Los chinos nos están colonizando

La China 'coloniza' América Latina

Los chinos nos están colonizando

El gigante asiático es ya el segundo socio comercial de la región, tras EEUU y por delante de la Unión Europea

Un reportaje del periodista Alejandro Rebossio, publicado la semana pasada en elpais.com, revela que China se ha convertido en el segundo socio comercial de América Latina, por encima de la Unión Europea y solo por debajo de los Estados Unidos.

Cuando el presidente Hu Jintao visitó por primera vez la región en 2004, pronosticó que el comercio bilateral alcanzaría los 72 000 millones de euros ($95 305 millones) en 2010 y que la inversión de las compañías chinas totalizaría esa misma cifra entre ese año y 2014.

El comercio superó la meta en 2007 y la inversión, que hasta 2009 sumaba en toda su historia 22 000 millones ($29 000 millones) y suponía menos del 1% de los capitales extranjeros que habían llegado a la región, se ha catapultado en los primeros nueve meses de este año porque se anunciaron nueve grandes operaciones por casi 17 000 millones ($22,5 mil millones), incluida la ampliación de capital de Repsol Brasil que fue suscrita por la estatal china Sinopec.

De las 19 mayores inversiones chinas anunciadas en Latinoamérica desde 2005, solo cuatro se destinaron a la industria y la infraestructura, las demás a la producción de materias primas.

El presidente de China ha hecho un par de giras por Latinoamérica para promover el comercio y alentar a las grandes empresas de su país a invertir o a ganar contratos en la región. A mediados de esta década, las compañías recibieron la orden de expandirse por el exterior, según cuenta Yuan Shaobin, director de Citic Construction, que ha conseguido tres contratos con países latinoamericanos por 2 315 millones de euros ($3 064 millones). China y Latinoamérica casi no comerciaban en 2000 y 10 años después el intercambio se ha multiplicado por 11.

"Sobre China, la buena noticia es que Latinoamérica mantiene una relación intensa con el motor del crecimiento del siglo XXI. Lo preocupante es que nos estamos conectando con la misma estructura exportadora del siglo XIX", dice el director de la Comisión Económica para América Latina, Osvaldo Rosales, al referirse al trueque de manufacturas por materias primas que rigió en tiempos de la revolución industrial británica. Ahora es China la que necesita insumos para ser la fábrica del mundo.

No es que los Gobiernos latinoamericanos renieguen de su relación con China, pero algunos ponen reparos. "China tiene la oportunidad de ejercer un liderazgo positivo", acepta el subsecretario de Comercio Internacional de Argentina, Ariel Schale. "Compartimos el ideal de un crecimiento con inclusión social, pero un escenario en el que solo exportamos materias primas puede atentar contra ese objetivo primordial", añade.

El director de Comercio Internacional de Brasil, Luiz Fernando Antonio, reconoce que hierro, soja y petróleo concentran el 80% de las exportaciones de su país a China, "mientras importamos electrónica y equipos".

Sin embargo, el desarrollo industrial de Latinoamérica favorece que el 46% de sus exportaciones al mundo sea fabril, aunque en el caso de China solo asciende al 11% de sus ventas. (AA)

En el Ecuador

El 54% de la deuda externa total contraída por el Gobierno de Rafael Correa es con China.

La deuda externa total contraída por este Gobierno es de $6 801, de los cuales $3 682 corresponden a préstamos chinos.

En la venta anticipada de petróleo por $1 000 millones el acreedor es Petrochina; Eximbank prestó $1 682 para Coca Codo Sinclair; y este año el CDB otorgó otros $1 000 millones al Ecuador.

China coloniza Argentina

Pekín promueve grandes inversiones agrarias en el exterior para asegurar el abastecimiento de comida a su población
Una firma estatal asiática adquiere 320.000 hectáreas en Río Negro
A diferencia de Europa, otros países consideran muy estratégica la producción alimentaria
Una empresa gubernamental china ha alcanzado un acuerdo con el gobierno regional de Río Negro, en Argentina, para adquirir unas 320.000 hectáreas donde se producirán diversos cultivos, preferentemente soja, trigo y cebada, colza, hortalizas y pastos para ganado.
La operación está protagonizada por la firma 'Granjas Estatales Heilongjiang', perteneciente al grupo Beidahuang que integra múltiples empresas relacionadas con la producción y transformación de alimentos en más de un centenar de grandes explotaciones sobre un área del nordeste de China con una superficie de más de 56.000 kilómetros cuadrados.
El carácter de la inversión y la ambigüedad que impera sobre sus condiciones han desencadenado una gran polémica en Argentina, donde se multiplican las voces que hablan de neocolonialismo protagonizado por corporaciones chinas, que es lo mismo que hablar del propio Gobierno de Pekín, comunista y totalitario.
Las críticas inciden contra las autoridades, por permitir y alentar la operación, y se cuestiona ampliamente la facilidad que se está dando a los inversores chinos, cuando hay múltiples proyectos locales paralizados.
Alimentos para China
El Gobierno de Río Negro destaca las bondades de la inversión en cuanto a la creación de puestos de trabajo y la generación de riqueza, por cuanto que toda la producción se exportará, pero los críticos señalan que la exportación es unidireccional, porque irá toda a China, y que la producción estará dirigida y protagonizada por chinos. Los trabajadores locales que puedan necesitar consideran que serán escasos y para ocupaciones accesorias. Señalan además que mejor sería desarrollar en Argentina todas las potencialidades para producir más y vendérselo a quien lo necesite, por ejemplo China. Eso sí sería exportar, pero no facilitar a China que entre para producir lo que necesita y llevárselo.
Apoyan estas críticas los favores que se están concediendo a los chinos en cuanto a utilización de recursos de irrigación, con infraestructuras ya hechas y facilidades para completarlas con rapidez -incluso cambiando normativas-, así como en las exenciones fiscales que se preparan.
Los inversores chinos no se han arredrado a la hora de explicar que su intención es asegurarse producciones alimentarias estratégicas para garantizar el abastecimiento de su población, y por tanto todo lo que produzcan en Argentina viajará a China.
En realidad es lo mismo que viene haciendo el Gobierno de Pekín desde hace años, impulsando inversiones de todo tipo en diversos países, iberoamericanos y africanos sobre todo. Corporaciones chinas -o sea, el Estado chino- tienen grandes intereses de aprovisionamiento alimentario consolidados en Brasil, Paraguay y la propia Argentina, a través de anteriores operaciones inversoras. De igual modo copan enormes extensiones de terrenos en países africanos como Zimbaue, Namibia, Congo, Angola, Mozambique, Senegal...
En muchos casos los inversores chinos entran en otros sectores de interés, como el petrolífero y el minero. La extracción de coltán -mineral utilizado en aparatos de informática y telefonía móvil-, por ejemplo, centra actuaciones chinas como de otros países, pero a diferencia de los europeos o de Estados Unidos, que se limitan a explorar y explotar recursos mineros y energéticos, China y otros países asiáticos se interesan cada día más por controlar producción de alimentos.
De igual manera comienza a interesarse por este aspecto la India, cuya población supera los 1.100 millones de personas. China cuenta ya con más de 1.300 millones.
Resulta sorprendente que, ante tantas evidencias foráneas en este sentido, la vieja Europa no se dé cuenta de por dónde van los tiros y, pese a lo que se dice a menudo, la realidad es que sigue sin contemplar la agricultura como un sector estratégico.
Otros toman posiciones
Muchos expertos denuncian continuamente el error europeo en descuidar este frente de la soberanía alimentaria ante el que otros están tan atentos. No se trataría de seguir pautas de estilo neocolonial, pero sí prestar más atención a la producción propia, asegurando que no mengue.
Entre tanto, China planea invertir 1.500 millones de euros en los próximos 20 años solo en el proyecto de Río Negro, donde, además de poner en producción unas 320.000 hectáreas que hoy están en su mayoría yermas por falta de regadío, construirá las infraestructuras necesarias para llevar agua, en colaboración con el Gobierno regional.
El proyecto de la empresa Heilongjiang Beidahuang State Farms Bussines Trade Group (Grupo Granjas Estatales) incluye, entre otras obras, el desarrollo de infraestructura portuaria y la generación de energía.
Beidahuang y el Gobierno de Río Negro informaron en un comunicado conjunto que este proyecto de inversión creará 100.000 puestos de trabajo para toda Argentina , ya que Río Negro no cuenta con la población suficiente para satisfacer esta demanda. Muchos ven este punto con cierto escepticismo, al tiempo que se anuncian posibles conflictos con dueños de las tierras, puesto que muchas fincas están en manos de pequeños propietarios.

Comentarios Destacados

@Pablopolis +29
Los chinos y las palomas van a dominar el mundo.


america latina

17 comentarios - Los chinos nos están colonizando

@andabal -6
eso lo vienen diciendo hace 20 años facil
@Pablopolis +29
Los chinos y las palomas van a dominar el mundo.


america latina
@FlavioGD_AV -1
Si no son los Chinos son los Yankis asi que.....
@gercoco55 +5
solo china es la 3ra parte de la poblacion del mundo que esperaban???
@Dragon-lp +8
La culpa no lo tienen los chinos sino los hijos de puta de nuestros representantes que se dejan saquear el pais, después se llenan de las Malvinas hablando y la SUBE es promovida por los ingleses ni hablar de la fragata
@wellmapukun +4
no solo eso, nuestros recursos, la mayoria en manos francobritanicas, ni hablar de los preoductos que consumimos, hellmmann's, savora, pampers, incluso el mantecol es britanochileno
@Zuarzeneguer
estas hablando de macri verdad??? digo porq el plan britanico de SUBE es traido gracias al vendepatria de macri
@Superdaga +1
Pekín promueve grandes inversiones agrarias en el exterior para asegurar el abastecimiento de comida a su población Una firma estatal asiática adquiere 320.000 hectáreas en Río Negro


Falso , lo iba a alquilar pero no pasó nada.
@jurimartin +6
había un tuerto que prometió inversiones chinas... ¿cómo se llamaba?
@pablo00006
Si seguimos con los K prefiero que me colonicen los chinos, porque por lo menos ellos en los ultimos diez años a comparacion nuestra crecieron a tazas nunca vistas, en cambio nosotros ya pasamos el nivel del suelo y es estamos bajo tierra.
Ademas mas de un zurdito estria contento con el regimen comunista chino
@Samnita +1
De los españoles a los ingleses, de los ingleses a los yanquis..y ahora de los yanquis a los chinos???Cuando podremos ser libres y soberanos REALMENTE?