Probamos la nueva Wii U de Nintendo


El pasado jueves 29 de noviembre fuimos invitados por la gente de Alimac a probar por primera vez la Wii U, la nueva y flamante consola de Nintendo. Una máquina que viene levantando mucha expectativa, polémica, puteadas y elogios por igual; por lo que estábamos muy ansiosos de poder probarla de primera mano y sacar nuestras propias conclusiones. Ante todo quiero aclarar que estuvimos más o menos una hora con la máquina por lo que estas primeras impresiones no son más que eso con lo justo que pudimos ver y probar.

Arranquemos con la mayor característica de la consola: el control. El bendito Gamepad/Tablet. Este armatoste de joystick a simple vista puede causar rechazo debido a su tamaño pero una vez que lo tenemos en nuestras manos comprobamos la realidad del mismo: contra todo pronóstico la cosa esta es cómoda. La posición de los sticks puede parecer loca pero apenas lo tomamos vemos como nuestros pulgares quedan sobre ellos en posición de descanso por lo que el agarre del mando se siente muy cómodo. Los botones también están bastante copados y como únicas quejas en este sentido se podría decir que los gatillos tienen un recorrido más corto a lo que estamos acostumbrados y que la cruceta no parece ser muy apta para los juegos de pelea.

Videojuegos


Otra cosa que sorprende es su peso. Es apenas un poco más pesado que el mando de Xbox 360 por lo que tampoco vamos a sentir incomodidad en ese aspecto. La pantalla también se ve muy linda y es realmente impresionante la carencia de retraso entre lo que vemos en el gamepad y lo que sucede en la TV. La Wii U vuelve a utilizar el mismo sensor de movimiento y punteros de Wii así que todos aquellos que ya hayan tenido la anterior consola se van a sentir como en casa porque la sensación del control es idéntica. El gamepad cuenta también con una cámara, parlantes y micrófono incorporados y por lo poco que pudimos ver parecen funcionar bastante bien (mención para el volumen y nitidez de los parlantitos, mucho mejores que la garompa que tiene el Wiimote).

consola


Un tema que preocupa a muchos es la duración de la batería. A ver… nosotros llegamos bien entrada la tarde y fuimos el último medio en probar la consola que ya había estado prendida casi todo el día y para ese momento el gamepad estaba descargado del todo. Según nos dijeron los chicos de Alimac, la batería dura apenas 2 horitas contra las 5 horas que prometía Nintendo oficialmente. Lamentablemente es algo que no pudimos comprobar por nosotros mismos pero es un dato muy importante a tener en cuenta. Sobre todo porque (y acá viene el mayor pijazo de la consola) el joystick no se carga enchufándolo en la consola sino que tiene una fuente aparte. Y esta fuente es, como era de esperarse, de 110v. Así que más vale que vayan consiguiéndose varios transformadores y zapatillas. De todas maneras también viene una base para recargarla muy parecida a la de la Nintendo 3DS que de alguna forma simplifica un poco el asunto.

gaming


El menú de la consola se maneja en el gamepad y es prácticamente igual al de la Wii. Tenemos toda la pantalla dividida en cuadriculas y podemos distribuir los íconos como queramos. En la TV mientras veremos a nuestro Mii moverse y buchonear las últimas cosas que estuvimos haciendo en la máquina (así que ojo si quieren usar la Wii U para ver porno). Si tenemos la consola conectada a internet es acá donde vamos a ver el Miiverse y a todos los Miis de nuestros amigos.

Vamos ahora a los juegos. Pudimos probar 2: Nintendo Land y Batman Arkham City. Arranquemos con Nintendo Land que es el más interesante. En un primer vistazo podría aparentar ser simplemente “el Wii Sports de Wii U”. Y en cierta medida es así porque el título sirve para demostrar varias de las capacidades de la consola pero tampoco hay que menospreciarlo porque los mini juegos están muy bien trabajados y todos son diez veces más complejos que los que encontrábamos en Wii Sports.

Voy a hablar un poquito sobre los que pudimos probar. Arrancamos con el Takamaru's Ninja Castle que es un shooter sobre rieles en el cual debemos sostener el gamepad de forma vertical y luego bajarlo horizontalmente para ir lanzando shurikens a los ninjas que nos aparecen en pantalla. Para hacer esto basta con deslizar nuestros dedos sobre la pantalla táctil y apuntar utilizando el puntero. Conforme íbamos avanzando los enemigos se iban volviendo cada vez más complicados. Me resultó muy divertido y tiene potencial para volverse muy adictivo en niveles más altos.



Luego siguió el turno de Donkey Kong's Crash Course en el que tenemos que manejar un carrito a través de una serie de obstáculos inclinando el gamepad hacia los costados para ir dándole dirección. En la TV vemos el nivel entero mientras que en la pantalla del mando se hacía un zoom sobre el carrito. Fue el más salado de todos los que probamos.

En Yoshi's Fruit Cart tenemos a Yoshi desde una vista aérea y nuestro objetivo es trazarle un camino en la pantalla del gamepad para que recoja todas las frutas esparcidas por el nivel. El problema está en que las frutas (y los distintos obstáculos) solo los vemos en la TV y tenemos que ir comparando de la mejor forma posible las 2 pantallas para trazar el camino con éxito. Es un jueguito bastante boludo pero a mí personalmente me pareció entretenido, de esos que sirven para matar ratos muertos.

El último -y más interesante- que probamos fue The Legend of Zelda: Battle Quest que puede ser jugado por hasta 5 personas. Nuestros Miis aparecen en un escenario y se mueven sobre rieles y debemos ir eliminando a los enemigos que nos van apareciendo. El jugador del gamepad toma el rol de un arquero, apuntando con la pantalla del mismo mientras que los otros jugadores desde la TV blanden espadas utilizando los Wiimotes. No lo llegamos a probar todo lo que hubiésemos podido pero fue sin dudas el más divertido de todos y el que más potencial tiene. El control de la espada era igual al del último Zelda Skyward Sword por lo que seguramente en niveles más avanzados los enemigos van a utilizar las molestas coberturas de ese juego.

juegos


Gráficamente no hay mucho que decir sobre Nintendo Land, no es un juego creado para explotar las capacidades técnicas de la consola. Si se puede decir que se ve “lindo” y punto. Cumple su cometido con escenarios y personajes muy coloridos y la alta definición le sienta muy bien a los Miis y su universo que ya no va a aterrorizarnos más con los serruchos si lo enchufamos en un LCD.

Y ahora sí nos toca hablar del Batman que podría hacer el análisis más corto de la historia en una sola línea: Es un port de mierda de un gran juego. Así de fácil. Si todavía no disfrutaron Arkham City y estaban esperando esta versión para hacerlo, piénsenlo dos veces si tienen la posibilidad de acceder a alguna de las otras. Ver se ve un poco peor que las versiones de PS3/360 pero corre mucho peor, cada dos por tres (sobre todo cuando aparecen muchos enemigos) los cuadros caen violentamente. También hay muchas texturas lavadas y serruchos. Las novedades del control por lo que pude ver son bastante boludas y pasan por cosas como revolear el batarang con la pantalla táctil, tener todo el tiempo el mapa y la interfaz ahí y activar determinados poderes y la visión de detective.

Nintendo


La consola ya se está empezando a conseguir en el país y lamentablemente tengo que decir que la diferencia de precio con el oficial de USA es abismal. No puedo dar un número exacto porque varía mucho dependiendo del local en donde busquemos pero están cobrando entre 4 y 5 lucas por el modelo Deluxe.

En fin, supongo que estarán esperando en este momento algún tipo de conclusión… está difícil. Es demasiado pronto y no tuvimos mucho tiempo para experimentar a fondo las características de la máquina ni sus juegos. Lo que sí puedo sacar en limpio es que tu primera impresión va a depender mucho de la predisposición inicial que tengas. Si sos fanático de Nintendo y te cabe toda la onda que arrancó en la anterior generación con Wii y DS, entonces es más que seguro que la vas a pasar joya con una Wii U. Si sos de los que piensan que la Wii es lo peor que le pasó a la historia del gaming y esperas que esta consola sea la salvación del Nintendero Hardcore, solo el tiempo lo dirá. La tecnología está y funciona muy bien pero habrá que esperar la salida de más software para ver de qué maneras copadas se utiliza el mando y cuál es la verdadera potencia gráfica que esconde la máquina.

noticias