado su apuesta. Veo un juego mucho más realista, con un motor de colisión simplemente brutal. “Es como ver un partido por la televisión”, me dijo un amigo. Y francamente es lo más cercano que he visto.

Me gusta lo estratégico del juego, la manera de marcar, el control del balón. Todo muy natural. De hecho, se han agregado elementos para darle más vistosidad al espectáculo, como técnicos en el borde del campo y hasta los suplentes calentando al costado de los arcos.

El cambio de comentaristas ha sido muy acertado. Fernando Palomo, Mario Alberto Kempes y Ciro Procuna cumplen un gran trabajo, con comentarios precisos y de buena factura. Se disfrutan mucho los partidos.

Lamento sí que EA apueste por los clubes y que su juego no tenga un abanico amplio de selecciones nacionales. De hecho, este año no podré jugar con mi equipo favorito: la gran Croacia. ¿Vendrán equipos vía DLC? Es una peligrosa posibilidad.

Un detalle que puede generar polémica es la velocidad del juego, inusualmente acelerada. Si bien muchos lo pedían, otros tantos consideran que esto contradice la búsqueda de realismo del juego.

Como pueden ver, tanto Konami como EA han mostrado sus mejores armas en esta pugna por ganarse el afecto de los fanáticos del fútbol. Pero, como digo en el titular del post, hablar de un ganador me parece un debate pírrico. Yo crecí jugando Winning Eleven, pero hoy me divierto igual con ambos juegos.

Tanto PES 2013 como FIFA 13 tienen sus pros y contras, y no por ello se puede desmerecer el esfuerzo de la competencia. ¿Cuál recomiendo? Ambos. Eso sí, antes de hacer la compra, debes probar las demos y elegir cuál se adapta mejor a tus gustos.

Cierro el post y abro el debate: ¿qué juego compraste: FIFA 13 o PES 2013?, ¿cuál prefieres?, ¿por qué?