La presidenta Cristina Fernández de Kirchner se refirió al fallo de la Cámara de Apelaciones a favor de Argentina, señalando que el litigio con los fondos buitre “no es un caso judicial, sino que es eminentemente político”.

CFK2015: "Caranchos y buitres de adentro"


“Los buitres y los caranchos no están solamente fuera (del país), también hay desafortunadamente adentro, y muchas veces se lanzan sobre el Estado”, sostuvo ayer la presidenta Cristina Fernández, en clara referencia a las presiones de parte de fondos especulativos. Es la primera referencia de la Presidenta luego de que la Cámara de Apelaciones de Nueva York aceptara el pedido del gobierno argentino para que se suspenda la obligación de pagar 1330 millones de dólares a fondos buitre como falló el juez Thomas Griesa. “Fue una semana muy especial, sufrimos el acoso y el asedio, desde afuera y desde adentro”, reiteró CFK durante el acto de lanzamiento de créditos para la construcción de once mil nuevas viviendas del plan Pro.Cre.Ar (ver aparte), que se realizó en Casa de Gobierno. En su discurso, transmitido por cadena nacional, destacó que la inversión para estas obras “es posible gracias a la recuperación de la administración de los fondos previsionales”.

“Se puede nacer en Argentina, pero se requiere algo más que eso para ser argentino; es defender la bandera nacional por sobre cualquier bandería política o interés sectorial”, detalló CFK durante su discurso en el salón del Museo del Bicentenario, acompañada por el vicepresidente Amado Boudou, el ministro del Interior, Florencio Randazzo; el viceministro de Economía, Axel Kicillof, y el titular de la Anses, Diego Bossio. La mandataria aseguró que el litigio con los fondos buitre “no es un caso judicial, sino que es eminentemente político”, subrayó Cristina. En cuanto a la presentación que realizó el Gobierno en la Cámara de Apelaciones y que obtuvo una respuesta favorable, sostuvo que “servirá para que tomen en cuenta no solamente argumentos jurídicos”, y apuntó a los que “ganan plata cada vez que un país quiebra y especulan con la desesperación y la tragedia de la muerte”.

La Presidenta y el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, denunciaron que los fondos buitre habían adquirido seguros contra default para favorecerse en caso de incumplimiento de la Argentina en el pago de obligaciones, mientras se interponían con sus escritos judiciales al normal desempeño de los mecanismos de pago (ver aparte). “No se puede vivir en una sociedad que baja los brazos, por eso siempre digo que voy a seguir luchando con todas mis fuerzas para defender los intereses de nuestro pueblo”, señaló Cristina. “Me comprometo como Presidenta a seguir luchando con todas mis fuerzas, con todas mis ganas, con todas mis ideas, con todas mis acciones, con todas las políticas para defender los intereses de éste, nuestro pueblo, nuestro país y nuestra Nación”, afirmó.

En referencia a los ataques que el país vive desde “adentro”, hizo mención a los juicios que se hicieron contra el Estado luego de la estatización de las AFJP. “Durante doce años, en que la gente no se podía jubilar, no se registraba ningún juicio contra las AFJP; cuando retomó la administración el Estado, hubo una catarata de juicios. Sin embargo, hoy podemos decir que el 95 por ciento de la gente en edad de jubilarse tiene un haber y un aumento dos veces por año.” Detalló entonces que esa recuperación es la que permite que se lleven a cabo obras como el plan Pro.Cre.Ar, para la construcción de 400.000 unidades habitacionales hasta el 2015.

Según datos provistos por la Presidenta en su discurso, en el marco del Pro.Cre.Ar ya hay 2000 familias escrituradas, 2576 en proceso de escrituración y 4612 de las soluciones para familias sin terreno. En el acto de ayer se lanzaron más de 11.000 viviendas en distintas provincias y municipios, para familias sin terreno, por un total de 4980 millones de pesos, en 31 proyectos urbanísticos. Por cada 1000 casas que se construyan se crean 4000 puestos de trabajo, que la mandataria desgranó por sector: cemento, ladrillos, siderurgia, maderas y muebles, cerámica, aserraderos. plásticos, y hasta transportistas de carga, entre otros.


buitres