Inseguridad, sin fin: 10 muertos en un día


La sociedad reclama por más seguridad (archivo).
10 muertos en un día, No sirvió de nada el 8N

En el Conurbano bonaerense, seis personas perdieron la vida al ser víctimas de la terrible ola delictiva. Los otros hechos se registraron en Santa Fe, Rosario, Córdoba y Necochea.



Los homicidios producidos en el Conurbano se localizaron en San Miguel, La Matanza, Ituzaingó y Quilmes. Uno de los casos más impactantes se produjo en la última localidad, en el barrio Parque Calchaquí. Allí, un sujeto de 37 años, con antecedentes penales por piratería del asfalto, fue asesinado de un tiro debido a un aparente ajuste de cuentas. Por el hecho, la policía apresó a un chico de 15 años, quien sería un sicario contratado para cometer el crimen.


Fuentes policiales explicaron que al cruzar la calle el hombre fue sorprendido por dos jóvenes que se movilizaban en una moto, quienes sin mediar palabras y sin darle tiempo a reaccionar le dispararon tres balazos.
La Matanza también fue protagonista de la ola delictiva. A dos jóvenes de 19 y 22 años les pegaron un tiro durante una pelea, en la localidad de Virrey del Pino. En el barrio San Alberto, perteneciente al mismo partido bonaerense, mataron a otro joven de 19 años a bordo de un auto, publicó el sitioinfobae.com.
Un adolescente, en este caso de 16 años, fue asesinado en Rosario, por la zona de Puerto Gallegos. El hermano de la víctima fue testigo del ataque e identificó al supuesto agresor ante la policía.
La violencia incluyó también un femicidio. En Oliva, a 100 kilómetros de Córdoba capital, a un joven de 23 años lo detuvieron luego de haber matado a su ex novia de seis puñaladas.
La vida de Walter Pintos, un hombre de 37 años, terminó también luego de ser baleado cerca de su casa en la esquina de Espora y El Zonda. Hasta la noche del martes, la policía no había logrado establecer el móvil del homicidio.
Mientras que en Necochea, una pelea entre remiseros terminó con uno de ellos muerto, Luis Ángel Ugolini, de 72 años, y el otro, herido. Por circunstancias que la policía investigaba, se produjo una discusión entre la víctima y el chofer que debía reemplazarlo en la conducción del remís. La pelea terminó con Ugolini muerto de siete puñaladas y el agresor, herido y detenido.
Ituzaingó fue escenario de otro homicidio. En una obra en construcción situada en esa localidad –en Bacacay al 100–, el cuerpo sin vida de un sereno, de 50 años, fue hallado estrangulado y golpeado. Según la policía, la víctima se trata de Juan Carlos Quiroga. Los investigadores tampoco pudieron detener a ningún sospechoso desde la noche de la víspera.