EEUU se negó a condenar el nazismo


La Asamblea General de las Naciones Unidas ha aprobado una resolución que condena la glorificación del nazismo. El proyecto fue preparado por Rusia y aprobado por la mayoría abrumadora de los países miembros de la ONU. Sin embargo varios países europeos se abstuvieron de la votación, mientras que los EEUU y Canadá votaron “en contra”. La posición de estos países ha causado cierto desconcierto en Moscú.

En el documento aprobado por la ONU, se expresa la preocupación de que en el mundo, aparecen cada vez más los movimientos que promueven el racismo y la xenofobia. Uno de los temas mencionados fue la destrucción y la profanación de los monumentos erigidos en honor a los combatientes que lucharon contra el nazismo. En la resolución se subraya que en varias repúblicas del Báltico, se organizan eventos para glorificar a los seguidores de Hitler. Estos procesos tienen un trasfondo socio-económico, considera el miembro del Comité de la Duma de Estado en los Asuntos Internacionales, Alexander Babakov.

—Vemos que en ciertos países se desarrollan los movimientos separatistas, en otros, el extremismo. Por desgracia, todo es parte de la civilización del ser humano. Sin embargo, estos movimientos no deben prevalecer y deben estar bajo el control de la sociedad, no solo desde el punto de vista judicial sino ideológico. No se puede permitir que semejantes ideas penetren en la mente de las personas reemplazando aquellos valores gracias a los cuales nuestra civilización se está desarrollando.

La resolución fue apoyada por la gran mayoría de los miembros de la ONU. Sin embargo varios países europeos se abstuvieron de la votación, mientras que los EEUU, Canadá y las islas Marshall votaron “en contra”. La posición de los europeos fue aclarada por el representante de Noruega. Según él, justamente la falta expresarse libremente condujo a Anders Breivik a los actos terroristas. Una opinión similar fue expresada por los estadounidenses. Para EEUU, la resolución viola los derechos de la libertad de expresión. Es imposible luchar contra el racismo mediante las prohibiciones.

La Asamblea General de la ONU adopta semejantes resoluciones desde el año 2005. Cada año, dentro de la organización hay países que rechazan a apoyar la iniciativa. Entre los países que se abstienen se encuentra Ucrania. Este hecho fue marcado en la declaración del miembro permanente de Rusia ante la ONU. Allí aparece que el rechazo de Kiev de condenar la glorificación del nazismo es lamentable.