El fundador de Megaupload, Kim Dotcom, ha anunciado esta semana a través de su cuenta de Twitter que la nueva plataforma Mega, que sustituirá a la desaparecida Megaupload, se pondrá en marcha el próximo 20 de enero a las 6:48 de la mañana, hora local neozelandesa (el 19 de enero a las 14:48, hora argentina).

No está siendo fácil para Dotcom lanzar el servicio de almacenamiento que sucederá al famoso Megaupload, tras el cierre de este y los problemas legales que le acarreó. De hecho, en un primer momento, el empresario tenía pensado alojar el dominio de Mega en Gabón, pero el Gobierno decidió bloquearlo. Gabón, país elegido seguramente para que la dirección fuera tan escueta como ‘me.ga’, comunicó que decidía bloquear este dominio por la sospecha de que el servicio se dedicase a alojar contenidos pirateados.

El nuevo Megaupload se lanzará el 20 de enero

El ministro de comunicación de Gabón, Blaise Louembe, declaró a la BBC que el país “no va a ser una plataforma desde la que se violen los derechos de autor y no va a ser utilizado por gente sin escrúpulos”. Según el empresario, esta aversión de los africanos se debe a la relación estrecha entre el gobierno norteamericano y la empresa dueña del dominio.

Finalmente, el portal se mudó a Nueva Zelanda con la dirección ‘mega.co.nz’. Dotcom está tratando de lavar su imagen y ganarse a su país adoptivo —es alemán— con acciones como un plan para llevar fibra óptica gratuita a Nueva Zelanda. Este proyecto le costaría decenas de millones que quiere conseguir mediante una contrademanda a EE UU y Hollywood por lo que considera una campaña ilegal de desprestigio contra él y sus negocios.

De momento, el propio Dotcom explicó a través de Twitter que cuenta con el respaldo legal neozelandés, además de que el gobierno no se ha negado a que use dicho dominio para albergar su plataforma. En la web oficial, además, permanece un eslogan: “Lo prometemos. Entregamos” (en referencia a que no habrá problemas legales, con lo que se garantizará el alojamiento y descarga de contenidos). En este sentido, Dotcom asegura que se ha cubierto la espaldas desde un punto de vista legal para que el servicio no pueda ser cerrado. Sin embargo, es inevitable que preocupe la supervivencia de una plataforma en la nube que estará en el punto de mira de Estados Unidos y Hollywood y que seguro que se enfrentará a quejas y denuncias, puesto que difícilmente podrá evitar que se alojen contenidos protegidos con derechos.

Teniendo en cuenta lo que pasó con Megaupload, habrá que ver si los usuarios se atreven a guardar en Mega contenido personal importante y no sólo archivos de terceros que quieran redistribuir y que no teman perder. Según el empresario, el 20 de enero, además del lanzamiento de la plataforma, se celebrará una rueda de prensa en la “Mansión Dotcom” para presentar Mega, al mediodía. Ese día tendrá muchas respuestas que responder.