Ninguna enfermedad por virus tiene remedio. Hasta ahora ni el virus de la gripe, el resfrío, el dengue, ni mucho menos el VIH, han sido combatidos por un antibiótico; por lo tanto, hablar de la posibilidad de curar una enfermedad como el sida sigue siendo una perspectiva lejana.

Así lo manifestó el recocido oncólogo Elmer Huerta, quien además vio poco probable que la vacuna contra el virus del VIH esté muy cerca de ser descubierta.

"El VIH tiene una capacidad increíble de mutar; muta muy frecuentemente; es decir, cambia en su superficie; y recordemos que las vacunas se hacen estudiando la superficie de los virus, pero como el VIH cambia todo el tiempo, entonces no puede haber una sola vacuna, no se puede hacer un tiro al blanco", explicó a RPP Noticias.


Sin embargo mencionó que existen casos muy especiales donde las personas presentan una resistencia a estos virus. Recordó que una de estas personas donó parte de su médula ósea al norteamericano Timothy Brown, un paciente curado oficialmente del sida.

"El 1% de los hombres blancos tiene una resistencia a la infección; por más virus que le entren nunca se van a enfermar porque tienen la capacidad de rechazar al virus. Sin embargo realizar un tratamiento de trasplante de médula ósea es terriblemente peligroso; entonces este tipo de intervención no es una solución para la cura del sida", comentó.

En ese sentido recomendó a la población seguir adoptando las medidas preventivas ante el VIH, pues las principales vías de contagio se dan a través de las relaciones sexuales y las transfusiones de sangre inseguras.