Malvinas: protestas británicas hacia Argentina


Castro fue citada por el Reino Unido por "intimidación" sobre las Malvinas

Se queja por una supuesta “acciones de acoso” contra buques en las islas que la embajadora argentina había rechazado.

El Reino Unido citó hoy a la embajadora de Argentina en Londres, Alicia Castro después de que hombres enmascarados saquearon oficinas de una compañía naviera en Buenos Aires, un acto que la cancillería británica alega que busca disuadir a buques de visitar las disputadas Islas Malvinas.

Castro había rechazado "enérgicamente" las quejas del gobierno británico por estas supuestas "acciones de acoso" contra buques vinculados a actividades en las Islas Malvinas.

La diplomática había sido convocada hoy por el director general de Defensa e Inteligencia de la Cancillería británica, Robert Hannigan, quien le expresó el malestar de su gobierno por las licencias que Buenos Aires otorga para la pesca del calamar en la zona económica exclusiva argentina.

El Ministerio de Asuntos Exteriores, que calificó el incidente de la naviera como un "acto violento de intimidación", dijo que citó a Alicia Castro, después que invitaciones previas fueron ignoradas, informaron en La Nación.

Un funcionario dijo que el Reino Unido estaba preocupado por no haber recibido garantías de que empresas con vinculaciones británicas no sean atacadas de nuevo. El funcionario dijo que Gran Bretaña estaba preocupada porque los atacantes pudieran tener respaldo del Estado.

Reclamo. "El Reino Unido se queja porque prefiere pescar nuestro calamar en las aguas que rodean a las Islas Malvinas, apropiándose de nuestros recursos", había señalado la embajadora.

"Del mismo modo pretenden apropiarse de los hidrocarburos mediante su exploración y explotación ilegal", añadió.

El funcionario británico también se quejó de supuestos hostigamientos a cruceros turísticos que van a las Islas Malvinas, lo que fue desmentido por la representación argentina.

"Preocupa que el gobierno británico desconozca la declaración formulada el lunes pasado ante la Organización Marítima Internacional (OMI), donde se demostró que Argentina no incurre en violación alguna de sus compromisos internacionales en el marco de la Convención de Derecho del Mar y de la normativa de la OMI", expresó la embajada en un comunicado.

La sede diplomática recordó que esa declaración fue apoyada explícitamente por todos los países de América Latina, mientras que la postura británica no tuvo ningún respaldo.

Tras la reunión en el Foreign Office, Castro manifestó que "las legislaciones aludidas por el Reino Unido que regulan la navegación de cabotaje entre el territorio continental argentino y las Islas Malvinas tienen por objeto proteger los recursos naturales bajo su soberanía y jurisdicción".

Expresó que esas normativas también "rechazan las ilegítimas actividades de exploración y explotación de hidrocarburos desarrolladas en la plataforma continental argentina".

Hannigan adelantó que dará a conocer estas quejas al Parlamento británico y a la prensa de ese país.

Por su parte, la embajadora aprovechó el encuentro para reiterar la disposición argentina al diálogo para reanudar las negociaciones a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía.





malvinas

islas malvinas argentina

robo brit�nico




Comunidad


Comunidad


usurpaci�n brit�nica

protesta pirata