Un tercio de los argentinos no llega a final de mes

Un tercio de los argentinos no llega a final de mes

Juan Ignacio Irigaray | Buenos Aires
Actualizado lunes 03/12/2012 13:19 horas



Poliarquía Consultores, una de las empresas de sondeos más serias de Argentina, ha estudiado el ingreso económico de los argentinos y ha concluido que un tercio de la población urbanizada tiene dificultades para llegar a fin de mes.

El trabajo de campo fue realizado en noviembre pasado en 40 ciudades de todo el país, con más de 10 mil habitantes, y el tamaño de la muestra abarcó a un millar de personas, consultadas vía telefónica.

De ese análisis se ha desprendido que en la 'cuesta' de la compra familiar el 11% tiene grandes dificultades, 22% padece problemas, 52% llega justo al último día de mes, y el 14% vive holgadamente y sin estrecheces.

Eso significa que, si se extrapolan los números, al 33% de los 40 millones de argentinos no le alcanzan sus ingresos para vivir en forma normal. Y poco más de la mitad no puede darse grandes alegrías de consumo.

La responsabilidad principal es de la rampante inflación, que desde 2007 oscila en 25% anual, según estudios privados fiables, pues el Gobierno intervino el instituto de estadísticas y miente que la subida sólo llega a 8,9% al año.
Por debajo del umbral de la pobreza

La negociación en convenios de trabajo (paritarias) año a año nunca alcanza a la inflación. "Los precios suben en ascensor y los salarios, en escalera", bromeaba Juan Perón, el militar tres veces presidente y fundador del partido del proviene la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Entre los más afectados por la flacura del bolsillo figuran las mujeres. Un 40% de ellas admite problemas económicos, contra 26% entre los hombres. Es lógico: la pensión más cobrada es de 2000 pesos (260 euros), es decir, por debajo del umbral de la pobreza.

La disparada de la inflación es tal que uno coge a tal precio una mercancía y la mete en el carrito. Pero al llegar a la caja y pagar el valor ha subido. El remarcado de precios es imparable, según una investigación del diario 'El Cronista'.